Empresas y finanzas

Restalia lanza el mayor plan de ayudas de la hostelería para todas sus franquicias

  • Habrá descuentos y mejoras en las formas de pago a proveedores
  • Pone en marcha una gestión personalizada de apoyo a los negocios
  • Habrá ayudas específicas para todos los que hayan tenido que cerrar

Ante la aprobación por parte del Gobierno central y de las comunidades autónomas de nuevas restricciones que limitan el aforo y el horario de consumo mediante toque de queda, y que afectan gravemente al sector de la restauración, el Grupo Restalia - dueño de cadenas como 100 Montaditos, TGB, Cervecería La Sureña, Pepe Taco y Panther Juice & Sandwich Market - ha lanzado el mayor plan de ayudas en el sector de la restauración con el objetivo de apoyar a sus franquicias para garantizar su supervivencia.

En concreto, el grupo Restalia ha anunciado una serie de medidas para todos sus franquiciados en general y otras adicionales para aquellos locales que se vean obligados a cerrar por imperativo legal en las distintas comunidades autónomas.Es el tercer plan de la compañía desde que se inició la crisis.

Ayudas a las franquicias

Este nuevo plan se pondrá en marcha a partir del 1 de diciembre y hasta el 28 de febrero de 2021, coincidiendo, en principio, con el lanzamiento de la vacuna, e incluye descuentos y ayudas en los productos estratégicos de la compañía, tanto en comida como en bebida; mejoras en la forma de pago a los proveedores con el fin de poder tener más liquidez; gestión personalizada asi como asesoramiento en la tramitacion de préstamos y apoyo continuo del Departamento de Apoyo y Soporte Restalia (S.A.R.) para informar y ayudar en las medidas a adoptar en cada momento. Este departamento está a disposición de los franquiciados los 7 dias de la semana.

Plan de ayudas para terrazas.

Con el objetivo de aprovechar el máximo aforo posible en las terrazas y para potenciar el consumo en el exterior de los locales, se ha puesto en marcha el Plan Terrazas. Pionero en el sector, el Plan Terrazas consiste en una batería de medidas para adecuar los espacios exteriores y poder aprovecharlos al máximo, dadas las restricciones implantadas y teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas propias el otoño y del invierno.

Por esa razón, la compañía ha logrado un acuerdo, para hacer accesible la compra de las estufas y Restalia aportará el 50% del precio de las mismas, así como, la aportación, por parte de la compañía, del combustible necesario para acondicionar esos espacios.

Apoyo a locales cerrados

Restalia ha diseñado asimismo un paquete de ayudas para aquellos locales que se encuentren, por medida gubernamental, cerrados al público o con restricciones de aforo, pero que pueden mantener y en su caso, potenciar el servicio de delivery. Este paquete incluye diferentes medidas de apoyo como un plan específico de publicidad y comunicación en las diversas plataformas de delivery para paliar el efecto de las restricciones horarias y de aforo que les afectan actualmente y un plan de ayudas en los productos estratégicos de la compañía.

Con el fin de ayudar en la repaertura a todos aquellos locales situados en las comunidades autónomas en las que se ha decretado el cierre de la hostelería Restalia implementará también un plan de ayudas específico y adicional con el objetivo de ayudar a sus franquiciados en el momento de la reapertura de los locales que se hayan visto obligados a cerrar por imperativo legal.

Estos locales gozarán en el momento de la reapertura de las ayudas generales del resto de los locales, además de unas mejores condiciones de pago con los proveedores esenciales para el mes de la reapertura, con el objetivo de que se pueda reabrir con el menor desembolso posible, permitiendo obtener una liquidez inminente que permita la continuación de la actividad.

Desde el comienzo de la pandemia, la compañía recuerda que ha hecho un gran esfuerzo para apoyar a sus franquiciados con diversas ayudas que permitirán mitigar la situación que está viviendo la hosteleria a nivel mundial.

Mantenimiento de negocios

En palabra del fundador y presidente de la compañía, José María Fernández-Capitán, "Restalia, gracias a la unión de todos en el manteniento de nuestros negocios, la unidad de las marcas y nuestro apoyo en el cliente, sigue siendo una compañía sólida, de gran volumen y gran capacidad de negociación, y esa fortaleza y volumen permitirán que nuestros franquiciados tengan la posibilidad de salir antes de esta situación de crisis".

En este mismo sentido añade que "las última noticias sobre la vacuna de la Covid-19 nos llevan a ser optimistas y a ver cada vez más cerca la recuperación. Sin duda ahora es el momento de aguantar y apoyar a nuestros franquiciados. Grupo Restalia, que está presente en 13 países, ya superó en 2008 otra gran crisis econónica, y lo volveremos a hacer"-.

Paquete de medidas

Restalia ya fue pionera en aplicar el primer paquete de medidas de apoyo tras decretarse el Estado de Alarma en marzo, ofreciendo un amplio paquete de ayudas a sus franquiciados a nivel nacional. Además, puso en marcha un segundo paquete de ayudas a nivel nacional en agosto, según se iban aplicando las medidas restrictivas debido a la segunda ola de pandemia. Con el tercer paquete de ayudas, el plan terrazas, el plan de delivery y el plan específico para aquellos locales que se hayan visto obligados a cerrar debido a las restricciones por las comunidades autónomas, Restalia asegura que "se posiciona una vez más al lado de sus franquiciados, liderando el apoyo del sector hostelero".

"En estos momentos, nuestras marcas son, más que nunca, un refugio para nuestros clientes y debemos seguir estando a su lado, con nuestra oferta de precios y promociones y debemos seguir manteniendo nuestro mensaje unido hacia ellos, con el objetivo común de ser los primeros en salir de esta crisis más reforzados que nunca" afirma Fernández-Capitán.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.