Internacional

Powell afirma que no hay desacuerdo con el Tesoro y asegura que la Fed no retrocederá en sus estímulos

  • Pide aprobar un nuevo paquete de estímulos económicos
Jerome Powell. Foto: Reuters

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, indicó el miércoles que no había división entre el banco central y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, sobre la expiración de los programas de préstamos de emergencia.

La preocupación por una disputa surgió el 19 de noviembre, cuando Mnuchin anunció que pondrá fin a varios de los programas de préstamos de emergencia implementados para apoyar la economía pandémica y autorizados bajo la 'Ley Cares' de estímulo al final del año, según la ley.

Poco después de que Mnuchin solicitara a Powell que devolviera el dinero no gastado en los fondos, la Fed emitió un breve comunicado en el que decía que quería que se mantuviera "todo el conjunto" de medidas para apoyar una economía aún en dificultades.

Ese mensaje no pretendía mostrar división entre la Fed y el Departamento del Tesoro, dijo Powell el miércoles en respuesta a una pregunta durante el testimonio ante el comité de servicios financieros de la Cámara.

Señal pública

"Nuestro pensamiento no es sobre el dinero de la Ley Cares, sino más bien sobre la economía", dijo Powell sobre la razón para emitir la rara declaración el mes pasado. "Nos preocupaba que el público interpretara esto como un retroceso de la Fed, y ese no es el caso. Necesitábamos enviar una señal diciendo esto".

Las últimas decisiones de Mnuchin relacionadas con las líneas crediticias de la Fed para las empresas en dificultades y los gobiernos locales provocaron fuertes reacciones partidistas, mostrando la atmósfera política cargada a la que su presunta sucesora, Janet Yellen, se enfrentará cuando asuma el cargo si el Senado la aprueba el próximo año.

Una de sus primeras decisiones puede ser qué hacer con las cinco líneas de crédito que Mnuchin planea dejar expirar a finales de este año. El uso de los programas, que van desde los planes para ayudar a empresas a programas de bonos corporativos, ha sido decepcionante.

Mnuchin, quien estaba sentado junto a Powell durante la audiencia, dijo que había discutido las líneas de préstamo con Yellen. Mnuchin ha dicho que pondrá 455.000 millones de dólares en dinero de la Ley Cares en el Fondo General del Tesoro, donde después del 31 de diciembre la agencia necesitaría la aprobación del Congreso para aprovecharlos.

La reacción al anuncio de Mnuchin se dividió entre las líneas partisistas, y los demócratas lo criticaron por "enterrar" el dinero que la economía estadounidense necesita desesperadamente, y por lo que consideran una violación a la ley.

Powell dijo que está dejando en manos de Mnuchin la interpretación legal: "El secretario tiene la autoridad exclusiva para interpretar la ley"

"Ya sea que se encuentre en la cuenta general, o en" el Fondo de Estabilización de Cambio sobre el cual el secretario del Tesoro tiene más discreción, "todo esto está completamente gobernado por la ley", dijo Mnuchin. "Si el Congreso quiere cambiar la ley, está bien".

"Me parece inverosímil que cualquier miembro de este comité creyera que al votar a favor de la Ley Cares, me estaba autorizando a otorgar préstamos de 500.000 millones a perpetuidad", respondió a las críticas de los legisladores.

Powell dijo que está dejando en manos de Mnuchin la interpretación legal: "El secretario tiene la autoridad exclusiva sobre la financiación bajo la Ley Cares", dijo. "Su lectura de la ley, por lo tanto, tiene autoridad y la aceptamos".

Presión por el estímulo

Powell también instó al Congreso en las audiencias a aprobar gastos de estímulo adicionales a medida que aumenta la crisis del covid-19 en los próximos meses, centrando la ayuda en los trabajadores desempleados, las pequeñas empresas y los gobiernos estatales y locales.

"Hay muchos sectores que podrían necesitar algo de ayuda", dijo Powell. "Comenzaría con el mercado laboral. Creo que deberíamos recordar que a pesar del rápido progreso en hacer que las personas vuelvan al trabajo, lo que es muy bienvenido, todavía hay 10 millones de personas sin trabajo debido a la pandemia".

Powell y sus colegas de la Fed han estado abogando durante meses por más estímulos gubernamentales, señalando que la política monetaria solo puede llegar hasta cierto punto. El banco central redujo su tasa de interés de referencia en marzo a casi cero y la ha mantenido allí desde entonces.

El martes surgieron propuestas para romper el punto muerto por la ayuda adicional, lo que refleja la creciente preocupación de que la economía necesita otro impulso. Los casos de covid-19 están aumentando, amenazando la recuperación incipiente y haciendo que más estados anuncien restricciones a la actividad empresarial.

Queda mucho trabajo por hacer", dijo Powell sobre ayudar a los trabajadores desempleados. "Los programas de seguro de desempleo expiran a fin de año. Esa es un área donde ciertamente miraría".

Powell no dio ninguna indicación de cómo el banco central puede responder al riesgo de desvanecimiento del impulso económico

Las pequeñas empresas tendrán dificultades para sobrevivir hasta que haya vacunas disponibles, dijo Powell, citando una reciente reunión con banqueros comunitarios.

"Hay muchas empresas más pequeñas en sus comunidades que tendrán dificultades para sobrevivir este invierno. El covid está avanzando en el clima frío. La gente se queda en casa. Va a ser difícil para muchas pequeñas empresas".

Powell no dio ninguna indicación de cómo el banco central puede responder al riesgo de desvanecimiento del impulso económico cuando se reúna del 15 al 16 de diciembre, aunque reiteró que usaría todas sus herramientas para ayudar a la economía a recuperarse.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin