Empresas y finanzas

Elecnor disputa a Ferrovial las redes de Colbún en Chile por 1.000 millones

  • Su filial Celeo Redes y el grupo que preside Rafael del Pino quieren crecer en el país andino
  • El proceso, con JP Morgan y Santander como asesores, atrae a otras firmas y fondos de inversión
Línea de transmisión de Colbún en Chile

Elecnor y APG, a través de su sociedad participada Celeo Redes, y Ferrovial se hallan en la carrera para adquirir el negocio de líneas de transmisión eléctrica de la compañía chilena Colbún, instrumentado a través de Colbún Tranmisión, según indican fuentes conocedoras. El mercado valora a esta sociedad, que tiene una cartera de 899 kilómetros de redes y 27 subestaciones, en el entorno de los 1.000 millones de euros.

Celeo Redes y Ferrovial se enfrentan en este proceso con otros actores destacados en Chile en esta actividad y con fondos de inversión internacionales. Otra de las firmas españolas con intereses en el país andino, Red Eléctrica de España (REE), que cuenta con su filial REE Chile, ha descartado participar en la puja, de acuerdo con fuentes oficiales. Tanto Elecnor como Ferrovial declinaron hacer comentarios.

Esta sociedad se anotó un beneficio neto de 49,1 millones de dólares (40,1 millones de euros)

Colbún acordó en septiembre invitar a actores con experiencia en la industria de transmisión eléctrica, de infraestructura y financiera, con el objeto de explorar su interés y las condiciones en que podría convenirse su eventual participación ya sea como socio estratégico, adquiriendo una posición mayoritaria, o bien adquiriendo hasta la totalidad de las acciones de su filial Colbún Transmisión. Para ello, la compañía, cuyos mayores accionistas son Minera Valparaíso (35,17% del capital), Forestal Cominco (14%) y Antarchile (9,58%), contrató los servicios de asesoría financiera de BTG Pactual y JP Morgan. El calendario fija la presentación de ofertas este mes de marzo.

Colbún Transmisión opera y es propietaria de 899 kilómetros de líneas de transmisión y 27 subestaciones eléctricas, divididas en 37% activos nacionales, 8% zonales y 55% dedicados. Se trata de cerca de una veintena de proyectos que se extienden por todo el país. En 2020, de acuerdo con los resultados provisionales, esta sociedad se anotó un beneficio neto de 49,1 millones de dólares (40,1 millones de euros).

Colbún, cuya actividad principal es la generación de energía eléctrica a través de las 25 centrales, de distintas tecnologías, con que cuenta en Chile y Perú, con una capacidad instalada de 3.900 megavatios (MW), creó Colbún Tranmisión en 2012. En octubre de 2018, en el marco del proceso de reorganización societaria del grupo y con el objeto de concentrar en esta subsidiaria todos los activos y negocios relacionados con transmisión de energía, Colbún, Empresa Eléctrica Industrial y Río Tranquilo aportaron determinados activos de transmisión eléctrica a Colbún Transmisión mediante un aumento de capital de esta última. La compañía opera en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), el de mayor tamaño del país.

Competencia

Una vez acometida aquella reestructuración, Colbún ha decidido poner en valor el negocio de redes eléctricas, en un contexto de elevado apetito por parte de los inversores. La firma también ha acordado desprenderse de otros activos en los últimos meses, como las cuentas por cobrar con determinadas empresas de distribución del país.

La venta de Colbún Transmisión ha atraído a Elecnor y Ferrovial, así como a algunos de los actores más relevantes del negocio de redes en Chile, entre los que figuran, además de las españolas y de la propia Colbún, Transelec, ISA InterChile, Transmisora Eléctrica del Norte (TEN) y REE. Enfrente también se espera la presencia de grupos chinos, que ya han invertido en el país, o fondos de infraestructuras y de pensiones con intereses en esta actividad.

No en vano, Elecnor ya opera en el mercado de líneas de tranmisión junto con su socio APG, fondo de pensiones holandés, a través de Celeo Redes, tanto en Chile como en Brasil, manteniendo actividades diversas de promoción en otros mercados de Latinoamérica.

Celeo Redes cuenta con cinco proyectos de transmisión eléctrica en Chile que suman 1.003 kilómetros de longitud

Celeo Redes cuenta con cinco proyectos de transmisión eléctrica en Chile que suman 1.003 kilómetros de longitud. Tres están en operación, Alto Jahuel (256 kilómetros), Charrúa (198 kilómetros) y Diego de Almagro (55 kilómetros), y dos en construcción, Mataquito (392 kilómetros) y Casablanca (111 kilómetros). Con Colbún Transmisión, prácticamente duplicaría su posición en el país. A finales de 2019, Elecnor y APG ampliaron su alianza y estimaron comprometer inversiones de capital por 400 millones de euros en cinco años.

Mientras, Ferrovial desembarcó en el negocio de las redes eléctricas en 2016 cuando adquirió la compañía chilena Transchile Charrúa Transmisión. Esta empresa controla, opera y mantiene una línea de 204 kilómetros entre Charrúa-Cautín, en el sur del país andino. Recientemente, la multinacional española ha creado una nueva división, Ferrovial Construcción Energía, para crecer en la ejecución de proyectos de redes eléctricas y plantas renovables. Según reveló la firma la pasada semana, que integra sus activos de redes bajo la marca Power Infrastructure, tanto para el negocio energético como para el de agua prevé inversiones directas por 500 millones de euros.

Colbún Transmisión tiene abiertas las opciones de una venta parcial o total y los potenciales compradores industriales podrían también acompañarse de inversores financieros para asumir el coste.


Budimex se refuerza en Polonia

Budimex, la filial polaca de Ferrovial, ha reforzado su cartera de obras con la adjudicación del contrato para la construcción del baypass Metropolitano Tricity, en la ciudad de Gdansk. La oferta presentada por la constructora del grupo español se sitúa en los 581,4 millones de zlotys (equivalentes a casi 130 millones de euros al cambio actual). La Dirección General de Carreteras y Autopistas Nacionales de Polonia eligió la oferta de Budimex como la más ventajosa en el procedimiento de contratación pública para la ejecución del proyecto, que se divide en dos partes. Las obras tendrán una duración, según fija la propuesta, de 38 meses. Ferrovial continúa así reforzando su cartera en Polonia, uno de los principales motores del negocio de construcción del grupo en el último ejercicio. Así, las ventas de Budimex crecieron en el año un 7,3% (+11,4% la división), hasta 1.877 millones de euros, y la cartera de la filial polaca se elevó un 16,9% (-5,6% a nivel global), hasta 3.083 millones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin