Empresas y finanzas

La banca, dispuesta a dar moratorias más allá del año para evitar impagos

  • El plazo para pedir aplazamientos de deuda por la crisis cumple el 30 de marzo
Varias entidades en una calle.

La banca española continuará aplicando moratorias a los clientes con dificultades para afrontar sus deudas en esta crisis, a pesar de que culmine el periodo oficial para solicitarlas, con el objetivo de evitar impagos. El sector financiero aprobó el pasado 6 de abril aplazamientos de pagos de las hipotecas por hasta doce meses -que comienzan a expirar ahora- y de los créditos al consumo por seis meses para aquellas familias y empresas que hubieran visto disminuidos sus ingresos por la pandemia. La medida culminó en septiembre, pero los bancos volvieron a abrir en diciembre el periodo para que los clientes se acogieran a las moratorias, en esta ocasión por nueve meses en el caso de las hipotecas y por seis, en los créditos personales.

No obstante, el plazo de esta última ampliación culminará el próximo 30 de marzo, sin previsión de momento de que se vuelva a ampliar. Sin embargo, fuentes del sector financiero aseguran que aunque oficialmente la moratoria sectorial no se ampliara, las entidades, dentro de sus políticas comerciales, continuarán dando aplazamientos de deuda a los clientes que tengan problemas para afrontar sus deudas. Estas mismas fuentes aseguran que los bancos son los últimos que quieren absorber una vivienda por impago y están dispuestos a negociar para buscar soluciones.

Asimismo, el próximo 30 de marzo también cumple el plazo de la moratoria puesta en marcha por el Gobierno, que prorrogó el pasado febrero y que permitía aplazar el pago de las hipotecas o los créditos al consumo a las familias más afectadas por la crisis del coronavirus durante nueve meses.

En el caso de las moratorias sectoriales, fue la EBA (Autoridad Bancaria Europea, por sus siglas en inglés) la que creó el marco de actuación para que los bancos de la zona euro se adhirieran a esta medida. Así ocurrió tanto en abril de 2020, con la primera puesta en marcha de las moratorias sectoriales, como en diciembre, con la segunda. Sin embargo, fuentes financieras aseguran que desconocen si la EBA volverá a abrir el plazo por tercera vez, puesto que de momento no se ha pronunciado. La Autoridad Bancaria ya justificó en la segunda prórroga que daba la opción de ampliar la medida ya que los efectos de la pandemia continuaban tal y como demostraba el estallido de la segunda ola de contagios. Desde el sector reconocen, no obstante, que esta segunda prórroga no tuvo un nivel de demanda tan alto como la primera.

Inicio de las devoluciones

Los clientes que solicitaron a las entidades la primavera pasada una moratoria del pago de su hipoteca de doce meses, máximo permitido en la medida sectorial, comenzarán a abonar su préstamo a partir del próximo abril. Cuando en diciembre, el sector financiero español incrementó los plazos para acogerse a las moratorias crediticias, permitió a aquellos clientes que tuvieran aplazamientos de pago de nueve meses o menos, ampliarlos a otro máximo de nueve meses. Sin embargo, no permitía prórrogas en el caso de los que hubieran solicitado en su día moratorias superiores a los nueve meses. Ahora, todos aquellos que tenían el aplazamiento de doce meses del pago de su hipoteca tendrán que volver a afrontar la deuda a partir de abril.

En la actualidad, las entidades tienen préstamos suspendidos de pago en España por un volumen de 55.252 millones de euros, lo que supone el 8,47% del total de la cartera hipotecaria y de créditos al consumo del sector. Desde la puesta en marcha de este alivio para empresas y familias, el sector ha aprobado 1,4 millones de operaciones. De ellas, el 41% corresponde a la medida gubernamental y el resto, a la sectorial. Los afectados que recurrieron a la norma del Ejecutivo han aplazado 19.993 millones de euros en hipotecas y 2.711 millones de euros en préstamos personales. Así, aquellos que se acogieron a la medida sectorial han aplazado un total de 32.548 millones de euros entre préstamos inmobiliarios y créditos al consumo.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

V for Vendetta
A Favor
En Contra

Para evitar que la banca tanga que aumentar capital y reducir ingresos se permite que los negocios zombies continuen funcionando.

Cuando todo se venga abajo los que gobiernan hoy echaran la culpa al incumbente de turno.

Me encanta la democracia. Por cierto Esparta triunfo contra Atenas.

Puntuación 2
#1