Empresas y finanzas

Ferrovial entra en la promoción de renovables con la compra a Infrared de un parque solar en España

  • Adquiere una planta fotovoltaica en Sevilla
  • Cubrirá el consumo energético de todos sus activos en España y Portugal
  • Enmarca esta operación en su objetivo de rebaja de emisiones
Ignacio Madridejos, consejero delegado de Ferrovial.

Ferrovial desembarca en la promoción de plantas de energía renovable. La multinacional española ha comprado al fondo de infraestructuras británico Infrared Capital Partners un proyecto fotovoltaico por desarrollar, denominado Casilla Solar, ubicado en Valencina de la Concepción, en Sevilla. La compañía utilizará esta instalación para autoconsumo de sus activos en España y Portugal en el objetivo de cumplir con su Estrategia de Sostenibilidad 2030 para reducir las emisiones de CO2. El grupo que dirigen Rafael del Pino e Ignacio Madridejos da pasos en firme así en su apuesta por el negocio de energías verdes, para lo que a comienzos de este año creó una división específica, Ferrovial Construcción Energía, como adelantó 'elEconomista'.

Ferrovial ha adquirido a Infrared Iberia Holdings, una filial del fondo inglés en España, la sociedad Parque Casilla Solar, tenedora de los derechos para el desarrollo de la instalación fotovoltaica. El proyecto contempla una potencia de 49,3 megavatios (MW). La compañía española ha ejecutado la compra a través de Ferrovial Infraestructuras Energéticas, una filial cuyo objeto social es el diseño, proyección, construcción, ejecución, gestión, operación, explotación y mantenimiento de instalaciones de generación de energía eléctrica fotovoltaica y realización de toda clase de actividades, obras y servicios relacionados con la producción, transporte y distribución.

Con la adquisición de Casilla Solar a Infrared, Ferrovial da su primer paso como promotor de plantas renovables en España. El grupo de infraestructuras ya entró en este sector como constructor hace un año cuando se hizo con el contrato para la construcción y el ensamblaje de una plataforma flotante de hormigón pretensado que se instalará a dos millas de la costa de Vizcaya. Hace dos años la firma española estuvo interesada en los activos hidráulicos de Ferroglobe.

Ferrovial reserva en su estrategia de crecimiento en el ámbito energético un lugar preferente para la ejecución y operación de líneas de transmisión eléctrica

Con Casilla Solar, Ferrovial prevé cubrir el consumo energético de todos sus activos (autopistas, edificios, movilidad, etc.) en España y Portugal, según indican fuentes conocedoras. Con ello avanza en el cumplimiento de su Estrategia de Sostenibilidad 2030, en la que se impone como objetivos la reducción de las emisiones de CO2, el consumo de electricidad renovable (100% en 2025), la neutralidad en carbono (ser neutros en 2050) y la gestión de riesgos y oportunidades climáticas.

Al margen de las renovables, Ferrovial reserva en su estrategia de crecimiento en el ámbito energético, recogida dentro del Plan Horizon 2024, un lugar preferente para la ejecución y operación de líneas de transmisión eléctrica.

La firma desembarcó en el negocio de redes eléctricas en 2016 cuando se hizo con el control de la compañía chilena Transchile Charrúa Transmisión a las brasileñas Alupar y Cemig por 72 millones de dólares (67,5 millones de euros al cambio de entonces). Esta empresa controla, opera y mantiene una línea de 204 kilómetros entre Charrúa-Cautín, en el sur del país andino, prestando servicio a más de 300.000 hogares. Además, la empresa española se adjudicó en 2018 la concesión Centella, para construir y operar la línea de transmisión Nueva Pan de Azúcar- Punta Sierra-Centella, de aproximadamente 250 kilómetros y ubicada al norte de Santiago de Chile. Ferrovial Construcción ya ejecuta las obras del proyecto, valorado en más de 100 millones de euros. Y, en febrero de 2020, la firma ganó la concesión Tap Mauro, también en Chile, para la construcción, operación y mantenimiento de una línea que conecta la de Los Piuquenes-Tap Mauro con la subestación Centella.

Sigue los pasos de ACS y Sacyr

Estos tres activos están integrados en Power Infrastructure, la concesionaria de proyectos de energía del grupo, que es independiente de la nueva división de construcción creada este año. Dirigida por María José Esteruelas, esta filial ultima un plan estratégico para abordar su crecimiento en sus mercados prioritarios. Ferrovial Construcción Energía, que ha integrado en los últimos meses filiales de servicios como Siemsa o los contratos de alumbrado eléctrico, eficiencia energética de edificios y centros de control de energía, entre otros, quiere convertirse en una referencia en EPC (ingeniería y construcción).

La entrada de Ferrovial en la promoción de plantas renovables, por ahora con Casilla Solar, da continuidad a lo que han hecho otros grupos de construcción españoles en los últimos años, caso de ACS, FCC o Sacyr. OHLA también está apostando por este negocio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin