Energía

Capital Energy se lleva 620 MW de eólica y se convierte en el gran ganador de la subasta de renovables

  • Ribera anuncia que se han adjudicado 3.043 MW a un promedio de 24,47 euros por MWh
  • Los proyectos movilizarán 2.100 millones y crearán 27.000 empleos
  • Las nuevas instalaciones ahorrarán 5 euros anuales a los hogares en la luz
Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica

Capital Energy se convierte en el gran ganador de la subasta de renovables que se ha celebrado hoy. La compañía de Jesús Martín Buezas ha conseguido llevarse 620 MW, lo que supone la principal parte de dicha subasta. Se han adjudicado 3.034 MW entre 32 participantes: 2.036 MW fotovoltaicos y 998 MW eólicos. Su instalación requerirá una inversión de 2.100 millones y rebajará en cinco euros al año la factura de un hogar.

Tras Capital Energy se sitúa Greenalia que ha conseguido 143 MW. Ambas superan a grandes compañías como Naturgy con 38 MW, EDPR con 45 MW o empresas como Elawan que se habría hecho con tres proyectos cercanos a los 105 MW o Enerfin con 40 MW.

En la parte que respecta a la energía fotovoltaica, el reparto puede ser superior, X-Elio se ha adjudicado 300 MW, Iberdrola se ha adjudicado 243 MW frente a los 197 MW de Naturgy, los 125 MW de Ignis, los 100 MW de Acciona, los 85 MW de Engie, los 50 MW de Endesa , así como una planta de Elawan de 50 MW, los 86 MW de Hamwha, los 40 MW de Falck Renewables y los 45 MW de Bas Corporation.

Repsol y Forestalia no se han llevado nada en la subasta al considerar que no se adaptan a los criterios de rentabilidad que perseguían estas ofertas.

Precio medio de 24,47 euros

Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta del Gobierno, ha anunciado esta tarde, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, que se han adjudicado 3.043 MW a un precio promedio de 24,47 euros por MWh para la fotovoltaica y de 25,31 euros por MWh para la eólica. Una nota posterior del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) aporta más detalles.

Han participado 84 agentes, con ofertas por 9.700 MW, tres veces la oferta del concurso, de 3.000 MW. Al final se han adjudicado 3.034 MW a un precio por debajo de mercado, lo que se traducirá en ahorros directos en la factura de la luz de 1,3 euros por MWh, según los cálculos del Miteco. En el cómputo anual son 5 euros anuales de rebaja para los hogares españoles. 

Además, la integración de renovables ayudará a que España siga avanzando en su acción por el clima, ya que una vez entren en funcionamiento los proyectos adjudicados, se prevé una reducción anual de emisiones de gases de efecto invernadero próxima a los 2,5 Millones de toneladas de CO2, con un efecto de ahorro de 61 millones en derechos de emisión. 

Por otro lado, el despliegue asociado a los 3.034 MW adjudicados movilizará inversiones por unos 2.100 millones de euros asociados a la fabricación y construcción de las instalaciones, ocupando a unos 27.000 trabajadores

"Los positivos resultados de esta primera subasta evidencian todo el potencial que tienen las renovables en nuestro país. Al ser la fuente de generación más barata, incorporar al sistema fuentes limpias se traduce, de forma rápida, en ahorros para hogares, empresas e industrias, en generación de actividad y puestos de trabajo en segmentos en los que España es puntera, y en una menor dependencia energética del exterior", señala Ribera.

Y añade: "Alinear la acción frente a la emergencia climática con el proceso de reactivación económica es el mejor en términos sociales y económicos, ya que nos permite construir un nuevo modelo de prosperidad inclusivo, equitativo y respetuoso con los límites del planeta".

Retribución durante 12 años

La retribución de los ganadores de las pujas se garantiza durante 12 años. Los participantes deben presentar al Miteco estimaciones sobre el efecto económico y social de sus proyectos. Entre otros elementos, debe explicar la incidencia sobre el empleo y las oportunidades de la cadena de valor industrial, así como el tratamiento de los equipos al final de su vida útil.

Igualmente, deben analizar la huella de carbono de las instalaciones durante todo su ciclo de vida, incluyendo la fabricación y el transporte de los equipos principales.

Así, se exigirá una descripción general de las inversiones; una estrategia de compras y contratación; y una estimación del empleo durante las obras y la operación de las plantas, a escala local, regional o nacional. 

Demostrar el valor industrial

Y en el caso de la aportación de valor industrial, habrá que aportar una relación de las oportunidades para la cadena local, regional, nacional y comunitaria, incluyendo un análisis sobre el porcentaje que representa la valoración económica de la fabricación de equipos, suministros, montajes, transporte y resto de prestaciones realizadas por empresas en los citados ámbitos territoriales. 

Las empresas dispondrán de un plazo de tres meses para aportar al Miteco toda esta información con relación a cada una de las instalaciones adjudicatarias del régimen retributivo y la información se publicará en la página web del Ministerio.

Luego tendrán seis meses para identificar la instalación o instalaciones concretas que recibirán la retribución obtenida en la subasta, que tendrán que ser del mismo grupo y subgrupo, con el nombre, su localización y su potencia prevista, que podrá ser hasta un 50% a la obtenida en la subasta.

Aval de 60.000 euros por MW

Los participantes han depositado una garantía financiera de 60 euros por kW de la potencia de sus proyectos y la irán recuperando según vayan cumpliendo hitos: 12 euros están vinculados a la comentada identificación de la instalación comentada, otros 18 euros a la acreditación de la autorización administrativa de construcción de las instalaciones identificadas, y los 30 euros restantes a la inscripción en el Registro electrónico del régimen económico de energías renovables en estado de explotación.

Estas garantías se corresponden exclusivamente con las plantas de la subasta y son adicionales a las que se exigen para obtener los derechos de conexión a la red eléctrica, de 40 euros por kW, igualmente ligados al cumplimento de hitos en la tramitación.

El primero de los hitos, el derecho de conexión, debe obtenerse antes de que acabe este año. Luego varía en función de la antigüedad del derecho de acceso; la mayoría, que lo consiguió después del 31 de diciembre de 2017, tiene seis meses para presentar la solicitud de la autorización administrativa previa, 22 meses para conseguir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), 25 meses para obtener la autorización administrativa previa, 28 meses para la autorización de construcción, y cinco años para culminar la instalación y disponer de la autorización de explotación definitiva.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin