Empresas y finanzas

Línea Directa se fija la prioridad de "crecer el valor" para los accionistas y abre la puerta a entrar en nuevos ramos

Línea Directa se fija la prioridad de "crecer el valor" para los accionistas a pesar del desafiante escenario que encara la economía por la guerra y abre la puerta a entrar en nuevos ramos. Son dos de los mensajes lanzados hoy por Patricia Ayuela, quien tomó el relevo como consejera delegada de la aseguradora del teléfono rojo el pasado mes de febrero a Miguel Ángel Merino, en la primera junta que ha celebrado la compañía desde que dio el salto a bolsa.

"Hago frente a esta misión -la de liderar la nueva etapa- con el objetivo primordial de hacer crecer el valor para ustedes, señores accionistas, respondiendo a la confianza que depositan en nosotros nuestros más de 3 millones 300.000 clientes", se comprometió tras reivindicar que Línea Directa es, 27 años después de su creación, "la aseguradora más importante del país en el modelo directo y la tercera en cotizar en Bolsa".

Durante su intervención advirtió de que el compromiso se encara, en cualquier caso, en un entorno económico "ciertamente adverso", con una inflación en el 7,6% que la guerra "va a agravar, afectando directamente a la capacidad adquisitiva y, por tanto, al consumo", además de frenar la economía y con un ritmo en la evolución del empleo "más lento del deseado".

Ayuela recordó que ya antes de la guerra el sector asegurador vio empeorar su ratio combinado -parte de los ingresos que consumen los costes operativos y por siniestros-, reduciendo el margen a las compañías, aunque reivindicó que Línea Directa logró mantenerlo o mejorarlo, en función del ramo.

Entre los desafíos mencionó también la "mala" evolución de las matriculaciones en España, que apenas creció un 1% en 2021 frente a un 2020 donde el mercado cayó por la pandemia. Eso se traduce en menores ingresos para el seguro ya que las pólizas se contratan con menos coberturas.

Captar clientes y fidelizarlos

Con la vista puesta en el futuro y, pese a las "inciertas" perspectivas de crecimiento de la economía, aseguró que Línea Directa tiene un "conjunto de fortalezas muy ciertas y satisfactorias", en las que se apalancará para aumentar ingresos y beneficios. Entre ellas citó un modelo directo que permite conocer las necesidades del cliente, una marca que se asocia a buen precio y calidad y el equipo de profesionales.

"Lo que queremos es crecer con fuerza, ser cada vez más rentables, atraer nuevos clientes y fidelizar a los que ya están con nosotros", detalló para fijar retos por ramos.

Ante la que considera "inevitable la renovación del parque asegurado" de vehículos, dada su antigüedad y la necesidad de pasar a vehículos no contaminantes, anticipó que Línea Directa se posicionará para "ser la compañía de referencia para los nuevos coches". Con datos expuso que la compañía ya tiene una cuota del 20% en seguros a vehículos eléctricos, que supone cuatro veces la cuota natural en motor.

En hogar, se mostró confiada en que los seguros sencillos y transparentes que oferta la compañía le ayudarán a crecer en un mercado donde todavía el 20% de las viviendas están sin asegurar y supone alrededor de unos 5 millones de hogares; indicando la intención de empujar también el ramo de salud.

La intención declarada es que "cada uno" de los 3,3 millones de clientes "tengan todos sus productos aseguradores en Línea Directa", desveló, deslizando además la posibilidad de entrar en otros negocios: "No descartamos operar en otros ramos en el futuro y seguir completando nuestra oferta dentro de nuestra estrategia como grupo asegurador multirramo", indicó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud