Industria

Un revés para India: Foxconn y Vedanta no crearán una empresa conjunta de semiconductores

Terry Gou, fundador de Foxconn Technology Group, en un evento en Taipéi (Taiwán) el pasado 29 de abril. Fotografía: Lam Yik Fei (Bloomberg).
Madridicon-related

India ya es el país más poblado del mundo y aspira a entrar en el 'top 3' de las mayores economías del mundo en un futuro no muy lejano. Entre los planes del gobierno del subcontinente asiático para lograr dicha meta está el convertirse en una potencia en la fabricación de chips. Según Reuters, Nueva Delhi ha ofrecido subvenciones por valor de 10.000 millones de dólares. Sin embargo, no ha conseguido mucho. Este mismo martes ha recibido un duro revés: el proyecto de la taiwanesa Foxconn y la india Vedanta de crear una empresa conjunta (joint venture) de semiconductores en el país, valorada en unos 20.000 millones de dólares, ha caído en saco roto.

En concreto, Foxconn (conocida por ser la mayor ensambladora de los móviles iPhone y otros dispositivos de la estadounidense Apple) se ha retirado del plan de crear una empresa conjunta en India con la que buscaba fabricar semiconductores junto a la compañía local Vedanta.

En un comunicado remitido a la bolsa de Taipéi (donde cotiza), la firma taiwanesa ha asegurado que la 'ruptura' con la empresa india es algo pactado "de mutuo acuerdo" para "poder explorar oportunidades de desarrollo más diversas".

"Durante más de un año, Foxconn y Vedanta han trabajado duro para hacer realidad una gran idea sobre semiconductores. Ha sido una experiencia fructífera que pondrá a ambas compañías en una posición de fuerza de cara al futuro", ha indicado en su comunicado, en el que también mostró su confianza en el desarrollo del sector de los chips en India.

¿Por qué?

Aunque la prensa económica había asegurado que Foxconn invertiría hasta 8.000 millones de dólares en la firma, en septiembre del año pasado la empresa desmintió esas informaciones y cifró en menos de 120 millones de dólares su inversión en el proyecto a cambio de una participación que la agencia Bloomberg cifraba en un 40%.

Foxconn no ha especificado las razones de su decisión, pero informaciones de los medios indios citados por la agencia taiwanesa de noticias CNA apuntan que la ruptura se habría producido por la lentitud con la que se estaba produciendo el desarrollo de la joint venture.

Por su parte, Vedanta ha afirmado en un comunicado haber "alineado a otros socios para crear la primera fundición de la India" y ha prometido seguir con su plan de ampliación de su equipo de semiconductores pese a la salida de Foxconn.

"Tenemos la licencia para la tecnología de producción de 40 nanómetros (nm) de un importante fabricante de dispositivos integrado. En breve adquiriremos también una licencia para la producción de 28 nm", declaró Vedanta.

India rechaza hablar de "golpe"

Las reacciones del Ejecutivo indio a la noticia corporativa no se han hecho esperar. Tras el anuncio, el ministro de Electrónica y Tecnología de la Información, Ashwini Vaishnav, ha declarado en Twitter que tanto Foxconn como Vedanta "están comprometidas con la misión de semiconductores de la India" y con el programa gubernamental Make in India, que busca aumentar la manufactura local e impulsar la inversión en el propio país asiático.

Por su parte, el viceministro indio de Electrónica y tecnología, Rajeev Chandrasekhar, ha querido desmentir en su cuenta de Twitter que la salida de Foxconn fuese un "golpe" a los planes de Nueva Delhi en materia de chips, y ha dejado entrever que ninguna de las compañías tenía experiencia en el sector ni pudieron conseguir un socio adecuado para suministrar la tecnología necesaria para producir semiconductores de 28 nm.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud