Empresas y finanzas

El Corte Inglés consuma la salida de Nuño de la Rosa y nombra presidenta a Marta Álvarez

  • El Consejo aprueba por unanimidad que tutele la labor de los dos consejeros delegados
Marta Álvarez, nueva presidenta de El Corte Inglés

El Corte Inglés ha consumado el cambio de sillas en su consejo de administración. Marta Álvarez, hija adoptiva del fundador del grupo, Isidoro Álvarez, ha sido nombrada presidenta por unanimidad en el Consejo celebrado esta mañana mientras que el ya exprimer espada, Jesús Nuño de la Rosa, ha pasado a un segundo plano reconvertido en consejero delegado y presidente de las filiales (seguros, financiera, informática y viajes). "El Consejo de Administración me ha dado su confianza para liderar un equipo profesional que admiro, respeto y conozco muy bien porque llevo toda la vida ligada a la empresa", ha asegura la nueva presidenta tras la votación, momento que ha aprovechado para agradecer a Nuño de la Rosa haberse puesto al frente en un momento complicado.

El Corte Inglés ya tiene oficialmente dos consejeros delegados y su primera presidenta mujer

Así, El Corte Inglés ya tiene oficialmente dos consejeros delegados que reportarán y darán cuenta de sus estrategias y decisiones a Álvarez, que "tutelará su labor desde la presidencia del consejo de administración", informan fuentes del grupo de grandes almacenes. "Es un cambio de funciones, Marta Álvarez será representante del grupo y coordinará a los altos directivos. La decisión del Consejo ha sido tomada por unanimidad y garantiza la estabilidad del grupo a largo plazo", explican estas mismas fuentes oficiales.

El otro consejero delegado es Víctor del Pozo que mantiene su puesto al frente del área corporativa y de retail (centros comerciales, tiendas, ropa, complementos, hogar, supermercados...) que supone el 77% del negocio de El Corte Inglés. La venta de activos no estratégicos por más de 1.000 millones de euros para reducir la deuda de 3.367 millones y el proceso de digitalización también dependerá directamente de Del Pozo, que sale reforzado de esta reorganización.

"Marta Álvarez tutelará la labor de los dos consejeros delegados desde la presidencia del consejo de administración"

Por su parte, una de las áreas que seguirán bajo la órbita De la Rosa, Informática, está en venta. Y es que, después de que el grupo mexicano KIO Networks rechazara hace unos meses la venta de la compañía, el gigante de los grandes almacenes vuelve a intentarlo y para ellos ha contratado a Pricewaterhouse (PcW).

El Corte Inglés explica que la reorganización forma parte de una estrategia para mejorar el gobierno corporativo de la firma y terminar de ser una empresa muy profesionalidaza tanto en el fondo como en la forma para llegar a cumplir las mismas exigencias que una cotizada, tal y como le exige el mercado desde que emitió bonos en Irlanda. "El Corte Inglés avanza de esta forma en su compromiso con las mejores prácticas de gobierno corporativo. El grupo inició su revisión hace un año y ha completado el plan de reordenación, con la adopción de una nueva estructura de gobierno y ejecutiva que garantiza la estabilidad del Grupo a largo plazo", explica en este sentido la compañía grandes almacenes.

Los problemas con el presidente

Nuño de la Rosa, que mantendrá el sueldo que tenía como presidente y la indemnización pactada de seis millones de euros, ha sido destituido como presidente apenas un año después de su nombramiento debido a que habría mantenido diferencias con las hermanas Marta y Cristina Álvarez, que tienen el control accionarial de la compañía, ante la dificultad de ejecutar un plan que permitiera completar la digitalización del grupo, ajustar su red de tiendas, reducir plantilla y desinvertir en activos. 

Su mensaje a las máximas accionistas habría sido en este sentido claro, manifestándoles que si no podía ejecutar el plan estratégico era mejor que se fuera. Marta y Cristina Álvarez le habrían recriminado entonces, sin embargo, que no hubiera podido cumplir con los objetivos previstos.

En este sentido, le habrían reprochado que el grupo le pidió lograr el investment grade en la emisión de bonos en Irlanda y que no lo había conseguido o que la venta de 95 activos inmobiliarios que se encargó a PwC esperando ingresar entre 1.500 y 2.000 millones de euros habría fracasado y solo habría logrado tener una oferta por la totalidad del portfolio por 600 millones de Apollo.

El Corte Inglés insiste en que no está sobre la mesa la opción de salir a bolsa

El gigante de la distribución sigue detrás de conseguir el grado de inversión pero no espera lograrlo hasta 2020 o 2021, después de que haya conseguido reducir su deuda hasta dos veces ebitda (ahora está en tres veces) con la venta de los activos que, según explican, ha despertado interés en el mercado aunque todavía no tienen ninguna oferta en firme. Pese a que este objetivo es prioritario, El Corte Inglés insiste en que no está sobre la mesa la opción de salir a bolsa, algo que el accionista Al Thani puede exigir por contrato en los próximos años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0