Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca se queda sin 833 millones de comisiones pero tiene 138 bajo la manga

  • Las entidades financieras están tratando de monetizar la relación con sus clientes
Foto: Dreamstime
Madrid

Las grandes entidades financieras españolas ya están comenzando a notar en sus carnes los efectos del cambio de perfil de sus clientes y el impacto de Mifid II en uno de los segmentos de negocio que se han convertido en más estratégicos en los últimos años: la gestión de activos. Durante los nueve primeros meses del año, los ingresos por comisiones en fondos de inversión y planes de pensiones de las siete principales gestoras por volumen patrimonial (sin contar Kutxabank) han caído un 27% respecto a finales de 2018, pasando de 3.101 millones de euros a 2.268 millones.

Si se compara de forma interanual, Bankinter es el grupo que más bajado sus ingresos, con una caída del 10%, seguida de CaixaBank, que ha experimentado una rebaja del 4,7%.

Esta reducción de los beneficios de los bancos por este concepto probablemente se agrandará de aquí a finales de año, ya que gran parte de los flujos de dinero se han dirigido desde principios de 2019 hacia los fondos más conservadores, donde las comisiones de gestión son más reducidas y los ingresos para las gestoras, por tanto, menores.

Según los últimos datos de Inverco, los fondos de renta fija han captado hasta octubre casi 8.900 millones de euros, lo que ha elevado su patrimonio hasta los 71.300 millones de euros, un 23% más del volumen con que cerraron el año pasado. Los números rojos con que terminaron 2018 llevaron a los inversores a refugiarse en los fondos de deuda, que se han beneficiado del cambio de política monetaria de los bancos centrales, con más rebajas de tipos en EEUU y más inyección de liquidez en Europa, lo que ha aupado el precio de los bonos soberanos.

Este buen comportamiento de los activos de deuda, que se ha visto reflejado en la rentabilidad de este tipo de fondos, ha hecho de efecto llamada a los inversores. Pero las gestoras han visto como sus ingresos por comisiones de gestión se han reducido de manera considerable, en un momento en que la gestión de activos se ha convertido en un área de vital importancia para el negocio de los grupos bancarios.

Esta es la razón por la que las entidades financieras están tratando de monetizar la relación con sus clientes a más largo plazo. Con la entrada en vigor este año de Mifid II, la directiva europea que obliga a explicitar los costes de los productos de inversión, las firmas han impulsado la gestión discrecional de carteras, que permite cobrar una comisión por este servicio, aparte de las comisiones de los fondos en los que invierte, que en una parte importante son del mismo grupo.

Comisión de custodia

Para los clientes de banca privada que no quieren circunscribirse a la gestión discrecional, las entidades han encontrado en la comisión de custodia otra vía de ingresos adicional. Si un inversor quiere contratar un fondo de una gestora internacional a través de su red, el banco le cobrará una media del 0,3% en concepto de custodia. Una tasa que ha comenzado a aplicar a los fondos indexados, porque no le dejaba margen en su distribución, y que las firmas han generalizado a los fondos activos de otras gestoras. Teniendo en cuenta que el volumen distribuido de fondos de terceros, tanto nacionales como internacionales, asciende a 46.147 millones de euros, según los datos de Inverco, la cifra máxima que podrían obtener por custodia podría ser de 138 millones de euros, considerando que en ocasiones los bancos perdonan esa comisión en función del patrimonio y vinculación de sus clientes.

Cuanto ganan las gestoras por comisiones de gestión en fondos y planes

Los bancos son conscientes del nuevo entorno en el que deberán moverse. José Antonio Álvarez, consejero delegado del Santander, aseguraba en la última presentación de resultados de la entidad que las comisiones medias de los fondos son más bajas por la naturaleza de los productos que se venden.

Esta reducción de las comisiones de gestión está haciendo mella también en las sociedades y agencias de valores. Según los últimos datos de la CNMV, los ingresos por este concepto han caído casi un 13% en el primer semestre, hasta los 604 millones de euros, casi la mitad de lo que ganaron en 2011.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.