Construcción Inmobiliario

Ferrovial remodela la cúpula de Budimex y planea crecer en energía y servicios

  • La constructora polaca busca entrar en concesiones y se abre a nuevos países
Ignacio Madridejos, consejero delegado de Ferrovial.

Ferrovial ha acometido una remodelación en los órganos de gobierno en su filial constructora polaca Budimex tras desprenderse a comienzos del año de su inmobiliaria en Polonia, Budimex Nieruchomosci. La compañía obtuvo con esta operación más de 330 millones de euros y, con ello, además de potenciar su negocio de construcción y desembarcar en el mercado de concesiones en el país, planea impulsar sus actividades en servicios, en la que opera a través de FBSerwis, y energía, un nicho en el que la multinacional española ha puesto el foco para crecer a nivel global.

Budimex, de la que Ferrovial controla el 50,1% del capital, ha ahondado en la remodelación de su cúpula con el nombramiento como miembro del consejo de administración de la compañía de Artur Pielech, presidente de la filial de servicios polaca FBSerwis, cargo que seguirá ejercitando. Asimismo, la constructora polaca ha designado a Mario Mostoles, director global de Recursos Humanos de Ferrovial Construcción, como consejero del órgano de supervisión en sustitución de Javier Galindo, hasta su venta al frente del negocio de Real Estate y que, en todo caso, continúa ligado a la división de construcción de la multinacional española.

Estos nombramientos se producen tras el relevo en la presidencia de Budimex el pasado mes de mayo, cuando Artur Popko, hasta entonces vicepreidente de la compañía, sucedió a Dariusz Blocher, quien continúa, en todo caso, dentro del consejo de supervisión, del que también forman parte, entre otros, el consejero delegado de Ferrovial Construcción, Ignacio Gastón, el director financiero, Ignacio García Bilbao, y el director de Asesoría Jurídica, José Carlos Garrido-Lestache.

Budimex está abierta a expandir sus actividades a otros países del Este de Europa y busca potenciar su actividad de construcción

Tras la venta de la inmobiliaria, adelantada por elEconomista, y con Popko al frente, Budimex está abierta a expandir sus actividades a otros países del Este de Europa y busca potenciar su actividad de construcción, que representa prácticamente la cuarta parte de las ventas de la división a nivel global de Ferrovial, y casi un tercio de la cartera. Asimismo, la compañía polaca se ha fijado el objetivo de desembarcar en Polonia en el negocio de concesiones, área prioritaria para el grupo que dirigen Rafael del Pino e Ignacio Madridejos. En el marco de iniciativas de colaboración público-privadas la empresa espera encontrar oportunidades en infraestructuras de transporte, fundamentalmente, y de otro tipo. Una ventana en la que los fondos europeos para la recuperación pueden jugar un papel decisivo.

Además, Budimex planea impulsar su filial de servicios en el país FBSerwis. La constructora polaca adquirió a la propia Ferrovial su 51% en esta empresa hace dos años en el marco de la desinversión global en el negocio de servicios. Para ese crecimiento, la compañía está abierta a acometer compras, toda vez que cuenta con fondos derivados de la venta de la filial de Real Estate. De igual modo, analiza oportunidades en el sector de la energía, actividad en la que Ferrovial ultima un plan estratégico a nivel mundial.


3.162 millones de euros

Budimex acaparaba, a junio de 2021, el 32,5% de la cartera del área de construcción de Ferrovial a nivel global. En concreto, acumulaba 3.162 millones de euros, tras registrar un crecimiento del 1,5% con respecto al cierre de 2020. Mientras, las ventas de la filial polaca alcanzaron los 715 millones, un 6,2% que en junio de 2020, y el margen de explotación creció del 2,8% al 8,3%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.