Empresas y finanzas

Abengoa retrasa el pago de la deuda tres meses por el estrés de su caja

  • Busca alternativas para obtener nueva financiación
Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Abengoa ha obtenido autorización de sus acreedores financieros para retrasar el pago de intereses que vencían en el día de hoy, 31 de marzo, hasta el próximo 30 de junio. Una dispensa que insufla aire al grupo andaluz, cuya posición financiera se halla en una situación límite. La semana pasada, la ingeniería se topó con la negativa de sus acreedores a que un grupo de inversores inyectaran 50 millones de euros de nueva financiación y ahora está negociando con todos ellos una propuesta alternativa que satisfaga a todas las partes.

Abengoa está trabajando desde todos los frentes para tratar de desestresar su posición de caja, máxime cuando acaba de anunciar un ajuste de plantilla temporal para más de 2.600 trabajadores en todo el mundo (750 de ellos en España, equivalentes al 30%) como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. Por ahora, los esfuerzos con los acreedores han sido dispares.

Por un lado, los bancos y fondos que participaron en las dos últimas reestructuraciones financieras han permitido a la compañía sevillana dilatar el pago de los intereses de la deuda hasta junio, pero por otro se han negado a consentir la nueva financiación que Abengoa había pactado con un grupo de inversores puesto que estos tendrían prelación en el cobro de la deuda y, además, se beneficiarían de una parte importante del resultado del laudo que la empresa enfrenta con el Estado de España por el recorte de las primas a las renovables.

La venta que tiene en marcha más relevante es la de la planta de cogeneración A3T, en México

En este contexto, Abengoa tiene abiertos procesos de desinversión de activos, sin embargo, el momento actual, con la pandemia por coronavirus azotando al mundo, no es nada favorable para poder acometer operaciones de este tipo, o al menos no a los precios que la compañía que preside Gonzalo Urquijo pretendía.

La venta que tiene en marcha más relevante es la de la planta de cogeneración A3T, en México. El valor que le otorgaba el grupo superaba los 600 millones de euros. Lazard y Crédit Agricole asesoran esta operación, por la que se esperaba que a finales de marzo se presentaran las ofertas vinculantes. Con la crisis del Covid-19, todo queda en el aire por el momento.

Revisa su Plan de Viabilidad

Al margen de los Ertes, Abengoa comunicó la semana pasada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha decidido realizar una revisión del Plan de Viabilidad que espera pueda concluir en la próximas tres semanas como consecuencia del impacto que la crisis originada por el Covid-19 puede tener sobre el mismo. Así, dilatará aún más la presentación de los resultados de 2019.

El grupo ya informó el pasado 2 de marzo de que no iba a poder presentar las cuentas en plazo porque "estaba pendiente el informe del experto independiente para la valoración de la participación que la Sociedad ostenta en su participada Abengoa Abenewco 2". Una vez que disponga de esa información y obtenido el informe de valoración del experto independiente (KPMG), se presentarán las cuentas.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

fí­jate, fí­jate
A Favor
En Contra

jijiji pero, en foros las valoraciones son positivas jiji



https://www.youtube.com/watch?v=YUoXYYPekJE

Puntuación 0
#1