Energía

Azora busca un inversor para sus 1.000 MW en proyectos renovables

  • La operación está valorada a precio de mercado en cerca de 600 millones

Azora ha iniciado la búqueda de un socio para financiar su crecimiento en el negocio de renovables. La gestora, fundada por Concha Osacar y Fernando Gumuzio, cuenta en estos momentos con una cartera de proyectos prácticamente listos para su construcción que ascienden a los 1.000 MW y con una cartera en desarrollo de casi el mismo tamaño.

La intención de la gestora, según indicaron fuentes conocedoras de la operación, pasaría por incorporar a un inversor mayoritario para levantar estas instalaciones, lo que podría suponer a precios de mercado una inversión cercana a los 600 millones.

Azora, a su vez, se quedaría con una parte minoritaria de los proyectos y se encargaría en un plazo de seis a siete años de la rotación de estos activos.

En la actualidad, la gestora controla ya varios parques eólicos en el norte de España -Canepa Energy- con una capacidad de 120 MW aunque estos no son propiedad de la compañía.

Tres años de trabajo

Desde hace tres años, la compañía volvió a estar activa en inversión en renovables de la mano de Santiago Olivares, director responsable de las inversiones en infraestructuras y energía. La compañía ha realizado en este tiempo compras en fase temprana en algunos casos y en otros ha realizado la gestión completa del desarrollo del proyecto renovable, para lo que ha necesitado ir aumentando y reforzando su equipo en este tiempo.

La compañía cuenta con accesos y conexión y terrenos con alrededor de 1.000 MW en fase avanzada y que podrán considerarse listos para su construcción a finales de este año o el próximo. De hecho, Azora está ya en plena construcción de un parque eólico en Cuenca con 100 MW que ha sido el primero en contar con las nuevas turbinas de GE, Cypress, y con Eiffage de constructor. Esta instalación además contará con hibridación a fotovoltaica.

Azora apuesta en sus desarrollos por los grandes proyectos de entre 100 MW -el más pequeño de los que tiene en cartera- hasta los 250 MW. La mayor parte de sus proyectos son fotovoltaicos que ascienden ya a cerca de 850 MW.

La gestora cuenta además con una cartera de proyectos de 400 MW para solicitar conexión cuando se levante la moratoria y mantiene conversaciones con varios desarrolladores para realizar la compra de más proyectos antes de que lleguen a la fase de construcción sobre otros 500 MW. Azora marca su línea de negocio en la financiación, la firma del contrato de venta de energía a largo plazo y la construcción de los parques.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin