Internacional

May cerca de perder el control: el Parlamento declara a su Gobierno en desacato y le quita el poder sobre el Brexit

  • Si no aprueba el acuerdo con la UE, el Parlamento tomará las riendas
  • La votación de hoy puede animar a los rebeldes a rechazar el pacto
  • El Gobierno es declarado en desacato por primera vez en la Historia
Theresa May. Foto: Archivo.

Sin mayoría, el Gobierno del Reino Unido hace equilibrios en el precipicio. En una sesión sin precedentes, el Parlamento ha declarado al Ejecutivo en desacato por primera vez en la Historia, y a continuación ha aprobado una enmienda que dejaría a Theresa May sin poder sobre el Brexit en el caso de que no logre aprobar el acuerdo para la salida que cerró con la UE hace dos semanas, en una muestra total de desaprobación a la forma en que se realizaron las negociaciones entre el Gobierno y la UE. Los efectos no serían inmediatos, pero en una semana, May quedaría reducida a escoger entre la dimisión y la irrelevancia en el tema más importante que afecta al país en estos momentos.

La clave está en una enmienda a la Ley de Salida de la UE, aprobada el pasado mes de junio. En la ley se dice que si los diputados rechazan el acuerdo entre la UE y el Reino Unido para la salida -que se votará el próximo martes 11-, el Gobierno propondrá un "plan de acción" en las siguientes semanas. Pero unos 20 diputados 'tories' -y otros tantos laboristas- han propuesto una enmienda para permitir que sea el Parlamento el que decida qué hacer, quitando ese poder de las manos a May.

Si se rechaza el acuerdo, serían los diputados los que decidirían si hay otras alternativas al acuerdo con la UE

La diferencia es clave en tanto una amplísima mayoría de todos los colores parece dispuesta a votar en contra del acuerdo cerrado por May hace una semana. El plan original de la primera ministra es dejar que el acuerdo sea rechazado en primera instancia -siempre que la derrota sea por menos de 100 votos de margen-, esperar a que los mercados entren en pánico, y luego presentarlo de nuevo como única forma de evitar el caos de una salida desordenada.

Sin embargo, ahora serán los diputados los que decidirían si presentarlo de nuevo u optar por otras alternativas, como negociar el "modelo Noruega" de mantenerse en el mercado común, convocar otro referéndum, pedir una renegociación parcial del acuerdo o incluso retirar la notifiación del Artículo 50 y anular el brexit. Así, la opción de salir sin acuerdo quedaría descartada -la mayoría no lo quiere- y permitiría a más diputados con dudas votar en contra del acuerdo de May sin tener la amenaza del caos pendiendo sobre sus cabezas.

La votación, adelantada muy por delante del horario previsto por decisión del presidente del Parlamento -también conservador-, fue rotunda: 321 a 299. Una derrota de 22 votos que demuestra la profunda debilidad de un Gobierno que ha perdido cualquier control sobre el Parlamento y, después de esto, sobre el Brexit.

Desacato

Pero antes de eso, el Ejecutivo británico ya recibió una alerta clara de la minoría parlamentaria en la que se encuentra desde hace dos semanas, cuando los unionistas norirlandeses rompieron el acuerdo de legislatura que sostenía a May por las cláusulas del acuerdo con la UE que dejarían a Irlanda del Norte 'atada' a la UE tras el brexit.

Hace una semana, gracias a una moción presentada por los laboristas, el Parlamento ordenó al Gobierno hacer públicos los análisis legales que había recibido sobre el acuerdo con la UE. Y May, en vez de hacerlos públicos como se le pedía, envió al fiscal general Geoffrey Cox a responder preguntas de los diputados.

Ante esta decisión, todos los partidos de la oposición -incluidos los unionistas norirlandeses-, que suman la mayoría absoluta de los diputados, presentaron una nueva moción para declarar en desacato a Cox y, en extensión, al Gobierno. El intento de May por detenerla y enviar el asunto a un comité parlamentario fue rechazado por cuatro votos (311 a 307). Minutos después, la moción final fue aprobada por 18 votos (311 a 293), tras una sangría de 14 diputados que ya daba malos presagios sobre la otra votación clave.

Esta decisión, sin precedentes históricos -hasta ahora solo se había declarado en desacato a diputados rasos, la última vez en el siglo XIX- deja al Ejecutivo en una situación de debilidad total y obligado a publicar los documentos que había intentado esconder.

Además, esta figura histórica tradicionalmente tenía aparejado el arresto del diputado en cuestión en la Torre del Big Ben, pero, dado que está en obras, probablemente se limitaría a ordenar el cese del fiscal y posiblemente la pérdida de su acta de diputado. Tras su dos derrotas, lo único que evita la dimisión de May es que nadie quiere unas elecciones a falta de cuatro meses del 'día D' del Brexit, pero su Gobierno ya es poco menos que un zombi sin poder.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Sevillo
A Favor
En Contra

A mis fans, ya lo comente y he acertado

456 saludos

Puntuación -8
#1
ComunistaKK
A Favor
En Contra

Sevillo tiene razon al igual que el brexit no se va a producir

Puntuación 1
#2
A Favor
En Contra

El Brexit es ya una realidad lo que se negocia son los términos y si hay acuerdo o desacuerdos, ahora las dudas es que será primero si el italextit o el galiexit

Puntuación -1
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Diábolo
A Favor
En Contra

El proceso del Brexit está siendo una realidad durante estos dos ultimos años.

El Brexit como tal... todavía está por ver...

Aún veremos un segundo referendum !!!!

Y Reino Unido se convertirá en el hazmereir de todos los paises occidentales !!!

Puntuación 4
#4