Infraestructuras y Servicios

Sacyr sale de la AP-46 de Málaga con la venta del 5% a Aberdeen y Vauban

  • Los fondos se repartirán al 50% la concesionaria de la Autopista de Guadalmedina
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr transferirá el 5% del capital que conserva en Guadalcesa, la concesionaria que explota la autopista de peaje AP-46 entre Málaga y el Alto de las Pedrizas, al fondo británico Aberdeen Infrastructure y al galo Vauban Infrastructure Partners -gestora afiliada a Natixis-, los otros dos accionistas que controlan un 47,5% cada uno.

De este modo, el grupo que preside Manuel Manrique saldrá de esta operadora en la que llegó a ostentar el 100% del capital. La desinversión se enmarca dentro de la estrategia de rotación de activos de la compañía de infraestructuras.

Sacyr ha llegado a un acuerdo con Aberdeen y Vauban -lo hizo a finales de diciembre- para traspasarles a partes iguales su participación del 5% en la autopista malagueña, de manera que las firmas británica y gala elevarán en un 2,5% sus posiciones y se repartirán al 50% el 100% del capital de Guadalcesa. La transacción está pendiente del cumplimiento de una serie de condiciones suspensivas.

La compañía obtuvo unas plusvalías de 90 millones de euros por ambas ventas, cuyo valor alcanzó los 455 millones

La operación deriva de la ejecución de la opción de compra del 5% del capital de Guadalcesa y de créditos participativos que Sacyr cedió a Aberdeen y Vauban en 2020 en el marco de la adquisición del 95% que adquirieron al grupo de infraestructuras. El valor razonable de dicha la participación que será transferida en 2023 alcanza los 7,9 millones de euros. Además, la empresa tiene concedido un crédito por 3,7 millones.

Sacyr selló la venta del 47,5% de la operadora de la autopista malagueña a Asisuncoast, vehículo de Aberdeen, así como del 47,5% de los préstamos participativos asociados a la concesión, el 11 de febrero de 2020. Asimismo, el 18 de junio del mismo ejercicio el grupo español cerró un traspaso similar por el 47,5% a Core Infrastructure II, un fondo gestionado por Vauban (antes Mirova). La compañía obtuvo unas plusvalías de 90 millones de euros por ambas ventas, cuyo valor alcanzó los 455 millones.

La Autopista de Guadalmedina transcurre a lo largo de 27,87 kilómetros perpendicular a la costa de Málaga y sirve como vía de comunicación entre el interior de la provincia y la costa. Sacyr y Cavosa se adjudicaron en 2006 su construcción y explotación. Con un presupuesto de 353,7 millones, la vía entró en operación en 2011 y el plazo de concesión está fijado entre 2044 y 2048.

La desinversión del 5% encaja dentro de la estrategia de Sacyr de rotar sus activos concesionales maduros. En los últimos años ha obtenido recursos con ventas como las del 49% de siete concesiones en Chile al fondo Toesca o la del 17,5% de Itínere a APG y fondos gestionados por Corsair. También ha desinvertido en otras áreas, como sus plantas de cogeneración y biomasa en España, adquiridas por el fondo SDCL, activos de agua en Portugal o su negocio de construcción en África. 

Sacyr tiene en marcha en estos momentos la venta de hasta el 100% de su negocio de Servicios y al menos el 49% del de Agua. En el primer caso lo ha estructurado en dos procesos: Facilities por un lado y Valoriza Medio Ambiente, por otro. Por estos dos prevé recibir ofertas no vinculantes a mediados de marzo, mientras que la venta de Agua arrancará en las próximas semanas. Estas operaciones, al igual que las desinversiones en activos concesionales maduros, tienen el objetivo de rebajar su endeudamiento corporativo y sumar recursos para acometer nuevas inversiones. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud