Bolsa, mercados y cotizaciones

Todo el mundo habla del 'value' pero, ¿qué es exactamente?

  • Se ha abierto el debate sobre si un activo caro en bolsa puede ser 'value'
  • Warren Buffett es el máximo representante de esta filosofía a nivel mundial

Hace unas semanas la noticia de que Berkshire Hathaway, el vehículo inversor de Warren Buffett, había invertido en Amazon planteó muchas preguntas y algo de nerviosismo entre sus seguidores -no fue el propio Buffett quien ordenó esa compra sino uno de los gestores-. ¿La razón? La posibilidad de que uno de los máximos exponentes de la inversión value en el mundo pudiese estar cambiando de estrategia.

Aunque se originó en 1928 por Benjamin Graham y David Dodd, este método, que consiste en identificar compañías que están infravaloradas desde un punto de vista fundamental, fue popularizado por Buffett.

A este respecto, se analiza rigurosamente una empresa para tratar de determinar el valor intrínseco de la misma -este valor es una estimación en base a aspectos fundamentales como sus cuentas, las ventajas competitivas que pueda ofrecer, las perspectivas de futuro, etc.-.

Dicho valor, que es la parte más complicada de esta filosofía de inversión, se compara con el precio de mercado para saber si la empresa en cuestión cotiza con descuento. El objetivo no es otro que encontrar valores que en estos momentos no están siendo reconocidos por el mercado pero que con el tiempo lo serán y, en ese camino, se cosecha la rentabilidad. Es el ABC de la inversión, comprar barato para vender más caro.

El objetivo es encontrar valores que no están siendo reconocidos por el mercado

En este punto, es importante hablar del margen de seguridad, esencial en esta estrategia. Imaginemos que el valor intrínseco de una compañía es de 50 euros, mientras que la cotización de sus títulos está en 25 euros. La diferencia entre ambos es el margen de seguridad. Evidentemente, cuanto mayor es la distancia entre ambos parámetros, mayor debería ser la protección ante el riesgo, si bien esto no es la panacea y no se puede garantizar una seguridad absoluta.

Partiendo de esta premisa, muchos seguidores de Buffett no entendieron la entrada en Amazon, una empresa que, por ejemplo, cotiza con un PER -veces que el precio de la acción recoge el beneficio- de 70 veces. Y es que, precisamente, el sector tecnológico es más típico de la inversión growth, es decir, compañías de crecimiento, donde el precio en el momento de comprar no es lo que más se tiene en cuenta, si no la capacidad de crecimiento a medio y largo plazo de la empresa.

A este respecto, value y growth son dos estilos que tradicionalmente se han considerado antagónicos. Por tanto, ¿puede una firma como Amazon cuadrar con la filosofía value? El debate no ha hecho más que empezar y, por supuesto, también se está produciendo en España, donde cada vez más gestoras abanderan esta filosofía.

En nuestro país, el máximo exponente de la inversión valor ha sido y es Francisco García Paramés, el primero en aplicarla. Tanto es así, que es conocido con el sobrenombre del Warren Buffett español. Tras su salida de Bestinver en 2014, después de 25 años en la gestora, la aplicación del value investing comenzó a crecer rápidamente en nuestro país. Y es que además de Paramés, Álvaro Guzmán y Fernando Bernad también abandonaron Bestinver.

Tras dos años en los que no podía poner en marcha ningún proyecto que hiciese competencia a su antigua casa -por una claúsula-, Paramés fundó su propia gestora, Cobas, mientras que los otros dos gestores del vehículo de Acciona crearon AzValor. Durante estos años, a estas dos firmas, se han unido otras como Metagestion, Magallanes, True Value, Horos AM, Dunas Capital o Belgravia Capital en la lucha por hacerse un nombre en el value investing.

¿Es Amazon una inversión 'value'?

Con tantos nuevos jugadores, las discrepancias sobre qué es value y no lo es no han hecho más que aumentar. Por ejemplo, en su página web, Cobas indica que invierten "en acciones infravaloradas de negocios comprensibles y de alta rentabilidad sostenible en el tiempo a un precio inferior a su valor intrínseco, es decir, con un margen de seguridad alto". La definición clásica del value investing.

De hecho, desde la firma indican que "es difícil que con un PER como el de Amazón, una gestora value lo incluya para su cartera. No entra en nuestra filosofía de inversión". Este año, el fondo Cobas Iberia acumula una rentabilidad del 3,2% y entre sus principales posiciones se sitúan Elecnor o Técnicas Reunidas, según datos de Morningstar.

Sin embargo, otras gestoras, como Belgravia, rompen un poco con esa visión tradicional: "Una compañía con múltiplos altos y con fuerte crecimiento futuro es una compañía que cumple los criterios para ser value", explica Cristina Solinís Lachambre, responsable de relación con inversores de Belgravia. Desde la firma consideran que este tipo de inversión es similar a la de una empresa con bajo crecimiento y calidad, cotizando a múltiplos bajos, como puede ser un banco.

Además, aclaran que la "inversión growth no debe contrastarse con la value, sino con income o renta, puesto que una compañía de este tipo se caracteriza por un crecimiento en ventas superior al de su universo de comparación, ya sea por factores geográficos, sectoriales o específicos, que sostienen un crecimiento a medio/largo plazo en sus beneficios o flujo de descuento en su valor intrínseco superior al de su área de comparación".

Desde True Value, Alejandro Estebaranz indica que "no hemos estudiado a fondo Amazon. Puede parecer que cotiza con unos múltiplos altos, pero es un negocio que crece muy rápido y lo que hoy parece caro mañana es barato si consideramos el fuerte apalancamiento operativo".

La filosofía 'growth' gana a la 'value'

Dentro de la familia MSCI hay un selectivo que recoge a 23 compañías de mediana y gran capitalización, y de mercados desarrollados, escogidas bajo una visión value. Se trata del MSCI World Value Index que, desde que empezó el año, se anota una subida de más del 11%. Sus diez principales posiciones son Johnson & Johnson, JP Morgan, Exxon Mobil, Procter & Gamble, Bank of America, Walt Disney, Pfizer, Cisco, Verizon y AT&T. Por sectores, el que más peso tiene es el financiero, con un 24,64% de la cartera, mientras que EEUU es el país más representado con más del 60%.

MSCI también cuenta con un índice growth, el MSCI World Growth Index, que este año se anota más de un 20% En su caso, es la tecnología el sector con más influencia, un 24,8%. Algunas de sus principales apuestas son Apple, Amazon, Facebook, Alphabet, Berkshire Hathaway o Visa. Al igual que el value, EEUU es el país con más representación, de más del 60%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Pikan
A Favor
En Contra

Parames: ¿a quien tratas de engañar con los libracos esos que tienes en tu despacho, que has comprado al peso y que no has abierto jamás en tu vida ?

Puntuación 0
#1