Empresas y finanzas

Los Amodio y Ultramar tendrán el 38% de la nueva Abengoa a cambio de 32,5 millones

  • El plan de los ofertantes discurre por sacar Abenewco 1 a bolsa en el futuro
  • Los accionistas de referencia de OHL plantean liderar la firma a largo plazo
Luis Amodio, copropietario de Grupo Caabsa.

Los mexicanos Grupo Caabsa, propiedad de los empresarios Luis y Mauricio Amodio, y Ultramar aspiran a una participación de hasta el entorno del 38% de Abenewco 1, la filial de Abengoa que ostenta el grueso de los activos y del negocio del grupo andaluz.

Asimismo, los actuales accionistas de Abengoa recibirían también hasta el 38%, con una prevalencia en el bono convertible planteado para aquellos que forman parte de la sindicatura, dueños del 17% de la ingeniería sevillana. Entre el 24 y el 30% del capital restante correspondería a los tenedores de una parte de la deuda con derechos sobre acciones de Abenewco 1, el denominado New Money 2, con Santander, KKR y BlueMountain a la cabeza.

Ya han iniciado la 'due diligence' de la compañía, que podría tomar entre cuatro y seis semanas

Así lo indican fuentes conocedoras de la oferta indicativa trasladada la semana pasada por los Amodio, Ultramar, que participa a través de EPI Holding BV y del fondo radicado en Londres Ultramar Energy, y Abengoashares, la plataforma que agrupa a los accionistas minoritarios de Abengoa y que está liderada por Clemente Fernández -expresidente de Amper-, a la dirección de la multinacional andaluza, al administrador concursal (EY) de la matriz y a las autoridades públicas. La propuesta busca evitar la quiebra de Abenewco 1, que cuenta con más de 13.000 trabajadores en el mundo.

El plan de los ofertantes discurre por sacar Abenewco 1 a bolsa en el futuro, con un horizonte de alrededor de un año. Con ello, los accionistas de Abengoa, sociedad que se halla en concurso de acreedores y que tiene la cotización suspendida desde el pasado mes de julio, podrían recuperar al menos una parte de su inversión. Los inversores mexicanos, por su parte, podrían en ese proceso diluirse por debajo del 30%, aunque los detalles sobre este proceso aún no están concretados.

Cualquier decisión en este sentido está supeditada a la aceptación de la SEPI para participar en el rescate de la firma

Por el momento, los potenciales compradores, que han contratado al bufete Pérez-Llorca, ya han iniciado la 'due diligence' de la compañía, que podría tomar entre cuatro y seis semanas, de acuerdo con fuentes próximas a la operación. De resultar exitosa, el calendario estimado señala la presentación de una oferta vinculante en la segunda mitad del mes de mayo.

No obstante, cualquier decisión en este sentido está supeditada a la aceptación de la SEPI para participar, a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, en el rescate de la firma sevillana con préstamos ordinarios y participativos por 249 millones de euros -sin su entrada en el capital, al menos inicialmente-. Además, los organismos públicos, como el Cesce, también han de apoyar a la empresa con avales por al menos 300 millones.

Confianza de la banca

La propuesta inicial de los inversores mexicanos y de Abengoashares contempla una inyección, entre capital y préstamos, de hasta 200 millones de euros. Se trata de una oferta similar, en volumen, a la realizada semanas atras por el fondo estadounidense Terramar. Esta vía sigue oficialmente viva, aunque diversas fuentes del mercado indican que la recepción por parte del Gobierno de España, con un papel clave por la necesaria implicación de la SEPI, no ha sido positiva.

La presencia de los Amodio en la oferta es valorada por las entidades financieras, toda vez que algunas comparten implicación en Abengoa y OHL, firma de la que los empresarios mexicanos son accionistas de referencia desde 2020 y que está cerca de sellar una reestructuración de deuda y capital. A-demás, su propuesta recoge la cancelación de 50 millones de deuda con los actuales acreedores, de acuerdo con fuentes financieras.

El bono convertible otorgaría un 3% a las compañías aztecas y un 3% a la sindicatura

En concreto, la oferta indicativa de Caabsa, Ultramar y Abengoshares contempla una inyección de capital de hasta 65 millones de euros y de préstamos de 135 millones. En una primera fase los inversores mexicanos se comprometen a facilitar préstamos garantizados por 35 millones de euros y un bono opcionalmente convertible de 15 millones que sería cubierto al 50% por los Amodio y Ultramar, por un lado, y por la sindicatura de accionistas de Abengoa y no por todos. Con ello, buscan otorgar liquidez a la compañía para su reactivación.

En una segunda etapa, sometido a la aprobación y aportación de los 249 millones pedidos a la SEPI y a la concesión de los avales y garantías solicitadas -por al menos 300 millones-, el grupo ofertante completaría la aportación con 100 millones de euros en préstamos, a través del fondo de deuda noruego Arctic, y 50 millones para ejecutar una ampliación de capital que les otorgaría el 70% de las acciones de Abenewco 1, a razón del 35% para los Amodio y Ultramar, y el 35% para los accionistas de Abengoa. Con estos 50 millones se cancelaría deuda con los acreedores.

A estas participaciones, los inversores mexicanos podrían sumar en torno al 3% por el bono en caso de conversión, para alcanzar el 38% con un desembolso total de 32,5 millones, y la sindicatura otro 3% -los accionistas de Abengoa, en su conjunto, también tomaría el 38% con 32,5 millones aportados-. Los ofertantes negocian también la composición inicial del consejo, con una presencia al 50%, si bien con una perspectiva a medio plazo el mando de la empresa, y del órgano de gobierno, recaerá en los Amodio, que pretenden aterrizar en Abenewco 1 con vocación de largo plazo, según fuentes conocedoras.


comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Teudis Carmona
A Favor
En Contra

-Todos los accionistas actuales de Abengoa A-B, proporcionalmente formaran parte de la nueva empresa negociada con los Amodios. Estén o no en la sindicatura. Por el hecho de ser accionista tiene todos sus derechos.

-La sindicatura son accionistas medios que se han unido. Pero existen muchos accionistas pequeños que no están en la sindicatura que tienen todos sus derechos a participar en la vida y en todos los proyectos de la nueva Abengoa o el nombre que supuestamente adopte (Abenewco 1).

-Por tanto, todo aquel que tenga acciones de Abengoa se beneficiara de que salga el proyecto de la sindicatura y de los Amodios adelante. Igualmente el Estado como accionista también formara parte de esta empresa...Y los accionista no recuperaran una parte tienen que recuperar toda su inversión, LO IMPORTANTE ES QUE SALGA A BOLSA. y los inversores puedan comprar acciones de esta empresa...

Puntuación 5
#1