Empresas y finanzas

Deutsche Bank se compromete a mover 200.000 millones en financiación verde para 2025

  • El banco alemán emitirá su primer bono verde este año
  • La entidad busca consumir solo electricidad renovable en cinco años
Logo de Deutsche Bank.

El banco alemán Deutsche Bank ha anunciado por primera vez sus objetivos ambientales. La entidad se ha fijado como meta destinar 200.000 millones de euros a inversiones sostenibles de cara a 2025. El consejero delegado del grupo, Christian Sewing aseguró que el objetivo es muy ambicioso comparado con el de sus competidores. "Comenzamos desde una buena base porque como casa de financiación activa a nivel mundial, podemos servir la creciente la demanda de nuestros clientes en productos de inversión sostenible", destacó.

Según la entidad, este volumen de inversión mínimo de 200.000 millones incluye los préstamos concedidos hasta 2025 y los bonos colocados por Deutsche Bank durante ese tiempo. Además, también comprende los activos sostenibles gestionados por la división de Banca Privada.

El grupo alemán se guiará por la taxonomía de la UE para clasificar qué actividades son sostenibles. En aquellas áreas de la zona euro en las que aún no hay normas propias desarrolladas, Deutsche Bank se basará en sus propios criterios. El banco asegura que informará anualmente sobre el estado del progreso hacia el objetivo 2025. Asimismo, prevé avanzar más detalles sobre la definición de financiación sostenible para finales del segundo trimestre de este año.

Desde inicios de 2020, la entidad ya ha asesorado a los clientes en 22 transacciones, colocando bonos sostenibles con un volumen de suscripción de casi 3.500 millones de euros. Estas colocaciones incluyen bonos verdes, sociales y sostenibles.

Por otro lado, Deutsche Bank prevé emitir su primer bono verde este año. La entidad ya ha sentado las bases para recaudar fondos con los que ofrecer financiación para desarrollar proyectos de energía renovable o destinados a aumentar la eficiencia energética. Estos activos verdes incluyen préstamos e inversiones en empresas, proyectos que se centran en la energía renovable, la eficiencia energética y los llamados edificios verdes que se construyen de acuerdo con las normas ambientales y de sostenibilidad. La empresa consultora independiente Institutional Shareholder Services ESG (ISS ESG) ha revisado el Marco de Bonos Verdes del banco y ha emitido una opinión confirmando la coherencia con los objetivos de la ONU en desarrollo sostenible.

Además, la entidad se ha fijado el objetivo de que, también de cara a 2025, toda la electricidad que consuma proceda de fuentes renovables. A finales de 2019, casi el 80% de la electricidad del banco en todo el mundo provenía de fuentes de energía renovable.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin