Empresas y finanzas

Escotet ve a Ibercaja y Abanca "muy complementarios" y asegura que el banco mira "absolutamente" todo

  • La entidad duplicó beneficios en 2021 y cuenta con 1.527 millones de hucha para compras
  • Abanca saldrá a bolsa cuando suban los tipos y la banca recupere su valor en el parqué

Abanca mantiene intacto su apetito por continuar realizando compras y dispone de una hucha de 1.527 millones de euros de excedente de capital para abordarlas. "No dejamos de ver absolutamente nada", aseguró este miércoles el presidente del banco, Juan Carlos Escotet, y reconoció que Ibercaja encajaría en su estrategia.

Ante la pregunta directa de si la entidad aragonesa tendría cabida en su hoja de ruta de frustrarse la salida a Bolsa, retrasada por las bajas valoraciones que solicitan los inversores en estos momentos con la fuerte volatilidad de los mercados, el banquero abrió la puerta: "No me gusta especular sobre posibles escenarios y mucho menos cuando no están definidos, pero ese escenario hipotético sería muy complementario", concedió para precisar al instante que Ibercaja ha manifestado su interés en salir a cotizar y "probablemente eso ocurrirá".

Escotet fue esquivo también a la hora de detallar si Abanca está en conversaciones exclusivas para adquirir el luso Eurobic tras haberse frustrado su compra en el 2020. "Todas las oportunidades encima de la mesa siempre las miramos", otorgó, con la precisión de que "no tenemos noticias nuevas que comentar sobre este proceso".

Sus declaraciones se produjeron durante la rueda de prensa convocada para detallar las cuentas del 2021. El banco ganó 323,3 millones de euros, un 101,9% más, y disparó la rentabilidad ROTE al 7,8%, acercándose al 9% de meta fijado en el plan estratégico para el 2024. "Hemos salido reforzados de la crisis", expuso Escotet y atribuyó la mejora a esa historia de compras. Abanca es hoy fruto de seis adquisiciones y solo en 2021 agregó dos: Bankoa, que le reforzó en el País Vasco, y Novo Banco, que refuerza su cartera de clientes de valor en Madrid y el posicionamiento en empresas.

"Hemos dicho recurrentemente que nuestra estrategia de crecimiento es una combinación de crecimiento inorgánico y orgánico". "Seguimos abiertos y seguimos muy atentos a lo que está ocurriendo en el mercado", son algunas de sus declaraciones.

Su condición para abordarlas es que "sean complementarios a la estrategia y estén en zonas donde queremos crecer". Perimetró el interés, "básicamente", en la Península Ibérica, ensalzando el sistema financiero luso porque ha hecho los "deberes", está "muy saneado" y ofrece "tasas de crecimiento importantes".

Lo que no está sobre la mesa es debutar en Bolsa. Admitió que forma parte de la estrategia porque resulta "interesante tener una empresa cotizada", "tiene gran atractivo para los calificadores de riesgo y los reguladores lo ven con buenos ojos", pero "no hay prisa" gracias a que cuenta con un accionariado "muy estable". Esperarán para dar el paso a que la política de tipos de interés cambie y se revaloricen los bancos, de forma que sus cotizaciones reflejen el valor en libros y no se exijan agresivos descuentos.

A pesar del desafiante 2021, el banco duplicó su beneficio, con aumentos del 6,2% en el margen básico de la mano de la actividad comercial. Entre otras rúbricas, experimentó crecimientos del 17% en depósitos de clientes, en crédito la nueva producción superó los niveles preCovid tras formalizar 2.400 millones de euros en nuevo crédito con pymes y autónomos o triplicó las suscripciones netas de fondos de inversión.

Su morosidad se mantuvo en el 2,1%, con una cobertura de provisiones del 85,3% sobre activos improductivos, a pesar de que ya han vencido un 95% de las medidas de apoyo a familias y empresas. Ambos ejecutivos atribuyeron gran parte de los números a las compras. Echando la vista atrás detallaron que con negocio y de la mano de las integraciones Abanca ha aumentado un 57% el volumen de negocio gestionado desde el 2018 cuando el sector financiero en su conjunto lo incrementó un 9,7%; el margen básico se amplió un 26,3% (cae un 5,4% en el sector) y los gastos de explotación suben un 3,1%, frente al 2,1% del sector.

Con foco puesto solo en el periodo donde la crisis de la pandemia ha impactado, es decir, entre 2019-2021, indicaron que se han recuperado los niveles de actividad en las principales líneas de negocio con expansiones en el bienio del 40,9% en formalizaciones de hipotecas (+133,9% en Portugal), del 9,5% en crédito a pymes y autónomos y se ha triplicado la suscripciones netas en fondos de inversión. El capital total alcanza el 16,9%, lo que deja la hucha cita de solvencia sobre requisitos regulatorios de 1.527 millones.

Ambos ejecutivos indicaron que Abanca cuenta con 688 oficinas en 37 de las 50 provincias además de en Portugal, de las que 199 se encuentran en zonas rurales, y cubre al 97,7% de la población en Galicia.

En relación a las quejas por deficiente atención realizadas por los clientes de edad avanzada, Botas indicó que hay que ser "conscientes del momento que vivimos de transformación digital", pero dando "muchísima importancia" a esa situación.

En el caso de Abanca expuso que cuenta con unos 460.000 clientes personas mayores en su clientela y ha decidido "mantenerse en más de 124 municipios de Galicia" donde es la única entidad, pese a que 54 no cubren sus costes. Entre las medidas desplegadas para atenderles indicó que se ha abierto o ampliado el horario de atención, dándoles un servicio "personalizado y prioritario" y con adaptación de los medios digitales, incluyendo cajeros, a un lenguaje y tipología de letras más accesibles.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado