Energía

Iberdrola invertirá más de 8.789 millones en eólica marina en Massachusetts

  • Ignacio Galán se ha reunido con el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, para detallar su nueva apuesta
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, y Charlie Baker, gobernador de Massachusetts.
Madrid

Iberdrola sigue capitaneando la eólica marina mundial. Esta vez, refuerza su liderazgo en el sector con una inversión de más de 10.000 millones de dólares (unos 8.789 millones de euros) en el desarrollo de tres complejos eólicos marinos en Massachusetts (Estados Unidos).

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha presentado esta inversión en una reunión mantenida hoy mismo con Charlie Baker, el gobernador de Massachusetts, en la que también ha explicado el plan de crecimiento del grupo en Estados Unidos para el periodo 2020-2025, que le permitirá duplicar la capacidad de generación renovable e impulsar la descarbonización del país.

En el estado de Massachusetts, la compañía eléctrica está desarrollando 2.800 MW de eólica marina en tres proyectos distintos y una línea de interconexión de 1.200 MW de capacidad para transportar energía hidroeléctrica desde Canadá.

En su conjunto, los proyectos de Iberdrola permitirán cubrir con energía limpia  el 35% de la demanda eléctrica del estado a la vez que contribuyen a crear alrededor de 4.000 puestos de trabajo durante su construcción en los próximos años. "Nuestros proyectos en Massachusetts serán básicos para hacer realidad el objetivo de Estados Unidos de alcanzar 30.000 MW de energía eólica en 2030, y con ellos generaremos desarrollo industrial y empleo", explicó Ignacio Galán.

Además, el presidente de Iberdrola mantuvo un encuentro con Maura Healey, fiscal general del estado de Massachusetts, a quien transmitió también el compromiso de Iberdrola con la inversión en energías limpias en el estado.

Recientemente ha iniciado la construcción de Vineyard Wind One, el primer megaparque eólico marino del país. El proyecto de 800 megavatios (MW), situado a unos 24 km al sur de la costa de Martha's Vineyard, será capaz de abastecer a más de 400.000 hogares y evitará  la emisión de más de 1,6 millones de toneladas de dióxido de carbono al año (equivalente a retirar 325.000 vehículos de las carreteras). Su tamaño multiplicará por 25 la única instalación de esta naturaleza existente en el país, ubicada en Rhode Island. 

Asimismo, en diciembre, Avangrid (filial de Iberdrola en EEUU) se adjudicó un contrato para el parque eólico marino Commonwealth Wind, en Massachusetts. El proyecto de 1.232 MW, el mayor proyecto eólico marino de Nueva Inglaterra hasta la fecha, supondrá una inversión de 4.000 millones de dólares y permitirá abastecer a 750.000 hogares. Como parte del proyecto, Iberdrola está promoviendo la instalación de una fábrica de cables submarinos en el estado en el antiguo emplazamiento de una central eléctrica de carbón.

También está desarrollando en la misma área Park City Wind, un proyecto de 804 MW que suministrará energía limpia a los clientes de Connecticut, a la vez que revitalizará el puerto de Bridgeport, sede de la oficina de operación y mantenimiento y almacén de los componentes de cara a la construcción. Se espera que el proyecto esté terminado en 2027.

Por otra parte, la compañía es también propietaria del área de desarrollo Kitty Hawk (2.500 MW), en aguas de Carolina del Norte y Virginia y ha iniciado el proceso de obtención de permisos por parte de la Oficina Federal de Gestión de la Energía Marina (BOEM) para el parque Kitty Hawk North (800 MW), el primer proyecto planteado en esta zona.

Crecimiento en Estados Unidos

La apuesta por Estados Unidos es clarísima en Iberdrola. En menos de dos décadas, la compañía no solo ha conseguido cotizar en la bolsa de Nueva York, sino colocarse como uno de los mayores grupos eléctricos del país con activos de 40.000 millones de dólares y presencia en 25 estados.

Actualmente, cuenta con unos 10.000 MW de energías renovables que dan servicio a una población de casi 10 millones de personas a través de 8 compañías de distribución en los estados de Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts propietarias de una red de 170.000 kilómetros.

Cabe recordar que la Comisión de Servicios Públicos de Maine (PUC) decidirá mañana si lleva a cabo una amplia investigación sobre los problemas de gestión de Central Maine Power por parte de su propietario Iberdrola. El regulador de Maine multó con casi 10 millones de dólares a la eléctrica en 2020 tras una auditoría independiente sobre los problemas de servicio al cliente y facturación de CMP, que se comprometió en un plan de mejora el año pasado a incorporar a los ejecutivos de Maine y a aplicar otras soluciones a los problemas planteados en la auditoría. La empresa de servicios públicos dijo que no creía necesaria una investigación más amplia.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

MENOS cocochas con amosal
A Favor
En Contra

IBERTROLA la empresa preferida de los nazis vascos

.......Manejada por un sucio maketo genuflexo ante los nazis euscaldunes

Puntuación -3
#1
1969
A Favor
En Contra

Podía llevarse a otegui de acompañante a massachussets para así tener más pedigri de RH NEGATIVO

Puntuación 0
#2