Empresas y finanzas

Gobierno y banca dan carpetazo a las moratorias en plena alza de la demanda

  • El volumen de crédito bajo esta medida creció un 5% desde diciembre a marzo
Oficinas del Santander y CaixaBank en una calle.

El Gobierno y el sector financiero han dado carpetazo a la solicitud de moratorias hipotecarias y de préstamos al consumo en plena alza de la demanda. El pasado 31 de marzo terminó el periodo para que las familias y empresas más impactadas por la pandemia pudieran solicitar a la banca el aplazamiento del pago de sus hipotecas por un periodo de nueve meses y de los créditos personales, por hasta seis.

Por el momento, ni las entidades ni los supervisores europeos han transmitido su voluntad para volver a reabrir esta medida de apoyo para aquellos más afectados por la pandemia, a pesar de que desde que se volvió a activar el pasado diciembre, la demanda de los clientes para acogerse a esta carencia de pago no hizo más que aumentar. Eso sí, a menor nivel que cuando se puso en marcha esta medida por primera vez entre marzo y abril del año pasado, con el inicio de la crisis sanitaria.

Concretamente, según los datos del Banco de España, desde diciembre hasta finales de marzo, el crédito bajo moratoria aumentó un 5%. La subida fue gradual desde que en diciembre se reactivara la medida, cuando creció un 0,13%, para elevarse un 2,1% en febrero y hasta un 2,7% en el mes de marzo.

En total, la banca que opera en nuestro país ya tiene el 8,7% de su cartera de hipotecas y crédito al consumo bajo moratoria. El porcentaje, según fuentes del sector financiero, es inferior al de la media de la banca europea, que tiene el 10% de los préstamos aplazados.

Cierre también en Europa

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) dio la oportunidad a inicios de diciembre a las entidades del continente a volver a reabrir esta medida (que se cerró por primera vez en septiembre) para seguir dando apoyo a familias y empresas y evitar una mayor entrada de créditos morosos. La fecha límite se puso para el último día de marzo, periodo en el que no solo España cerró el plazo para presentar solicitudes, también lo hicieron Portugal, Polonia, Suecia, Croacia y Lituania, últimos países de Europa que hasta el momento también las ofrecían.

No obstante, desde el sector insisten en que los bancos españoles, dentro de su dinámica habitual, continuarán aplicando moratorias si lo ven necesario para salvaguardar la salud financiera de los clientes y evitar una mayor entrada de morosidad, aunque la medida no esté activa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud