Empresas y finanzas

La rebaja de las tarifas funciona: las autopistas rescatadas disparan el tráfico un 10,2%

  • En los dos primeros meses el aumento de usuarios alcanza el 6,3%

Las nueve autopistas de peaje quebradas que ha asumido el Gobierno aumentaron el tráfico, en promedio, un 10,2% en febrero, en el primer mes completo con las nuevas tarifas fijadas por el Ministerio de Fomento y que implicaron una rebaja media del 30 por ciento a partir del 15 de enero y la gratuidad de estas carreteras en horario nocturno (de 00:00 horas a 06:00 horas). En los dos primeros meses del año, el crecimiento alcanza el 6,3%, según los datos provisionales que recoge el departamento que dirige José Luis Ábalos.

La evolución en los dos primeros meses de 2019 -en enero subió el 2,9%- contrasta con la caída del 1,2 por ciento registrada en el conjunto de 2018. Con ello, se rompió con tres ejercicios consecutivos de crecimiento: 8,5% en 2017, 7,4% en 2016 y 7,2% en 2015.

Las medidas del Ministerio para atraer a los usuarios a estas vías parecen, por tanto, surtir efecto. Así, las nueve autopistas registraron incrementos de tráfico –en enero aún había dos, la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero, que presentaron descensos-. El más destacado se produjo en la AP-41 Madrid-Toledo, con un alza del 23,48%, si bien cabe recordar que es la menos transitada de todas, con apenas 1.357 vehículos en el mes. La gestión de esta autopista fue asumida por Seittsa, sociedad dependiente de Fomento a finales de enero. Entre enero y febrero, la subida se sitúa en el 17,41% (1.265 vehículos).

Tras la AP-41 sobresale el comportamiento de la AP-36 Ocaña-La Roda, con un incremento del 19,86% en febrero –en el año es del 15,14%-. Le siguen la R-2 Madrid-Guadalajara, que registró un alza del 17,67% en el segundo mes del ejercicio (+12,43% desde enero), la R-4 Madrid-Ocaña, con un ascenso del 14,67% -10,18% entre enero y febrero-; la R-5 Madrid-Navalcarnero, con un 14,17% más (5,80% en los dos primeros meses del año); la AP-7 Circunvalación de Alicante, que creció el 14,14% (13,03% en el acumulado del curso); R-3 Madrid-Arganda, un 10,17% más (+4,31%); la AP-7 Cartagena-Vera, un 6,29% más (+5,29%) y la M-12 Eje Aeropuerto, un 4,37% más en febrero y un 3,01% más en el año.

El objetivo del Gobierno de subir el tráfico en estas autopistas al menos en los dos primeros meses de 2019 se ha conseguido. El fin último, no obstante, es que este aumento del número de usuarios permita elevar los ingresos y generar beneficios, por lo que con una rebaja media del 30% de las tarifas los crecimientos de la Intensidad Media Diaria (IMD) de estas vías deberá consolidarse en los próximos meses.

El Ministerio de Fomento, entretanto, sigue trabajando en el cálculo de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) asociada a las nueve autopistas. Una primera estimación situó el importe por encima de los 2.000 millones de euros. Los fondos que compraron la deuda de las carreteras, sin embargo, elevan la cifra por encima de los 4.000 millones.

Subida del 9,06% en toda la red

El conjunto de las autopistas de peaje que gestiona el Estado alcanzaron en febrero un incremento del tráfico del 9,06% con respecto al mismo mes del año pasado. Desde enero, la subida se sitúa en el 7%. Sobresale el comportamiento de la AP-7 Tarragona-Valencia, con un 22,22% más de usuarios en los dos primeros mese de 2019 después de las bonificaciones y exenciones aprobadas para esta vía, que a partir del próximo año será, previsiblemente, gratuita.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0