Inversión sostenible y ESG

Los fondos de inversión sostenibles se atascan en el arranque de año

  • Los productos de energías alternativas, agua y ecología son los peores de enero
  • Muy pocas categorías de fondos han conseguido cerrar el mes en positivo
  • El inicio de año ha sido duro para las estrategias 'growth'
Imagen: iStock

El mercado ha arrancado el año renqueante, con la expectativa de subidas de tipos y las tensiones en Ucrania como excusas para corregir los excesos de finales de 2021. Y son muy pocas las categorías de fondos de inversión que han conseguido cerrar enero en positivo. Según resume Fernando Luque, editor senior de Morningstar, "incluso las principales categorías de renta fija de la zona euro -que, en un mes de fuertes caídas, uno podía pensar que actuarían de refugio para los inversores-, han terminado con descensos de, por ejemplo, el 1,1% para la renta fija pública euro". Consulte más artículos sobre fondos ESG en elEconomista Inversión sostenible y ESG.

Entre las categorías que peor lo han hecho en estos primeros compases de 2022, predominan aquellas con un fuerte sesgo growth (o estilo crecimiento, que selecciona compañías que experimenten importantes mejoras del beneficio por acción). El componente growth es algo característico de la inversión sostenible, así que no extraña que muchas de esas peores categorías están estrechamente ligadas al ESG (acrónimo que alude a los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo). 

Los fondos de biotecnología se dejan un 11,6% en enero; los de energías alternativas, un 10,6%, y los de agua un 9,8%

Si nos fijamos en las 10 categorías que más pérdidas arrojan en enero según Morningstar, la que más cae es la de renta variable-biotecnología (que se deja un 11,6%); la segunda, la de energías alternativas (que cede un 10,6%); y la tercera es la de fondos de agua (pierde un 9,8%). También se cuelan en el listado los fondos de ecología, que retroceden un 8,5%. 

"No sorprende encontrar en esa misma tabla las tres grandes categorías centradas en el growth", apunta Luque: la de Renta Variable USA Large Growth (que se deja un 9,3% en euros), Renta Variable Europa Large Growth (-8,8%) y Renta Variable Global Large Growth (-8,3%). 

Estas pérdidas contrastan con las ganancias que arrojaron los productos enfocados a la renta variable brasileña (con la ayuda de la apreciación del real) y a la latinoamericana, así como a la energía (impulsada por la subida del petróleo a raíz del conflicto en Ucrania) o a las materias primas.

Los mejores 'de bajas emisiones'

Buceando entre las categorías de fondos sostenibles de renta variable que recoge Morningstar (a la venta en España, en euros), hay un puñado de productos entre los fondos clasificados como de bajas emisiones, o bajos en carbono, que logra esquivar las pérdidas y anotarse rentabilidades de un dígito bajo en enero. El que más se revaloriza es el Nordea 1 - Stable Emerging Markets Equity E EUR, que sube un 3,4%. Invierte cerca del 80% de su patrimonio en el continente asiático, y tiene en cartera valores como Taiwan Semiconductors Manufacturing, Samsung o China Mobile. Está clasificado como artículo 8 según el Reglamento europeo de Divulgación (lo que quiere decir que promueve características de sostenibilidad, y que no es tan puro como un artículo 9). Todos los mejores fondos que figuran en esta selección son artículo 8.

Un 3,3% se anotó en enero el AQR Sustainable Emerging Relaxed Constraint Equity UCITS Fund RAEF, que, al igual que el anterior, destina en torno al 75% de su inversión a Asia, y que también tiene a Samsung entre sus principales posiciones. 

Con el growth haciéndolo mal en enero, no sorprende que entre los más rentables de esta clasificación se cuele un par de fondos de estilo value (que buscan compañías infravaloradas por el mercado). El primero de ellos es el Schroder International Selection Fund European Sustainable Value B Accumulation EUR, que subió un 2,9% el mes pasado. Entre los pesos pesados de la cartera encontramos a la farmacéutica británica GlaxoSmithKline y a la cadena, también británica, de supermercados Tesco. 

El segundo, de nuevo de Schroders, es el Global Sustainable Value B Accumulation EUR, con una rentabilidad del 2,6%. En cartera, compañías como IBM, la entidad británica Standard Chartered y BT (antes British Telecom).

La categoría de renta variable india es una de las mejores de enero, así que tampoco extraña encontrar en esta selección, con una subida del 1,3%, al Robeco Indian Equities D, otro fondo sostenible, pero centrado en valores que cotizan, o cuya actividad se desarrolla, en India. En cartera, nombres como la tecnológica Infosys y la compañía de servicios financiero con sede en Mumbai Housing Development Finance Corporation.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud