Empresas y finanzas

El año 2021 arranca con el precio del agua, la luz y el transporte congelado

  • El gas subirá un 6% y se prevén alzas en butano y gasolina por el encarecimiento de las materias
Poste de luz. Foto: Pixabay.

El año 2021 arranca con los precios congelados o a la baja en el transporte público, la luz, el agua, los peajes o los billetes de avión, mientras que hay subidas en la factura del gas y del butano, y al llenar el depósito del coche por el aumento del precio de las materias primas.

Pese a que el desplome de la demanda por el coronavirus ha hundido en números rojos al transporte, que tiene que luchar por garantizar la solvencia del servicio (se esperan pérdidas de más de 1.000 millones y una parte de las ayudas están bloqueadas), Madrid, Barcelona y Valencia fueron las primeras en anunciar que los billetes de metro y bus no subirán este 2021. En este punto, la Consejería de Transportes de Madrid, que lleva desde 2013 sin subir los precios, ha congelado todos los billetes (el sencillo cuesta 1,5 euros) y aprobado una rebaja del 25% en el abono mensual para la tercera edad, que pasará a costar 6,3 euros. El objetivo de Madrid, que sitúa en 2023 la recuperación del tráfico a niveles prepandemia, es que sea gratuito para ese colectivo en tres años.

Pese al desplome de la demanda en bus, metro y taxi y las fuertes pérdidas se evitan las subidas

Por su parte, la Ciudad Condal ha decidido prorrogar las tarifas de 2020, pese a que cerraron el año con pérdidas de 750 millones y espera que la demanda en 2021 sea hasta un 40% inferior a la de 2019. El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), que en 2020 subió hasta un 9% el billete sencillo a los 2,4 euros, también ha decidido extender a diciembre de 2021 la caducidad de los títulos de varios viajes, como el T-Casual. En Valencia, la Generalitat anunció en noviembre la congelación de las tarifas de Ferrocarrils (FGV), MetroBus y TRAM de Castellon y Alicante de cara a 2021. El Ejecutivo, que en 2019 llegó a plantear la gratuidad del transporte, asegura que busca "fomentar el uso del transporte público y conseguir un servicio más competitivo y asequible" en un momento en que la demanda cae un 47% entre enero y octubre.

En Galicia, la Xunta ha decidido extender un año más el transporte gratuito para los menores de 21 años y en A Coruña se mantendrán congeladas las tarifas. En Zaragoza también se ha aprobado congelar las tarifas pese a que el Gobierno de Aragón recomendó subirlas un 0,7%. De momento, solo hay una provincia en la que sube el precio de bus y el metro: Málaga. Y es que, este 1 de enero entrarán en vigor las actualizaciones de las tarifas pactadas en 2019 tras haber sido aprobadas por la Junta de Andalucía, lo que implica que la tarjeta de 10 viajes pasará de los 8,30 a los 8,40 euros y el billete sencillo pasa de 1,30 a 1,40 euros.

En el taxi se da una situación similar ya que, en general, todos los ayuntamientos han mantenido las tarifas congeladas a petición del propio gremio, que está contra las cuerdas por el desplome de la demanda ante la práctica desaparición de los turistas, el ocio nocturno y las reuniones de trabajo. Hay una pequeña excepción en Burgos, donde se ha aprobado una subida 0,10 euros en la tarifa del recorrido mínimo. La demanda del taxi ha caído entre un 60 y un 70% en España y el gremio, que necesita ayudas, teme que una subida, aunque sea simbólica, lastre la recuperación de la demanda en 2021, que estará marcado por una fuerte crisis económica.

Adif retrasa el aumento del canon y Renfe aún no ha decidido que hacer con los Cercanías

En esta ocasión, Renfe, que hace dos años fue de las primeras en anunciar una subida en la tarifa básica del AVE y en los Cercanías, todavía no ha comunicado la política de precios de 2021, por lo que no se sabe si volverán a aumentar, bajarán o se mantendrá. El presidente del operador ferroviario, Isaías Táboas, aseguró en noviembre que había solicitado al Ministerio de Transportes y a la Generalitat renegociar al alza la compensación por OSP y en el plan estratégico se contemplan subidas de tarifas. Por su parte, Adif ha aprobado una reducción del 23% de la cuantía unitaria del canon de mínimo acceso para la alta velocidad (AVE) y ha congelado los cánones del resto de servicios, que tenía previsto subir. El gestor, que busca animar a los operadores a poner más oferta en el mercado y bajar precios en 2021, ha llegado a un acuerdo con el Gobierno para que le compense la perdida de ingresos entre las tarifas vigentes y las incluidas en la propuesta original.

Aena todavía calcula las tasas de 2021, que podrá subir para compensar las medidas anti-covid

Por su parte, el gestor aeroportuario todavía no ha calculado las tasas del año que viene, que entrarán en vigor en marzo y que siguen sometidas al DORA 1. Aunque en principio no se pueden subir, solo congelarlas, el Gobierno habilitó a Aena a aumentarlas el año que viene y los siguientes para compensar la inversión extra realizada en medidas de seguridad para limitar la proliferación del virus en las terminales. La compañía que dirige Mauri Lucena, que ha aprobado descuentos en las tarifas de aterrizaje durante la pandemia para animar a las compañías a poner más capacidad (las operaciones han caído un 53%, incluyendo vuelos no comerciales), afronta el reto de negociar con las aerolíneas la política tarifaria del próximo DORA mientras que las compañías siguen exigiendo bajadas para ayudarlas a sobrevivir y reactivar la operativa.

En cuanto a los billetes de avión, el año va a empezar con un caída histórica del 6,2% a sus espaldas y una nueva proliferación de ofertas para animar la demanda, que ha vuelto a enfriarse ante los rebrotes. Por ejemplo, Ryanair ha puesto un millón de billetes a la venta a 19,9 euros para volar en verano, aprovechando que ya ha empezado la campaña de vacunación, Vueling ha lanzado una oferta para volar por 21 euros entre enero y noviembre de 2021 y Booking ofrece descuentos del 20% en las reservas.

Gasolina y suministros

Por su parte, el litro de diésel acumula un descenso del 14% entre el 6 de enero y el 21 de diciembre y el de gasolina del 10% y se espera que suba el año que viene por el aumento del precio del petróleo pese a que la demanda no mejorará mucho en los primeros meses y a que el incremento de los impuestos se ha retrasado a petición de PNV. Goldman Sachs prevé un rally alcista en 2021 después de que el precio del barril de brent ha subido un 8,4% en el último mes a los 51,6 dólares y un 124% desde finales de marzo.

Dentro del transporte por carretera, los peajes de las autopistas van a bajar un 0,11% de media mientras que casi 640 km se van a liberar a en 2021. En concreto, 400 km de la AP-7 (Tarragona con la Jonquera, por ejemplo) dejarán de cobrar peajes y 215 km de la AP-2 serán gratis.

En cuanto a los suministros básicos, abrir el grifo o encender la luz costará lo mismo que en 2020 mientras que mantener la casa caliente o cocinar con fuego será más caro. Así, la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural subirá un 5,97% de media a partir de este 1 de enero de 2021, con respecto a la tarifa vigente desde octubre, debido a la subida del coste de la materia prima (+21,7%) en los mercados internacionales respecto a la anterior actualización. El precio se revisa trimestralmente.

Por su parte, la bombona de butano de 12,5 kilos arranca el año con una subida del 4,8% a los 12,6 euros, que se revisará el tercer martes de enero. En este punto, se espera que el precio máximo vuelva a registrar un incremento ya que el coste de la materia prima y los fletes acumulan fuertes alzas. El aumento máximo que se puede aplicar es del 5%.

En cuanto a la luz, al igual que el año pasado, se prorroga la parte fija de la factura, que supone el 40% del total, por lo que los peajes se mantendrán hasta el 1 de abril de 2021. A partir de esa fecha, está prevista la entrada en vigor de la nueva estructura del recibo diseñada por la CNMC. En este punto, los precios del agua se mantienen estables y algunas CCAA como Madrid han incluido en las bonificaciones a los perceptores del Ingreso Mínimo Vital y en Valencia no se cortará si no se puede pagar.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
chupate2
A Favor
En Contra

Que casualidad!!! Subastas más caras un 20-30% todo cuando no hay demanda industrial, y estamos sin reservas, y aconsejan invertir en este sector, renovables etc, próxima burbuja que nos tocará pagar de nuevo a los consumidores, cuando se coman todas las subvenciones, y no generen nada, bueno lo mismo que la dinamo de una bicicleta.

Puntuación 0
#1