Infraestructuras y Servicios

Abertis pagará 600 millones a Mundys y ACS y mira compras en EEUU, Australia y Chile

  • El Supremo se pronunciará en enero sobre la reclamación millonaria por la AP-7
Juan Santamaría y Florentino Pérez.

Abertis aprobará en las próximas semanas el reparto de un dividendo a sus accionistas de 602 millones de euros en 2024. Con ello, la compañía que controlan Mundys, ACS y su filial Hochtief repetirá la retribución que ha mantenido estable desde 2021, cuando la rebajó desde 875 millones de euros con motivo de los impactos de la pandemia por Covid-19 en el negocio.

A pesar de que el operador de autopistas ha impulsado su beneficio neto un 22% en los nueve primeros meses del año, hasta los 618 millones de euros, el consejo de administración mantendrá la política de dividendos para el próximo ejercicio, alineada con la decisión que adoptó la junta general de accionistas de 2021. Así lo ha avanzado el presidente de Abertis, Juan Santamaría, en un encuentro con analistas para presentar los resultados trimestrales de Hochtief, de la que es presidente y consejero delegado.

El objetivo del grupo, en todo caso, es incrementar en años venideros la remuneración a sus propietarios, que el pasado verano sellaron un nuevo pacto de accionistas por el que equilibran su poder en Abertis y se comprometen a apoyar financieramente su crecimiento. No en vano, acaban de anunciar una ampliación de capital de 1.300 millones de euros para costear parte de la adquisición del 56,76% de la autopista de peaje de Texas (Estados Unidos) SH-288 y la adjudicación de cuatro autopistas de pago privatizadas en Puerto Rico. Ambos proyectos (en el segundo se incluyen las vías que ya gestiona Metropistas) aportarán unos 183 millones de euros al resultado bruto de explotación (ebitda) del operador en el presente ejercicio. Hasta septiembre, la concesionaria que dirige José Aljaro generó un ebitda de 2.940 millones, un 12% más que un año antes.

En su estrategia de crecimiento, Abertis tiene en el punto de mira sumar nuevos activos. Así, se halla en la carrera para hacerse con el control de la autopista de peaje Eastlink, en Melbourne (Australia). Asimismo, tiene el radar en varios proyectos en Chile y también está interesada en autopistas en explotación (brownfield) en Estados Unidos. En España, la firma presentó a finales de septiembre una oferta vinculante para comprar la Autovía del Camino a UBS.

Descarta a corto plazo vender activos al proteger su rating con el apoyo de sus socios

Por el contrario, Abertis no ve necesidad por ahora de acometer desinversiones para proteger el grado de inversión, ratificado hace unos días por S&P, dado que cuenta con el respaldo financiero de sus accionistas.

Por otro lado, Abertis prevé que a comienzos de enero el Tribunal Supremo emitirá la sentencia relativa a la disputa que mantiene con el Gobierno por su filial Acesa, la concesionaria que gestionó hasta agosto de 2021 varios tramos de la AP-7 y de la AP-2. La empresa recibió 1.070 millones de euros del Estado como indemnización en 2022, pero aún reclama al Ministerio de Transportes por 4.150 millones por la evolución negativa del tráfico y por la ampliación de determinadas vías paralelas a la AP-7.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud