Bolsa, mercados y cotizaciones

La Fed rebaja tipos por tercera vez este año hasta un rango del 1,50% y el 1,75%

  • La Fed podría mantener los tipos intactos en lo que resta de año
  • Powell asegura que "la política monetaria se encuentra en un buen lugar"
Nueva York/ Madrid

El Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) vuelve a cumplir con las expectativas del mercado y rebaja por tercera vez desde el pasado mes de julio los tipos de interés en 25 puntos básicos. Un recorte que deja el precio del dinero en un rango de entre el 1,50% y el 1,75%, niveles no registrados desde marzo del año pasado.

"A la luz de las implicaciones en los desarrollos mundiales para el panorama económico, así como las presiones inflacionarias tenues, el Comité decidió reducir el rango objetivo para la tasa de los fondos federales al 1,50% y el 1,75%", rezó el comunicado al cierre de la reunión del miércoles.

Una decisión que volvió a contar con la disidencia de algunos de los altos funcionarios con derecho a voto dentro del Comité encargado de dictar la política monetaria del país. De los 10 miembros, la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, y su homólogo en la Fed de Boston, Eric Rosengren, se opusieron a la rebaja de tipos de interés, como ya hicieron en ediciones anteriores.

No obstante, el FOMC eliminó de su mensaje su intención de "actuar según corresponda para mantener la expansión", una expresión utilizada desde el pasado junio para adelantar ajustes en su política monetaria. En su lugar el Comité optó por "continuar monitoreando las implicaciones de la información entrante para el panorama económico mientras evalúa la ruta apropiada del rango objetivo para la tasa de los fondos federales", lo que implica que el banco central da por terminado, de momento, sus rebajas de tipo.

Durante su rueda de prensa, el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que "la economía de EEUU registra su onceavo año de expansión y su proyección sigue siendo estable" y reiteró que la "política monetaria se encuentra en un buen lugar" aunque "no en un curso preestablecido".

En este sentido matizó que será necesario una "revaloración material de nuestra perspectiva" (económica) para avalar futuros cambios en los tipos. También dejó claro que la Fed "no está pensando en estos momentos cuándo subirá los tipos".

Continúan las inyecciones de liquidez

El FOMC también ha decidido rebajar de forma unánime hasta el 1,55% el tipo con el que remunera el exceso de reservas y las reservas requeridas. Normalmente, el tipo sobre las reservas solía encontrarse en un punto medio del pasillo que genera el rango que anuncia la Fed para los fondos federales (1,5 y 1,75% a partir de hoy), pero ahora se encuentra más cerca del suelo para fomentar que las entidades se presten esa liquidez unas a otras. De este modo, el banco central pretende evitar que el tipo efectivo (el tipo real al que los bancos se prestan reservas unos a otros en el mercado monetario) se desvíe del rango como ocurrió en septiembre.

A partir del 31 de octubre de 2019, el Comité Federal de Mercado Abierto llevará a cabo operaciones de mercado abierto "según sea necesario para mantener los tipos de interés en un rango del 1,5 y el 1,75%". A la luz de los aumentos recientes y esperados en los pasivos no relacionados con las reservas de la Reserva Federal, el FOMC comprará letras del Tesoro al menos hasta el segundo trimestre del próximo año para mantener el nivel de reservas bancarias (liquidez) por encima del que ha prevalecido hasta principios Septiembre de 2019.

El ritmo será al principio de 60.000 millones de dólares por mes, pero la Fed irá calibrando el tamaño de las compras. Por ahora, el tamaño del balance se ha incrementado en casi 200.000 millones (entre inyecciones de liquidez y compra de letras del Tesoro) hasta volver a rozar los 4 billones de dólares

"También se seguirán implementando operaciones de acuerdo de recompra (repos) a plazo y durante una noche al menos hasta enero del próximo año para garantizar el nivel de reservas adecuado y mitigar el riesgo de nuevas presiones en el mercado monetario, que podrían afectar negativamente la implementación de políticas de la Fed".

Este recorte de las tasas llega después de conocer como el PIB de Estados Unidos creció en el tercer trimestre un 1,9% y la inflación subyacente del consumo personal (PCE, por sus siglas en inglés), el termómetro favorito de la Fed para medir los precios, avanzó a un 2,2% en su tasa interanual. Por su parte, la lectura de cabecera quedó en el 1,5%.

A ojos de la Fed "el mercado laboral se mantiene fuerte y la actividad económica ha aumentado a un ritmo moderado", desde su última comitiva el pasado septiembre. Según los funcionarios, el aumento del empleo ha sido sólido en los últimos meses y la tasa de paro se ha mantenido baja.

Dicho esto, aunque el gasto de los hogares ha aumentado a un ritmo fuerte, las inversiones y las exportaciones fijas de las empresas siguen siendo débiles. Al mismo tiempo, la inflación general y la inflación para artículos que no sean alimentos y energía están por debajo del 2%.

Según las últimas proyecciones económicas de la Fed, publicadas el pasado 18 de septiembre, EEUU cerrará el año con un crecimiento que debería alcanzar el 2,2% y una tasa de paro del 3,7%. El PCE se mantendrán en el 1,5% y su lectura subyacente quedará en el 1,8%.

Los ajustes de salvaguarda implementados por el banco central de EEUU han emulado en cierta forma movimientos similares orquestados por la Fed en 1995 y 1998. Con la tasa neutral, el nivel en el que los funcionarios estiman que los tipos ni entorpecen ni fomentan la marcha económica, fijada todavía en el 2,5%, el ajuste acomodaticio podría darse ya por terminado.

Esto quedaría patente si tenemos en cuenta que la media de los miembros de la Fed fijaban a mediados del mes pasado los tipos en el 1,9% al cierre de 2019, una meta que obviamente se rebajará la próxima vez que el banco central actualice sus proyecciones el próximo 11 de diciembre.

Según Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics, determinó que aunque la Fed recortó las tasas de interés por tercera vez este año, "los cambios en el comunicado sugieren que está tratando de disuadir a los mercados de seguir descontando más rebajas en el futuro".

Tras la decisión del miércoles, el FedWatch de la CME indica que el 81,4% del mercado espera que los tipos se mantengan sin cambios al cierre de la última reunión de política del año, el próximo 10 y 11 de diciembre. Solo un 18% descuenta una rebaja adicional de 25 puntos básicos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Paco el de las rebajas
A Favor
En Contra

mal tienen que estar las cosas para tanta rebaja.....

Puntuación 1
#1
A Favor
En Contra

RESUMEN: No saben ni por donde les da el aire

Puntuación 0
#2