Infraestructuras y Servicios

Ineco entra con ingenierías españolas en la mayor autopista de América con una inversión de 5.800 millones

Imagen de la ciudad de Lima.

La ingeniería española vuelve a formar parte de un megaproyecto internacional; esta vez, en Perú. Un consorcio liderado por la pública Ineco, dependiente del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, y de la que también forman parte las españolas Idom, Geoconsult, Carlos Fernández Casado (CFC) y Arenas y Asociados y la peruana Hualca Ingenieros se ha adjudicado el Estudio Definitivo de Diseño (EDI) de la primera autopista de montaña de Perú, Daniel Alcides Carrión, también conocida como Nueva Carretera Central.

El proyecto cuenta con un presupuesto global de inversión de 6.200 millones de dólares (casi 5.800 millones de euros), erigiéndose en la iniciativa viaria en ciernes más relevante de América. El contrato ganado por la alianza de ingenierías tiene un valor de 75 millones de dólares (70 millones de euros), un volumen muy relevante para este sector.

La asociación para la carretera peruana supone un nuevo caso de asociación entre la ingeniería pública Ineco y otras firmas privadas para el desarrollo de infraestructuras en el mundo. No en vano, la compañía que preside Sergio Vázquez suma más de un centenar de proyectos fuera de España, en más de 30 países, y colabora con 20 empresas españolas.

La adjudicación del estudio de diseño de la autopista peruana a un consorcio de ingenierías españolas sienta las bases para que en las fases futuras de ejecución de las obras, con inversiones milmillonarias, puedan participar constructoras españolas. Perú es un país en el que grandes grupos como ACS, FCC, OHLA, Acciona, Ferrovial y Sacyr tienen intereses. No en vano, estas tres últimas han forjado una alianza para promover la construcción de una autopista en el área metropolitana de Lima, el Anillo Vial Periférico, con una inversión estimada de 2.380 millones de dólares (2.170 millones de euros).

La Autopista Daniel Alcides Carrión conectará el área metropolitana de Lima con la Macro Región Centro Amazónica, conformada por seis regiones: Huánuco, Pasco, Junín, Ucayali, Huancavelica y Lima. De este modo, unirá el centro con la costa del país andino beneficiando a más de 15 millones de ciudadanos. Con 185 kilómetros de longitud, se convertirá en la segunda carretera más importante del país, tras la Panamericana. La vía discurrirá a altitudes entre el nivel del mar y 4.700 metros. Contará con dos carriles por sentido, más de 35 kilómetros de túneles y 15 kilómetros de puentes y viaductos que permitirán superar su compleja orografía.

Los trabajos del consorcio encabezado por Ineco tendrán una duración de 18 meses. La ingeniería pública será la responsable de la redacción de los proyectos de siete de los trece tramos en los que se divide el trabajo. Representantes de las empresas han participado en la presentación de la Nueva Carretera Central en un acto con la presidenta de Perú, Dina Boluarte, y el ministro de Transportes y Comunicaciones del país, Raúl Pérez.

Las ingenierías españolas que integran la alianza han desarrollado importantes proyectos en Perú. Ineco, por ejemplo, ha participado en la ampliación de los aeropuertos de Jorge Chávez en Lima, Chiclayo y Trujillo. Geoconsult, por su parte, ejecuta contratos como el desupervisión de la sonstrucción del Puerto de Chancay.

12.000 vehículos

Está previsto que por la Nueva Carretera Central circulen más de 12.000 vehículos diarios. Los usuarios conectarán del Distrito de Ate, en Lima, a La Oroya en menos de dos horas y media o tres horas y media según el tipo de vehículo. La infraestructura favorecerá el crecimiento de la economía peruana, facilitando exportaciones de producciones agrícolas, mineras o artesanía de la Macrorregión Centro con la capital.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud