Empresas y finanzas

Plus Ultra arrancó 2020 con más de dos millones en un banco de Panamá

  • La firma de un excargo socialista respaldó el rescate pese a las pérdidas
Avión A340 de Plus Ultra

La aerolínea rescatada Plus Ultra tiene una estrecha relación con Panamá que va más allá de que sus principales accionistas posean una extensa red de empresas en el territorio que la Unión Europea incluye en su lista negra de países no cooperadores a efectos fiscales y que "fomentan prácticas fiscales abusivas".

Según pública la compañía en sus últimas cuentas, a 31 de enero de 2020 tenía más de dos millones en depósitos en el banco panameño Panacorp Casa de Valores, la entidad que está vinculada a Rodolfo José Reyes Rojas, el empresario venezolano que entró en capital de la aerolínea en 2017 tras suscribir, a través de SNIP Aviación, una ampliación de 3,7 millones. La firma es la principal accionista con el 45% de capital.

La firma cerró 2019 con el fondo de maniobra negativo y la banca se negó a darle un crédito ICO

Plus Ultra publica que tiene un depósito con un saldo de 2.256.661 dólares en la entidad panameña cuyos apoderados (de la cuenta) son Julio Martínez Sola, Fernando González Enfedaque, Felix Javier Martín Jiménez y Santiago Fernández Lena. La aerolínea recoge también un depósito en el mismo banco de dos millones de euros pero no aclara si son dos distintos o si es la conversión de la cantidad en dólares. Éste diario ha tratado de ponerse en contacto con la empresa sin éxito.

González Enfedaque y Martínez Sola, conocidos en el sector aéreo por haber llevado a la quiebra a Air Madrid, eran accionistas de Plus Ultra a principios de 2020 a través de Fly Spain, SkySolution y Welcoming Internacional. En este punto, cabe señalar que FlySpain, de la que Enfedaque era administrador único y vocal, ha aumentado su participación en Plus Ultra por encima del 11% y ha pasado a manos de SNIP Aviation, la firma de los venezolanos vinculados a Nicolás Maduro Reyes Rojas, Raif El Arigie Harbie, y Roselli Mielle, tras realizar una ampliación de capital de 2,27 millones en febrero de 2020. Ese mismo mes, Fly Spain hizo una reducción de capital de unos 700.000 euros y González Enfedaque dejó de ser oficialmente administrador único para nombrar a Reyes Rojas. Así SNIP, a febrero de 2020 y según estos datos, tendría el 56% de Plus Ultra.

Además de los depósitos, Panacorp Casa de Valores ha concedido un préstamo participativo de 7,5 millones de dólares a Plus Ultra que fue fundamental para evitar que entrara en causa de disolución en el año 2019/2020, cuando cerró con un fondo de maniobra negativo de 5,7 millones, un patrimonio de 5,8 millones y unas pérdidas acumuladas de más de 10 millones de euros debido a que nunca ha ganado dinero. En este punto, y para financiar su crecimiento y renovación de flota (sumó dos A340-600 en alquiler que ya ha devuelto), Plus Ultra realizó una emisión de deuda de 10 millones de dólares a principios de 2019 que a finales de año amortizó entregando un avión A340-300 como dación en pago de la financiación.

La compañía, que perdió 2,8 millones de euros en un año récord para la aviación, ya arrastraba problemas de liquidez y en plena crisis no consiguió que la banca le diera un crédito avalado por el ICO por el alto riesgo de impago. Sin embargo, si que ha conseguido que acceder al fondo de solvencia de 10.000 millones que gestiona la Sepi y cuyo préstamo de 53 millones también tendrá que devolver en siete años. El acuerdo de financiación, que incluye la prórroga del crédito participativo panameño hasta 2028, habría sido respaldado por tres informes, según pública El País. Uno de Deloitte, otro de la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), que en 2019 sancionó a la compañía aérea, y tercero de Daiwa Corporate Advisory.

AESA, que respalda el rescate de 53 millones de euros, sancionó a Plus Ultra en 2019

Esta ultima es una firma fundada por León Belmonte, que fue director general de Seguros y Fondos de Pensiones y subdirector general de Planificación Económica con el gobierno de Felipe González (entre 1983 y 1989), cargo que dejó para ser director general de Ron Investment.

Las firmas señalan que la aerolínea tiene derecho a recibir los 53 millones de rescate y que tiene un plan de viabilidad creíble para devolverlos pese a que ya mostraba ciertos problemas económicos antes de la pandemia. Así, la aerolínea se considera estratégica por tener una licencia de vuelo en España y América pese haber transportado al 0,08% de los pasajeros internacionales de Aena de 2019 y contar ahora con un avión que ya está en vías de jubilación en Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud