Internacional

Si Holanda e Irlanda tienen sus ventajas fiscales para empresas, Grecia quiere convertirse en el paraíso fiscal para los jubilados

  • Italia y Malta también están en la carrera por los pensionistas de otros países
  • Portugal levantó ampollas en los países nórdicos con exenciones parecidas

El Gobierno de Grecia prepara una ley fiscal para fijar una tarifa plana impositiva del 7% para los jubilados extranjeros que cambien su residencia fiscal. La ofensiva griega por las pensiones llega en un momento decisivo para la armonización fiscal en la Unión Europea. Las negociaciones a cara de perro de los presupuestos y del fondo de recuperación han puesto en el punto de mira a los países que se benefician de regímenes para atraer a multinacionales a sus territorios, precisamente algunos como Holanda están siendo los más reticentes a comprometer los ambiciosos desembolsos que plantea la Comisión Europea. Grecia da una vuelta de rosca a la competencia fiscal entre los socios comunitarios. Ya la puso en práctica Portugal y levantó muchas ampollas.

A por el jubilado de oro. Atenas prepara una ofensiva fiscal para atraer a los pensionistas del norte de Europa a su territorio. El Gobierno presentará la próxima semana en el Parlamento una tarifa plana en impuestos para los jubilados extranjeros. Si prospera, Grecia impondrá un tipo fijo del 7% en el IRPF a cualquier pensionista extranjero que traslade su residencia fiscal al país heleno. La tasa impositiva no solo afectará a los ingresos procedentes de una pensión, también se aplicará a las rentas procedentes de dividendos o alquiler de vivienda.

La iniciativa griega llega en un momento en que las costuras fiscales de la zona euro se están deshilvanando. Hace años que la unión fiscal está atascada políticamente, ante el recelo de muchos países de perder soberanía en esta materia. Holanda, Irlanda, Malta, Bélgica o Luxemburgo han convertido su política fiscal en un feudo con importantes ventajas impositivas para atraer a las grandes multinacionales a sus territorios. Beneficios tributarios que dejan escapar miles de millones al año a cargo del resto de contribuyentes europeos.

La Comisión Europea intenta poner freno por todos los medios el dumping fiscal entre socios comunitarios, a pesar del último revés que ha supuesto la victoria de Apple en los tribunales europeos por el pago de impuestos en Irlanda. Grecia abre otro frente en la armonización fiscal. "No queremos perjudicar a nuestros socios" apunta Athina Kalyva, directora de política fiscal del ministerio de Finanzas, y una de las impulsoras de la ley, al diario británico The Guardian. "Tenemos una lógica muy simple: tenemos un país hermoso y un clima muy bueno y queremos que los pensionistas vivan aquí". EEUU tiene a Florida como el retiro dorado de los jubilados. Y ese el plan. Copiar la fórmula de España de sol y playa para que los pensionistas de Alemania, Holanda o Suecia inviertan en una segunda residencia con el cebo fiscal.

La iniciativa de Atenas es apoyar la recuperación económica. Atraer a los jubilados supone aumentar las bases impositivas, aunque que se pierda recaudación por la rebaja fiscal, y estimular la inversión extranjera en ladrillo. Y de paso deslocalizar el pago de impuestos. Hace tiempo que los países europeos ya comenzaron esa carrera para robar los ingresos al vecino. Desde 2009, Portugal ofrece unas condiciones inigualables para los jubilados extranjeros. Aquellos pensionistas a los que se les otorgue la condición de no residentes habituales estarán exentos de pagar el impuesto de la renta en Portugal por un período de 10 años. Un período que también maneja para su ley Atenas.

Tras la crisis de deuda soberana, el Gobierno luso lanzó un ambicioso plan fiscal para atraer la inversión extranjera, que también incluía visa oro por inversión inmobiliaria. Este año, tras unos estupendos resultados, Portugal ha puesto freno a su política fiscal agresiva. A principio de año restringió los permisos de residencia por compra de vivienda en Lisboa y Oporto y anunció que las pensiones extranjeras comenzarían a estar gravadas con un 10%.

La caza del jubilado del norte ha terminado por irritar a varios socios comunitarios, principalmente los países nórdicos. Países como Finlandia o Suecia tiene generoso sistema de bienestar social, gracias a que el trabajador retirado soporta una elevada presión fiscal, después de beneficiarse de grandes deducciones durante la vida laboral. Esta situación provocó que Finlandia amenazara a Portugal con romper el convenio de doble país, que mantienen ambos países desde los año setenta. Y Suecia también ha criticado duramente al país luso.

Italia también está en la carrera desde antes de la pandemia. Sus presupuestos incluyen tarifa plana del 7% a las pensiones extranjeras, pero de forma muy limitada. Solo se aplicará para cuando se establezca residencia en pequeñas localidades de menos de 20.000 habitantes en el sur de Italia y en las islas de Sicilia y Cerdeña, las zonas más empobrecidas del país. Malta  desde el 2015 también ofrece buenas condiciones a los pensionistas extranjeros, con una tasa del 15%.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

roger
A Favor
En Contra

Otras ventajas es que se podrán desgravar el 100% de los gastos siempre que sean y eso debe de quedar muy claro en compra de bienes y productos Griegos ya sean de consumo o inversiones inmobiliarias, es desde luego una política Fiscal muy agresiva que busca capitalizar la economía en Grecia y fomentar la actividad económica comercial y industrial interior de Grecia y sus productos.

Un Paraíso para todo Jubilado o que busque huir de la fiscalidad confiscatoria de algunos estados y desee fijar su residencia en Grecia.

Puntuación 11
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Si aquí se hubiese optado por lo mismo, siendo España un país de residencia turística, nos hubiésemos atraído a todos los jubilados RICOS de Europa.

Ahora, nunca, .... repito NUNCA, vendrán a residir a un País, que les impone un IMPUESTO QUE NO EXISTE EN NINGÚN LUGAR, EL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO.

¿ Iría usted a un sitio, que le pusiesen un IMPUESTAZO, sobre lo que usted en su país de origen, ya tributó, y por ese mismo IMPUESTAZO que en su país del que usted es originario....¡¡NO EXISTE!!... Y además para pagar por..... TODO LO QUE USTED AHORRÓ DURANTE TODA SU VIDA EN SU PAÍS DE ORIGEN , Y... SI SE QUEDA EN EL MISMO, O BIEN RESIDE EN OTRO PAÍS QUE NO SEA ESPAÑA, NUNCA TENDRÁ QUE PAGAR.

Y por ese motivo, solo nos vienen...nos vendrán, los jubilados pobres, que esos si tienen motivos para residir en España.... EL SISTEMA SANITARIO LES CUBRE, LO QUE EN SUS PAÍSES NO LO HACE...

Así viene, lo que nos viene.

Puntuación 19
#2
Nicaso
A Favor
En Contra

A esto se llama libre competencia y cada uno emplea las armas de las que dispone. Van a por los jubilados de oro, o sea los del norte. Los españoles no creo que les interesen ya que somos de hojalata. Cada uno emplea su propia escoba para barrer para adentro. Como dice el dicho gallego " amiguiños si pero a vaquiña polo seu prezo ". En fin, que como no nos espabilemos nos quedamos atrás.

Puntuación 8
#3