Empresas y finanzas

Wizink reduce las pérdidas a 35,6 millones pese al coste de las revolving, el Covid y el ERE

  • La entidad alcanza acuerdos extrajudiciales con clientes por las tarjetas
Miguel Ángel Rodríguez, consejero delegado de Wizink

Wizink ha logrado reducir en 2020 sus pérdidas a 35,6 millones, frente a los 210 millones de 2019. Esta bajada se produce sobre todo por la falta de dotaciones que el año pasado no realizó para afrontar litigios por los tipos de interés de sus tarjetas revolving. Aun así, el banco se ha visto obligado a llevar a cabo otra serie de provisiones y ha sufrido otros impactos en sus cuenta.

De acuerdo con las cifras facilitadas, la entidad ha reservado en una hucha extraordinaria 61 millones para afrontar posibles impagos derivados de la crisis del coronavirus. Además, se ha anotado un coste de 14 millones por el ERE aplicado a su plantilla tras el Covid y ha rebajado sus ingresos en 60 millones solo por la reducción de los tipos en las tarjetas del 24 a menos del 20% como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo.

Wizink, tras estos efectos negativos, mantiene en pie su pan de diversificación del negocio para mejorar estos resultados. Hace unos días llegó a un acuerdo para entrar en la financiación de automóviles y tiene previsto desembarcar en el segmento de los préstamos personales, próximamente.

Del mismo modo y con el objetivo de agilizar las demandas de los clientes por las tarjetas, el banco está siendo activo en llegar a acuerdos extrajudiciales. De los 210 millones que provisionó en 2019 para asumir estos contenciosos, el banco ya ha consumido algo más de 60 millones.

Wizink explica que cuenta con una buena posición de liquidez y solvencia para afrontar los desafíos del entorno y que su beneficio recurrente alcanzaría los 14 millones, gracias en parte a que la cartera crediticia se ha mantenido prácticamente estable, en los 3.400 millones, a pesar de la coyuntura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin