Empresas y finanzas

Abengoa tiene 10 días para convencer a los impugnantes

  • Logra un acuerdo con algunos acreedores díscolos y negocia con los más reacios
  • El 28 de marzo celebra junta y el 29 termina el plazo de adhesión
Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Abengoa tiene apenas diez días para convencer a los acreedores necesarios para sacar adelante la reestructuración de su deuda. Entre ellos figuran los impugnantes de la anterior refinanciación, con los que aún se halla en negociaciones. El grupo ha llegado a un acuerdo con algunos de los principales, pero necesita el respaldo de todos ellos.

Abengoa ha presentado hoy al mercado más detalles sobre el plan de reestructuración con el quiere blindar su viabilidad futura. Las líneas maestras discurren porque la deuda financiera será obligatoriamente convertible dentro de 10 años, de manera que los bonistas que ostentan la deuda senior (unos 1.600 millones de euros) y la junior (unos 1.200 millones) tomarán hasta el 78% del capital de Abenewco1, controlada hasta ahora al 100% por Abengoa. Además, la compañía obtendrá 97 millones de liquidez del Santander a través de una emisión de bonos contra el A3T, la planta de cogeneración de México. Asimismo, las entidades financieras, con Santander, Bankia y Crédit Agricole a la cabeza, ha dispuesto de una nueva línea de avales por 140 millones.

Para aprobar la reestructuración, Abengoa debe superar aún dos hitos. El primero tendrá lugar el próximo 28 de marzo, cuando se celebre una junta extraordinaria en la que los accionistas deben autorizar la conversión de deuda y un nuevo plan de remuneraciones para los gestores, entre otras cuestiones. En esta ocasión, no es necesario un quorum mínimo y todo apunta a que recibirá el apoyo suficiente de la asamblea.

El segundo llegará solo un día después, el 29 de marzo, fecha en la que finaliza el plazo para que los acreedores se adhieran al plan de reestructuración. Abengoa ha informado de que cuenta con el consentimiento de sus principales acreedores. Ha precisado los porcentajes que obtuvo para el contrato de bloqueo (lock up) hace unas semanas, de manera que el 92% del New Money 2 (NM2) y el 79% del Senior Old Money (SOM) lo respaldaron, superando así el 66,6 por ciento necesario.

Zurich, Exim, RLI, AIG...

El Senior Old Money asciende a unos 1.646 millones de euros. En este tramo se incluyen los impugnantes, cuya deuda se eleva a 144 millones, según la documentación presentada el pasado 30 de septiembre, cuando anunció el plan.

Por tanto, el porcentaje obtenido en el contrato de bloqueo evidencia el acuerdo con algunas de estas firmas, que renuncian así a reclamar por su deudas. Entre estas, figurarían, según apuntan fuentes financieras, Islamic Corporation for the Insurance of Investment and Export Credit (ICIEC), Haitong y Portland General Electric.

Abengoa admite que aún sigue negociando, puesto que necesita la aprobación de todos los impugnantes. Entre ellos se hallan Zurich, US Exim, AIG-Puerto Rico, Atlantic, Nationwide o RLI. 

Adicionalmente, Abengoa también tiene que conseguir el apoyo de los acreedores englobados en el Junior Old Money, cuyo permiso no era necesario para el lock up (se adhirió el 11%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0