Empresas y finanzas

La banca respalda a los restaurantes del capital riesgo para hacer frente a la crisis del coronavirus

  • Cadenas como Goiko o Larrumba ya han recibido nueva financiación
  • Arcano prevé caída de ventas este año, pero confía en la recuperación en 2021
Grupo Larrumba. Foto: eE

El sector de la restauración es uno de los más afectados por la crisis del coronavirus al verse obligado a cerrar sus establecimientos por el estado de alarma y, consecuentemente, sufrir una dura crisis de liquidez. En los últimos años, numerosas cadenas de restaurantes ha pasado a manos de fondos de capital privado, que veían en estos negocios una buena oportunidad para invertir por la fragmentación de esta industria en España, la cultura de ocio del país y por contar con conceptos fácilmente replicables a la hora de expandirse. Ahora, en el contexto de la pandemia del coronavirus, casi todos han tenido que ajustar sus previsiones de crecimiento.

Sin embargo, a su favor ha jugado el apoyo de la banca, que ha respaldado a las principales cadenas participadas por fondos de capital riesgo. Este es el caso, por ejemplo, de Goiko (participada por L Catterton – el fondo de LVMH– y Capza) que ha recibido el visto bueno del ICO para recibir este tipo de préstamos garantizados por el Gobierno, según ha confirmado la propia compañía a elEconomista.

Según Borja Oria, socio director de banca de inversión y responsable de retail y consumo de Arcano Partners, "la restauración es uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, pero hay que diferenciar por segmentos: en general, los que tenían una buena situación de liquidez previa han recibido de manera generalizada dinero del ICO que, junto con la figura de los ertes y las condonaciones de las rentas, nos hace ver esta situación como un paréntesis".

"Todo depende mucho de cuánto tarde en reactivarse, pero creemos que 2020 va a ser un año perdido en cuanto a ventas y se recuperará en 2021. Sin embargo, hay que diferenciar entre las que tienen servicio de delivery y las que no. Las primeras han cubierto casi al 100% la caída de ventas en sala con las entregas a domicilio, las que no están en una situación de ingreso cero", explica Oria.

Mirada al futuro

El experto de Arcano, que ha asesorado casi todas las operaciones corporativas de este sector en los últimos años, señala que el servicio de comida a domicilio va a influir también mucho "de cara al futuro", al igual que el take away. No obstante, Oria diferencia también entre el tipo de cliente y considera que se recuperarán mejor los que tengan un perfil de clientes "más jóvenes porque el miedo al contagio será menor". En cualquier caso, el socio de Arcano añade que "todo dependerá de la evolución de la situación sanitaria y cómo avance la posible medicación, las vacunas... Depende también mucho de lo rápido que se reactive, pero con todas las medidas que se están introduciendo creemos que en 2021 se recuperará".

Por eso, los fondos consultados por este diario explican que están trabajando ya en la vuelta a la normalidad y estudiando cuál será la mejor estrategia para el regreso a la actividad. Este es, por ejemplo, el caso de Abac Capital, uno de los gestores que más ha apostado por este negocio. Desde que en 2018 montara la plataforma Beer & Food, la firma ha integrado diferentes cadenas de restauración como el antiguo negocio de Heineken (Gabrinus, Cervecería Cruz Blanca, La Chelinda, entre otros), Tommy Mel's, Tony Roma's o Carls' Jr.

Con la declaración del estado de alarma, el grupo se vio obligado a presentar un Erte en sus trabajadores, pero ya están "empezando a esbozar medidas de seguridad e higiene para proteger a consumidores y trabajadores una vez vuelva todo a la normalidad", según explica uno de los fundadores de Abac, Oriol Pinya, a este diario. Pinya también comparte la idea de que servicio de entrega a domicilio y el de recogida serán clave en el futuro y que "el fast food en este sentido ganará terreno, ya que la gente tendrá más consciencia de ahorro tras la crisis".

Otro de los fondos que se lanzó a este tipo de inversiones, pero con un perfil diferente de compañía fue Aurica Capital, que tomó el 30% de Grupo Larrumba en 2018 con el objetivo de dotar a la compañía del pulmón financiero suficiente para acometer su plan de crecimiento y ayudar en la profesionalización del grupo. Fuentes de Aurica han explicado a este diario que han "recibido la aprobación de una nueva línea de financiación y estamos trabajando en el plan de reapertura para estar lo mejor preparados posible de cara al día después". Ahora esta cadena participa en varias iniciativas solidarias para suministrar comidas al personal sanitario que lucha frente al coronavirus.

Iniciativas similares a las que participa Foodbox, la cadena de restaurantes que Nazca, que integra marcas como Taberna Volapié, Papizza y MásQMenos. El pasado verano este grupo recibió otro respaldo financiero de la mano de Alantra, que a través de su fondo Alantra Private Debt II, firmó una financiación a largo plazo para impulsar el crecimiento de la compañía. Esta cadena, no obstante, no es la única que ha recurrido a este tipo de financiación alternativa: con objetivos distintos (en este caso, una refinanciación) HIG se alió con Kartesia en Café y Té.

Fiebre por el sector

Pese a que el sector de la hostelería ha estado en numerosas ocasiones en el punto de mira de este tipo de inversores no fue hasta hace cuatro años cuando se despertó el verdadero boom. Primero, ProA Capital compró el 30% que Goldman Sachs ostentaba en Grupo Vips y que vendió dos años más tarde al grupo mexicano Zena por 500 millones. De hecho, la previsión de esta firma era colocar una participación en bolsa, un plan que se ha paralizado por la pandemia del coronavirus y la volatilidad de los mercados financieros, según han explicado fuentes financieras.

Sin embargo, el verdadero pelotazo llegó apenas unos meses más tarde cuando el turco Dogus compró el 40% del Grupo Ten con Ten desembolsando 70 millones de euros a los fundadores de este grupo, que cuenta con otras marcas como El Paraguas, Amazónico o Numa Pompilio, entre otros. Sobre el futuro, el socio de Arcano explica a esta publicación que "va a haber movimiento de nuevas operaciones y más consolidación del sector en los próximos meses, cuando haya más visibilidad".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin