Empresas y finanzas

Así es la cadena de supermercados MERE, el 'Aldi' ruso que abrirá 100 locales en España en cuatro años

  • MERE promete precios entre un 10 y un 20% más bajos que sus competidores
  • El ahorro de costes se aplicará en los locales, la decoración y el personal
  • La apuesta implica ir contracorriente del mercado español de distribución
Local de un supermercado MERE. Imagen: Merespain.com

¿Recuerda los primeros supermercados Aldi? Pasillos estrechos, productos en cajas y palés, espacios destartalados... Tras el movimiento 'reformista' y esteticista emprendido tras la crisis de 2008 por las cadenas low cost, un grupo ruso se atreve ahora a ir contracorriente con la cadena MERE, cuya esencia es ofrecer precios un 10% más bajos ahorrando costes en locales y personal. 

El grupo ruso Svetofor trabaja para aterrizar en España en los próximos meses con su cadena de supermercados MERE y se marca como objetivo abrir un centenar de establecimientos en cuatro años, bajo un modelo de tienda espartano, inspirado en lo que en sus inicios pudieron ser Lidl o Aldi.

Así lo explica en una entrevista con Efe el director general de MERE España, Andrey Murzov, quien espera inaugurar el primer local el próximo mayo y que apunta a Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y parte de Andalucía como zonas prioritarias para su expansión.

El modelo de tienda se asemeja bastante al que usaban Lidl y Aldi hace años. Nuestro lema es ofrecer el mejor precio todos los días y para ello contamos con un concepto de negocio que pasa por ahorrar en costes de explotación, empezando por el alquiler, la decoración del local y el personal

Su estrategia es clara: prometen ofrecer precios entre un 10 y un 20 % más bajos que sus competidores contrayendo al máximo los costes; eso incluirá vender producto directamente en palés, que sus tiendas apenas tengan personal y ya negocian con los proveedores para probar formatos más grandes si así consiguen vender más barato.

"El modelo de tienda se asemeja bastante al que usaban Lidl y Aldi hace años. Nuestro lema es ofrecer el mejor precio todos los días y para ello contamos con un concepto de negocio que pasa por ahorrar en costes de explotación, empezando por el alquiler, la decoración del local y el personal", detalla Murzov.

A contracorriente

El responsable de la división española admite que se trata de llevar la estrategia hard discount -gran descuento- a su máximo nivel "y en todos los sentidos".

Fuentes del sector confirman que la apuesta de MERE supone ir a contracorriente en el mercado español, en el que en los últimos años la reforma para mejorar las tiendas ha concentrado la mayor parte de inversión de las cadenas de supermercados, tras detectar que el consumidor valoraba hacer la compra en un entorno atractivo, una vez superados los rigores de la crisis de 2008-2012.

El ejemplo más paradigmático es el de las dos grandes enseñas hard discount por excelencia, las alemanas Lidl y Aldi, que pasaron de establecimientos de pasillos estrechos, con los artículos colocados en cajas y palés, y sin apenas preocuparse por la estética, a tiendas amplias, luminosas y con especial atención a la sección de frescos (fruta, verdura, carne, pescado y pan).

Es precisamente la preponderancia de los frescos una de las características más destacadas del consumidor español frente al de otros países europeos donde la alimentación envasada tiene mayor peso. "Queremos vender todo lo que nos deje un buen margen, en principio sí tenemos previsto vender frescos", aseguran los responsables de MERE, que se encuentran en fase de negociación con proveedores para abastecer sus tiendas.

"Pese a que nuestro modelo es diferente a lo que están habituados, sí que encontramos compromiso y comprensión entre los proveedores. Ya tenemos bastantes contratos de suministro firmados", ha resaltado Murzov.

A priori, su plan no incluye venta online y tampoco la creación de una marca blanca específica, aunque no descartan que algunos fabricantes opten por vender sus productos en sus tiendas bajo nuevas enseñas "para justificar de alguna manera los menores precios".

Expansión europea

El director general de la firma prevé cerrar 2021 con entre 10 y 15 locales abiertos, y para 2025 confía en estar presente por todo el país, con cerca de un centenar. "En Lituania, en apenas 8 meses hemos abierto diez tiendas. Una vez implementado el modelo, irá como la seda", argumenta.

Svetofor -controlado por la familia Schneider- se pone como meta a escala global ser uno de los 20 mayores distribuidores de alimentación del mundo en una década; para 2025, espera operar en todos los países de la UE.

La expansión por el continente arrancó en 2017 y ya ha abierto en Rumanía, Alemania, Polonia, Lituana y Ucrania, a lo que se suman planes para hacerlo también en Bulgaria, Italia y Grecia, entre otros.

Su aterrizaje en España -adelantado por la publicación especializada InfoRetail- no está vinculado a la covid-19, ya que formalmente constituyeron una sociedad con sede en Barcelona, en febrero de 2020, para preparar el desembarco. "Pero sí esperamos que la pandemia nos ayude", reconoce Murzov, en alusión a un contexto en el que ya se observa que el consumidor vigila más su bolsillo ante las dificultades económicas derivadas de la covid-19.

comentariosforum11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carlos
A Favor
En Contra

Llenar la panza comprando barato que el Estado te sacará y exprimirá el GRUESO DE TU DINERO mediante impuestos,sucesiones,ibis,etc,etc.

Puntuación 32
#1
Xerach
A Favor
En Contra

Casi nada con los rusos. En Tenerife montaron una fábrica enorme de galletas, chocolates, caramelos,...; para el mercado español y africano. No paran de contratar gente y de sacar productos. En el sur de Tenerife se están montando una pedazo de iglesia espectacular. Hay periódicos rusos de Tenerife. Esta gente no para, y no me parece mal. Pero uno se pregunta: ¿Qué estamos haciendo en España? Nos va a adelantar hasta Marruecos del poco espíritu de trabajo que hay en este país y lo bolivarianos que estamos en estos últimos años. Damos pena.

Puntuación 64
#2
Hurl
A Favor
En Contra

Si Aldi y Lidl (y antes la misma Dia) dejaron ese modelo espartano por uno mas convencional, será porque en este país a la gente le importa lo que come, a diferencia de otras culturas donde comer no es mas que una necesidad fisiológica. Igual les funciona durante un tiempo, pero terminarán cambiando. No hay que olvidar que la alimentación representa un porcentaje bajo del gasto de muchos hogares si lo comparamos con la vivienda, móviles, etc...

Y además hay el tema de los frescos, que no sé yo si da para dejarlos en palés. Quien compra fresco quiere que este bien, porque para lo demás ya estan los embasados. Por cierto, no sé como les va a los que pretendían montar supermercados online incluyendo frescos. Yo, la gente que conozco, tras varias compras terminan volviendo a tiendas y mercados tradicionales (que en nuestras ciudades estan cerca) porque sino te llegan lechugas y acelgas que no hay quien se las coma.

Puntuación 12
#3
Hurl
A Favor
En Contra

Para poder abrir tiendas baratas tendrán que irse a las afueras de las ciudades. Un modelo que en los últimos tiempos también iba a la baja porque al final gastas más entre gasolina, tiempo y gastos extra que uno hace al ir a 'cargar' en contraposición a comprar cercano donde normalmente se compra lo necesario.

Puntuación 15
#4
ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

LOS QUE DICEN ESTEPAÍS EN VEZ DE ESPAÑA SON UNOS COME-MIE RDAS

Puntuación 7
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Barenboim
A Favor
En Contra

#2 pero vamos, totalmente. Lo último que propuso Podemos, esta misma semana, fue un Aliexpress/Amazon español. A eso va en camino España. Estos políticos parece que se han propuesto hundirnos en el fango en sólo 3 años con tonterías. Y ya ves tú, los que eran antes los comunistas cómo van, eh? Gracias todos los que votaron a los que ganaron esta legislatura Un besazo a todos ellos!

Puntuación 24
#6
Escéptico
A Favor
En Contra

Para Hurl:

"Si Aldi y Lidl (y antes la misma Dia) dejaron ese modelo espartano por uno mas convencional, será porque en este país a la gente le importa lo que come"

¿ALDI y LIDL hicieron eso en España cuando la economía estaba hundiéndose como el Titanic y con un gobierno de suciatas-comunistas-perroflautas-nacionalistas gobernando en España? Es que en España cada vez hay más gente con cada vez menor renta disponible y esa gente mirará cada vez los precios para ahorrarse aunque sea unos céntimos para tener algo para el día siguiente.

Puntuación 14
#7
A Favor
En Contra

Barcenas monta mañana en la audiencia nacional un show lowcost para el que se quiera entretener sin gastar dinero basta poner la tv y palomitas.... y ahí hallarán sus respuestas por lo de lo que votó la gente jajajajaj

Puntuación -7
#8
Carmen de Mairena
A Favor
En Contra

Mexico, un pais en via de desarrollo ya nos ha adelantado, comprando empresas españolas y con un paro inferior al paro africano español.

Ahora Rusia.

Como dicen, solo falta que nos adelante Marruecos.

Puntuación 14
#9
Bilis
A Favor
En Contra

BD Vengan biis a tope por la mañana. Por cierto teneis una notica de supermercados BM que se esta espandiendo en Madrid. Ahh que son Vascos, mejor no compreis.

Puntuación 0
#10
Milanuncios es mil veces mejor que Wallapop
A Favor
En Contra

Quienes de pequeños comíamos donuts que costaban 1 peseta somos precisamente quienes consideramos que Lidl y Aldi son actualmente dos supermercados con precios exageradamente caros. Y ya no digamos el resto de supermercados: más caros que un piso en Pedralbes.

Yo todavía pienso en pesetas. Para saber si estoy pagando mucho o poco.

Yo descubrí los supermercados Lidl en 2001. Y sí, las estanterías daban asco. Pero molaban. Hasta te regalaban las cajas vacías de cartón, si las querías, pues las iban a tirar después a la basura. En Lidl, entre 2001 (y quizá desde antes) hasta, por lo menos, 2006, vendían packs de 3 cintas de casete, de cromo (tipo II), de 90 minutos, de las marcas maxell y RAKS. Y también CD-R grabables, con su caja individual, de las marcas TDK y maxell.

En Barcelona (España), en una panadería colombiana, que todavía existe, vendían CDs de música colombiana. Ahora ya no venden CDs. Yo compraba habitualmente.

Yo, si voy a una panadería, no es para comprar una barra de pan, sino CDs de música.

En 2007, había una agencia inmobiliaria que vendía zapatos (todos expuestos en el escaparate).

Todavía existe un concesionario de coches que vende ropa de segunda mano.

A mí me gustan las tiendas de este tipo. Letreros del tipo "Alpargatería Manoli" (de la década de 1960) y que, en realidad, sea una peluquería para musulmanes. Caso real en Santa Coloma de Gramenet. ¡Para qué vamos a molestarnos a cambiar el letrero! ¡Claro que sí! ¡Vivan los letreros antiguos! A mí me gustan.

Puntuación 2
#11