Empresas y finanzas

Pepa Muñoz (Facyre): "Sumamos 1.500 demandas para exigir que el Estado indemnice a la hostelería"

  • La presidenta de la Federación de Cocineros alerta de más cierres
  • Mario Sandoval o Elena Arzak han acudido también al Supremo
Pepa Muñoz, presidenta de Facyre y propietaria de El Qüenco de Pepa

Más del 50% del total del negocio. Es lo que han perdido miles de pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector de la hostelería a causa del cierre forzoso al que se vieron obligadas durante el Estado de Alarma decretado el 14 de marzo del año pasado y las posteriores restricciones que han ido aprobando las comunidades autónomas. La hostelería, locomotora tradicional de nuestra economía, se ha convertido así en uno de los sectores más castigados por el coronavirus.

Pepa Muñoz, presidenta de Facyre (Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España) y dueño del restaurante El Qüenqo de Pepa explica que más de 1.500 bares y restaurantes de toda España se están sumando, a través del despacho de abogados Cremades &Calvo-Sotelo, para demandar al Estado a título individual.

"A la iniciativa se han unido desde chefs muy reconocidos como Mario Sandoval o Elena Arzak, Juanjo López, de La Tasquita de Enfrente, Iñaki López de Viñaspre, de Sagardi o Begoña Fraire, de Étimo, entre otros, hasta pequeños bares y restaurantes, en incluso un Ayuntamiento de Soria", explica Pepa Muñoz.

El 75% de la facturación

"En la demanda nos estamos basando en el modelo alemán para reclamar el 75% de la facturación media de los últimos 3 años. Todo esto con el fin de que vean que es real. Nosotros teníamos un negocio, que estaba funcionando y el cierre nos ha obligado a paralizar la actividad. No queremos que nos den el dinero porque sí. Estamos alrededor de 1.500 con demanda firme, pero quedan muchísimos casos por analizar. Diariamente solemos tener entre 60 y 70 llamadas", comenta la chef.

"Para empezar, los ERTEs en nuestro sector no son reales, al menos no como pueden ser en otros sectores, ya que la seguridad social de los empleados en esta situación la estamos pagando los hosteleros. Una vez dicho esto, nosotros somos conscientes de la problemática que hay, ante todo hay una pandemia y la salud de todo el mundo es lo más importante, pero, si cierran tu local y no te dejan trabajar, te tienen que ayudar. Hemos recurrido a la justicia porque estamos en un país desarrollado, establecido como una democracia, y nuestra constitución protege el derecho al trabajo. Si tienen que cerrarnos, como en el caso de otros países europeos, con medidas mucho más restrictivas, que lo hagan pero que nos ayuden", responde.

Ayudas

Según los últimos datos del 14 de enero, sólo el 24% del total de las Comunidades Autónomas han recibido parte o la totalidad de las ayudas asignadas a los hosteleros. Por parte de Facyre desconocen los datos reales de esto, al igual que la cantidad que va a ser destinada a cada negocio. "Se ha hablado, pero no se ha hecho efectivo. El único sitio que figura como que han recibido algo es Valencia y al hablar con amigos y hosteleros valencianos me han dicho que de momento no han recibido nada", dice.

La consecuencia es que el sector ha destruido ya un millón de empleos y uno de cada tres negocios cierra ha cerrado. "Y es prácticamente imposible que vuelvan a abrir. No es que sea importante, es que es urgente que haya ayudas porque en caso contrario mañana mismo cerrarán más negocios y en el plazo de 6 meses pueden llegar a cerrar 100.000 más. Es una barbaridad. Todo esto afecta a muchísima más gente, como por ejemplo proveedores" , destaca Muñoz.

El reparto de comida a domicilio no está siendo una solución suficiente para muchos negocios

Tal y como ha dictaminado el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la dueña de El Qüenco de Pepa niega que la hostelería sea una fuente de contagios. "Según varios estudios, los contagios en los restaurantes rondan entre un 2 y un 2,3%. ¿A qué hora nos contagiamos? Es muy difícil saberlo. Las medidas están bien tomadas siempre y cuando cada hostelero cumpla con ellas, ya que de cierto modo actuamos incluso de rastreadores con las reservas, sin mencionar el uso de mascarillas, la toma de temperatura, etc... pero está claro que así no podemos salir adelante, no es suficiente".

En cuanto a la vacunación de los camareros, es decir, empleados que están en contacto directo con los clientes, Pepa Muñoz asegura que "veo bien que se les vacune o, al menos, que se les incluya en los siguientes grupos a vacunar, después del personal sanitario claro está y los grupos prioritarios. Todo a su tiempo y en su turno correspondiente".

Reparto a domicilio

La presidenta de Facyre señala, por otro lado, que para muchos negocios el reparto de comida a domicilio o delivery tampoco está siendo la solución esperada. "Por desgracia no funciona para todos por ser muchos entre los que elegir", advierte. La única salida así son las ayudas directas.

comentarios11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

yomismo
A Favor
En Contra

Cuando uno es un empresario o un emprendedor, como suele decirse ahora, debe asumir que su actividad está sujeta a riesgos, se puede ganar bastante dinero pero también perder. Es hasta cierto punto normal que el Estado ayude a estas empresas debido a las circunstancias actuales, pero lo que no veo bien es convertir al Estado en una especie de aseguradora universal a todo riesgo. La culpa de que los bares y restaurantes cierren no es del Estado, es de una pandemia que no se puede controlar por otros medios menos gravosos, por lo tanto al Estado no se le puede pedir una indemnización (que es el resarcimiento por un daño causado), al Estado se le podrá solicitar ayudas, no exigir la reparación de un daño del que no es responsable

Puntuación -7
#1
marcos
A Favor
En Contra

Haber este tema esta ya mas que sentenciado en Europa el Estado debe asumir su responsabilidad y PAGAR, si el estado no tiene dinero la deuda tendrá que ser asumida por los funcionarios y políticos que han tomado la decisiones que han causado daños o perdidas a las empresas, y sin contar las muertes por sus malas decisiones como dejar las fronteras abiertas al turismo y a la inmigración masiva.

Que pasa en el resto de EUROPA pues fácil como en la mayor parte de estados los autónomos no pagan cuotas sociales desde hace muchos años con derecho a paro y bajas añadido a una baja fiscalidad (el estado se evita con este sistema reclamaciones o demandas) y además tanto ellos como las empresas esta recibiendo desde el año pasado unas compensaciones parciales a través de transferencias directas sin necesidad de solicitarlo y exención los próximos años de impuestos y tasas, así pues si se produce alguna reclamación serán mas bien pequeñas y casos puntuales.

En España vamos a tener reclamaciones contra las administraciones incluido Hacienda y Seguridad Social durante décadas, tanto por negocios que no se han podido realizar pasando por perdidas de facturación y con la legislación Europea en la mano tendrán que pagar y pronto o se arriesgan a causas penales en tribunales europeos.

Puntuación 7
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Barenboim
A Favor
En Contra

Empatizo con ellos, pero me parece una vergüenza también. Es que vamos, demostradísimo que la gente se contagia en bares y restaurantes, y todavía se atreven a demandar al Estado como si fuera culpa del Estado. Aquí la culpa de todo, las cosas claras, la tienen los irresponsables que se pasan los días en el bareto. Ojalá no se lleven ni un pavo, porque la situación no lo merece. Una falta de civismo terrible.

Puntuación -1
#3
navegante, la izquierda predica pero no da ejemplo.
A Favor
En Contra

Al 1, alguna responsabilidad deben de tener los que están gestionando las ruinas de tantas familias digo yo, sí la actividad de un empresario está sujeta a ciertos riesgos, también los que se presentan a gobernar un País deben de saber que todo no vale, y más sí lo hacen peor que los Países de su entorno.

Al 3, yo conozco varios enterrados que no han pisado un bar en su vida, a quién le echamos la culpa.??

Puntuación 9
#4
incendio
A Favor
En Contra

Lamentablemente los bomberos que vinieron a sofocar un incendio fortuito que se había originado en mi morada, no por descuido o incuria mía, y si más bien por una serie de lamentables casualidades de todo imprevisibles, aunque no inevitables. Sea como fuere, al extinguir las llamas provocaron, debido a la acción del liquido extintor, que el inmueble quedara con graves desperfectos, que me vio obligado, bien a mi pesar, pues había sido una acción meritoria apagar una llamas que amenazaban con destruir todo el edificio, a reclamar al Ayuntamiento, pues aunque el fuego quedo extinto, se había causado daños de los que alguien había de responder.

Por desgracia para mi, y por suerte para el concejo, el juez estimo que debía sufrir yo aquellos daños, pues aunque el agua había sido vertida por otros, lo había sido en mi beneficio y el del resto de los vecinos.

Puntuación 4
#5
a
A Favor
En Contra

1500 demandas son muy pocas para un sector como este, son minoria. Entiendo a todas las partes pero esta situacion no es algo generado por capricho aunque lo quieran plantear asi, y aun asi, el Estado es corresponsable con las Autonomias que son las que tambien toman decisiones que afectan a los trabajadores, estoy seguro que los tribunales los mandan para casa.

Puntuación -2
#6
Nicaso
A Favor
En Contra

Lo nunca visto, el Estado asegurador de todas las desgracias que puedan ocurrir. Toda actividad conlleva un riesgo y los seguros están para asegurarlos. Parece claro que el contacto social favorece la expansión del virus y los bares son una fuente de contacto social. Por la misma razón todos los demás negocios que perdieron facturación podrían ir a reclamar. En fin, lo decidido por un juez no creo que tenga mucho recorrido por lo controvertido de su decisión. Como dice el dicho " las reclamaciones al maestro armero ".

Puntuación -6
#7
Usuario validado en Google+
Gabriela Wais
A Favor
En Contra

Tranquilos todos. Cuando "pase la pandemia" ante el atasco fiscal y jurídico el PDOE y Robemos reestructurarán la Justicia y Hacienda moldeándola a sus intereses, tal como ha sucedido en Argentina y Venezuela (además de la Central de Inteligencia que ya está lista). Claro, si es necesario se modificará la Constitución. Luego, si España sobrevive un par de años más, subirá el PP que no cambiará nada sino que profundizará el modelo. Asi que la fantasía de que por demandar al Estado se recibirá una indemnización es lo que mantiene vivas a muchas personas. Pero de fantasías, no se vive. Se muere.

Puntuación 0
#8
Alfonso
A Favor
En Contra

Por cierto "epidemiología" NO es una especialidad médica (MIR), el médico u otro profesiónal de salud, hace un cursillo, master o como se quiera llamar y listo, diploma al canto, pero no es una especialidad médica.

Lo más parecido en España es la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública donde se estudia epidemiología entre otras asignaturas.

Muy poca "credibilidad" me dan la cantidad de "epidemiólogos" que aparecen bajo las piedras, algunos ni tan siquiera son médicos.

Y son los que "asesoran" a los gobiernos autonómicos, miedo me da.

Puntuación 5
#9
Sofía
A Favor
En Contra

Efectívamente, la especialidad médica de Medicina Preventiva y Salud Pública donde se estudia epidemiología entre otras asignaturas tiene como uno de sus campos de acción los Servicios de Epidemiología, vigilancia, información, evaluación, docencia e investigación, a cualquier nivel del sistema, dentro de las instituciones sanitarias o de otras relacionadas con la salud como las del medio ambiente.

Totalmente de acuerdo con el comentario #9

Puntuación 4
#10
Usuario validado en elEconomista.es
Barenboim
A Favor
En Contra

#5 Estupendo comentario, me ha encantado y lo explica perfecto. El Estado está respondiendo (pero debo ser crítico porque fatalmente pienso) a la gestión de esta pandemia. Si los bares y restaurantes deben cerrar, deben de hacerlo y punto. Aquí estamos todos en el mismo barco, y no tenemos que sufragarles el negocio, y todavía menos a hacer esta jodida pandemia interminable, porque estamos arruinándonos todos. Y vale, comentaba #4 que hay gente que no pisa bares, cierto, mi hermano y mi padre se contagiaron y no son gente de bares, pero los vecinos sí, y los amigos puede que también. Nuestro país es históricamente el país de los 'bares' y que son centro de contagio no sólo parece evidente, sino que además se ha demostrado reiteradas veces con geolocalización móvil (buscar en Business Insider y otros medios extranjeros). Ojalá no reciban un duro de esa demanda. Lo pienso muy enserio, porque es una vergüenza.

Puntuación 0
#11