Empresas y finanzas

El presidente de la denominación de Valdepeñas dimite y Félix Solís toma el control pese a las sospechas de fraude

  • J. García Carrión denuncia la venta de vino del año como crianza y reserva
  • El representante de Félix Solís asumirá la presidencia

El presidente de la denominación de origen Valdepeñas, Antonio Torres, ha presentado su dimisión al frente de la misma tras apenas un mes en el cargo ante la batalla abierta entre Félix Solís y J. García Carrión, que se recrudece aún más si cabe ante las sospechas de fraude en el etiquetado. Carlos Nieto, mano derecha de Félix Solís y vicepresidente del consejo regulador asumirá a partir de ahora la presidencia, según marcan los estatutos, algo que para García Carrión supone un golpe de Estado, insistiendo en la necesidad de que se celebren "elecciones democráticas".

En un comunicado , José García Carrión, presidente del grupo que lleva su nombre, explicaba ya hace unas semanas que el 27 de noviembre hubo una Junta Directiva y una Asamblea General de la D.O. Valdepeñas, "donde sin contar con García Carrión, ni haberle comunicado nada antes, se nombró como presidente a Antonio Torres, gerente de Apag Guadalajara, que vive a más de 250 kilómetros de Valdepeñas, y al que sin dudar de su profesionalidad, no se le conoce en el sector vitivinícola".

Golpe de estado

García Carrión consideraba que lo que iba a pasar en realidad, tal y como de hecho ha ocurrido, es que el representante de Félix Solís era el que iba a tomar finalmente el mando. "Lo más grave y sorprendente es el nombramiento como vicepresidente de Carlos Nieto, cuando en su anterior mandato como presidente de la Denominación de Origen se dio de baja a todos los veedores, dejando a la denominación sin control", aseguró ya a finales de noviembre García Carrión.

Y no solo eso porque, según dice, además, tal y como "consta en los propios archivos de la D.O. Valdepeñas, no se tuvo en cuenta el acta notarial de 15 de abril de 2016 en el que constaba el verdadero resultado de las elecciones anteriores, y que acreditaban la falta de representatividad de alguna de las organizaciones existentes".

Falta de control

El gigante vitivinícola lleva tiempo denunciando la falta de control en la denominación de origen impulsado por Félix Solís, lo que habría permitido la venta de miles de botellas de vino del año como crianzas o reservas. En este sentido, exige "transparencia en la denominación de origen en beneficio del consumidor". La batalla, sin embargo, sigue abierta.

Felix Solís mantuvo, por su parte, tras la última junta directiva que "la bodega de García Carrión ha sido la única que se ha negado a sumarse a una lista unitaria, rompiendo nuevamente el consenso del resto de bodegas de la DO y de la totalidad de asociaciones agrarias".

Respuesta de Félix Solís

Desde Félix Solís asegura "como bien sabe García Carrión, el Vicepresidente fue elegido por unanimidad por las asociaciones agrarias y por todas las bodegas (menos la suya) ya que, aunque le pueda molestar, era el representante de bodegas con mayor peso numérico y volumen de ventas (Asevivaldepeñas)".

En su opinión, "García Carrión plantea el sinsentido de que las asociaciones agrarias elegirían un presidente para que dimitiera cediendo su poder a las bodegas, todo ello en un proceso en el que estuvo presente el consejero de agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha, pero como sabe el dueño de Don Simón, la Vicepresidencia de la DO tomará las funciones del dimitido presidente sólo mientras se pongan en marcha los mecanismos de elección de uno nuevo".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin