Bolsa, mercados y cotizaciones

'Fidelity Iberia' adelanta a EDM y ya es el tercer mayor fondo de bolsa española

  • Su patrimonio se eleva a 449 millones de euros
  • Aprovecha la revalorización de sus activos y a la entrada de dinero nuevo
Foto: Dreamstime

El fondo Fidelity Iberia aún está lejos de arrebatar a la gestora del Banco Santander la primera posición por patrimonio con su fondo de bolsa española, que un día sí que ocupó de la mano de Firmino Morgado (ahora en Man GLC) al reunir más de 1.000 millones de euros. Hoy atesora 449 millones, que son suficientes para convertirse en el tercer mayor fondo de bolsa española. Supera, así, a EDM Inversión, que se queda en la cuarta -aunque ambos fondos se disputan ese tercer puesto continuamente-. Desde la gestora explican que este sorpasso ha sido posible tanto por la revalorización de sus activos como por la entrada "tímida" de dinero nuevo.

Respecto al primer motivo, Fidelity Iberia es el segundo fondo de bolsa española que más sube este año, según datos de Morningstar (a 13 de noviembre). Un 15%, que solo supera un fondo apalancado de la gestora de CaixaBank (Caixabank Bolsa España 150 Estándar), que avanza un 15,61% en el mismo periodo. Son ocho puntos porcentuales más de lo que ganan, de media, el conjunto de los fondos de bolsa española.

Sobre el segundo, las suscripciones o reembolsos que se producen en el fondo de la gestora americana suelen usarse como termómetro para medir la postura del inversor extranjero hacia la bolsa española. En agosto, cuando se recrudeció la guerra comercial y se invirtió la curva de tipos desatando las alarmas de una recesión, Fidelity Iberia captó dinero. Y en las últimas semanas también lo ha hecho, aunque "tímidamente" -esas suscripciones no tienen en cuenta los días posteriores a las elecciones generales en España, que han provocado que el Ibex 35 abra una brecha mayor frente a sus comparables europeos-.

Las claves de su 15%

Entre los factores que están detrás de la rentabilidad del 15% que consigue el fondo que gestiona Fabio Riccelli, desde 2014, y Karoline Rosenberg, que se incorporó más tarde, en marzo del año pasado, se encuentran la exposición al sector inmobiliario y, en particular, a Inmobiliaria Colonial, que está entre las diez compañías que más pesan en su cartera. También ha ayudado, explican, las posiciones en utilities (Iberdrola es la segunda compañía que más pesa en el fondo) y la infraponderación al sector bancario, castigado en bolsa por la demora de la subida de tipos de interés en Europa. A cierre de octubre tenía a CaixaBank y Santander en cartera. Este último, por su posición a Brasil, comentaban los gestores en el último documento informativo del fondo, y por la reestructuración que se prevé que haga para simplificar su estructura.

Por contra, lo que ha afectado negativamente a Fidelity Iberia ha sido su exposición al sector industrial, donde está sobreponderado, debido a una selección de valores muy expuestos a Latinoamérica, y sobre todo a Argentina, que se han visto afectados por la debilidad de este mercado tras el cambio de Gobierno en el país.

Mientras los fondos que invierten en bolsa europea han visto entrar más de 3.000 millones de euros este año, en los de bolsa española el dinero se resiste a entrar. Según los datos de Inverco, los reembolsos netos alcanzan los 1.400 millones en 2019.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.