Internacional

La muerte del médico silenciado que detectó el coronavirus en China desata la furia en el país

  • Li Wenliang: "Es más importante que la gente sepa la verdad"
  • Tras comentarlo con compañeros médicos, recibió la visita de la Policía
  • Las autoridades negaron su muerte durante unas horas por la indignación
El oftalmólogo Li Wenliang, el primero en alertar sobre los síntomas del coronavirus. Imagen: Redes sociales chinas.

Li Wenliang, oftalmólogo de 34 años en el hospital de Wuhan, fue el primer médico en detectar a varios pacientes con unos síntomas respiratorios irregulares que le recordaron a la epidemia del SARS en 2003. Lo comentó en un chat con otros siete colegas médicos, y cuatro días después recibió una visita de la Policía. Entonces, el régimen chino aún negaba la existencia de un nuevo coronavirus que, por el momento, se ha cobrado las vidas de más de 600 personas y mantiene a más de 31.000 afectadas en una treintena de países. Ayer, el joven médico murió, infectado por la enfermedad, y provocó una furibunda reacción de la sociedad nunca vista en las redes sociales chinas. | En Directo: siga todos los detalles sobre la epidemia del coronavirus

La Policía, lejos de pedir información a Li sobre sus indagaciones sobre los síntomas que le habían llamado la atención, le acusó de estar difundiendo rumores para desestabilizar a la población. El delito del que acusaba la Policía a Li Wenliang y otras siete personas el 3 de enero era "diseminar información falsa en internet" después de que hubieran publicado a finales de diciembre datos sobre un supuesto rebrote del SARS -enfermedad que dejó más de 600 muertes entre 2002 y 2003- a través de siete casos detectados en la ciudad. En China, este cargo puede ser penado con siete años de cárcel, de ser aceptado en los tribunales. 

El oftalmólogo de Wuhan se vio obligado a firmar una declaración falsa en la que se comprometía a no reincidir en su teoría y a renunciar a la divulgación de lo que percibía como un potencial riesgo para la salud de los ciudadanos. 

El médico siguió trabajando hasta el día 10 de enero, cuando comenzó a presentar síntomas de haber contraído el coronavirus, aunque no confirmó las sospechas hasta el 1 de febrero. Dos días antes, había operado de glaucoma a una mujer portadora del virus. 

Li Wenliang, tras infectarse del coronavirus: "Es más importante que la gente sepa la verdad, la Justicia no importa tanto para mí"

En una entrevista con el portal de noticias privado Caixin después de confirmarse que había sido infectado, Li dijo: "Creo que debería haber más de una voz en una sociedad sana, y no veo con buenos ojos que se utilice el poder público para interferir de forma excesiva". Preguntado entonces acerca de si buscaría acciones legales por haber sido amonestado cuando dio la voz de alarma, Li simplemente aseguró: "Es más importante que la gente sepa la verdad, la Justicia no importa tanto para mí".

La prensa oficial había informado a principios de enero de la acción policial contra ocho personas que "diseminaban rumores" en Wuhan cuando la crisis todavía era un pequeño brote de una neumonía de origen desconocido que estaba relacionado con un mercado de pescado y marisco -en el que, según se reveló más tarde, también se vendían animales salvajes de forma ilegal-.

No obstante, en las últimas semanas, había cambiado su discurso y trataba a Li de forma elogiosa, al igual que las instituciones: el mismísimo Tribunal Supremo publicó un artículo en el que aseveraba que "habría sido afortunado si la gente hubiera creído esos 'rumores', y empezado a llevar máscaras y a tomar medidas de desinfección, así como a evitar el mercado de animales".

También el epidemiólogo jefe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, Zeng Guang, comentó  recientemente: "Mirando atrás, deberíamos elogiarlos mucho. Fueron sabios ante el brote".

Muerto dos veces entre la furia social

Según confirmó en su cuenta oficial de Weibo (el Twitter chino) el centro donde trabajaba y donde estaba ingresado desde hace días, el Hospital Central de Wuhan, el oftalmólogo, de 34 años, falleció esta madrugada a las 2.58 hora local (18.58 GMT del jueves).

Algunos medios habían confirmado de la muerte varias horas antes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) había publicado un tuit en el que transmitía sus condolencias, lo que provocó una furibunda reacción de la sociedad china en sus redes sociales, de tal envergadura que no pudo ser contenida por el Gobierno, según los corresponsales de ABC y El País. En medio de la indignación social, la prensa estatal comenzó a difundir que, en realidad, Li no había muerto, y que estaba recibiendo tratamiento de emergencia con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) tras haber sufrido un fallo cardíaco hacia las 21.30 hora local (13.30 GMT). Horas después, fue confirmada de nuevo su muerte. 

El fallecimiento del médico ha levantado un auténtico terremoto en las redes sociales chinas, donde el dolor por la muerte de Li se entremezclaba con la rabia: muchos usuarios exigían a las autoridades locales y a la Policía de Wuhan que se disculpasen por haberse centrado en acallar lo que consideraban rumores en lugar de en evitar lo que se ha convertido en una crisis sanitaria mundial.

Según el portal What's on Weibo, especializado en esa red de 'microblogs', la censura estatal entró en juego tras la avalancha de mensajes relacionados con el deceso, a lo que los usuarios respondieron utilizando como protesta la etiqueta "¿Te puedes hacer cargo? ¿Lo entiendes?", frases empleadas por la Policía de Wuhan en el documento que obligaron a Li a firmar en enero.

Indemnización

En las últimas horas, se ha conocido que la Oficina Municipal de Recursos Humanos y Seguridad Social de Wuhan ha concluido que Li Wenliang murió por lesiones relacionadas con el trabajo por lo que será compensado por un seguro de lesiones relacionadas con el trabajo por un total de más de 800.000 yuanes (aproximadamente 104.000 euros estadounidenses) para funerales y otros gastos. La oficina también verificará el pago de pensión para sus familiares de acuerdo con la ley, añaden. 

"Expresamos nuestras más profundas condolencias y tristezas, le rendimos homenaje por luchar en la primera línea contra la epidemia y mostramos nuestro sincero pésame a su familia", dice el aviso. El hospital también expresó una profunda tristeza por la muerte del médico en su cuenta de Sina Weibo.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hecho
A Favor
En Contra

El médico fue silenciado por la dictadura china por el terrible delito de ser cristiano.

Vamos como aquí quiere hacer la dictadura social-comunista ahora mismo, dónde sólo puede ser ciudadano el progre, partidario del descuartizamiento de niños no nacidos, no casado, ateo, feminazi, partidario de matar abueletes en cuanto tenga un resfriado y a ser posible vividor de lo público.

Puntuación 13
#1
carlos
A Favor
En Contra

Para que no se extendiera el coronavirus, los Gobiernos, tendrían que haber cerrado las fronteras, aéreas, terrestres y marítimas a todos los transportes que tuvieran origen o hicieran escala en China y más ahora que termina el año nuevo chino y millones de chinos están abandonando China para regresar a los países occidentales donde hacen su vida. Incluso los chinos que no se fueron y permanecen en occidente, evitan todo tipo de contacto con sus compatriotas que regresan, ¡¡inconcebible que se les permita la entrada!!,

Si no se toman medidas drásticas con este tipo de infecciones por virus (coronavirus, gripe aviar, ébola, etc ) y de los laboratorios donde se investiga con ellos, puede llevarnos a situaciones parecidas como las de las películas Guerra Mundial Z o Soy Leyenda.

Puntuación 6
#2
Pdemosymalashierbas
A Favor
En Contra

Detrás de un gran virus hay una gran farmacéutica, jejeejjeejeje otra forma de hacer caja quitar pagas y fortalecer al más pudiente, viva la republica bananera

Puntuación 1
#3
El real
A Favor
En Contra

Que no se enfurezcan, es prohibido, es un régimen social-comunista.

Puntuación 4
#4