Empresas y finanzas

Las fusiones se hunden el 59% en España hasta marzo por la crisis del coronavirus

  • El coronavirus ha impactado de lleno en las transacciones, que se han paralizado en su mayoría
  • Los fondos de capital riesgo han reducido su inversión el 87%
Las fusiones y adquisiciones se hunden el 59% hasta marzo

El negocio de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) en España ha registrado uno de los peores arranques de año de los últimos tiempos. De enero a marzo, el volumen movido por estas operaciones se ha desplomado hasta 8.022 millones de euros, el 59% menos que en el mismo periodo del año anterior, según los datos proporcionados por TTR. Por número de operaciones, la caída ha sido menor: en los tres primeros meses del año se han registrado 465 transacciones, el 19,8% menos que hace un año. Estos datos están muy marcados por la influencia del coronavirus, que ha paralizado casi todas las operaciones en curso. El coronavirus deja en el aire operaciones por 12.000 millones.

La previsión de los expertos, no obstante, es que estas operaciones vuelvan al mercado una vez que el escenario regrese a la normalidad. Este es el caso, por ejemplo, de la venta de los herbicidas de Bridgepoint (Rovensa), que recibió ofertas por más de 1.000 millones pero tuvo que aplazar sin fecha la presentación de las vinculantes, que se esperaban en un primer momento para el pasado viernes. También ha sido el caso de la venta de Tabacalera, que ha tenido que paralizar las negociaciones con los interesados (principalmente el grupo chino Huabao), en una operación valorada en 2.500 millones de euros. O Ferrovial, que ha parado también la desinversión de su negocio de Servicios, tras vender solo la parte australiana a Ventia (Apollo y ACS). 

Para Ignacio Hornedo, socio de M&A de Allen & Overy, "es un momento difícil para el mercado de M&A. Cualquier gestor de inversiones lleva ya semanas estimando y valorando posibles ajustes, con toda su atención puesta en las previsiones de caja para los meses que vienen. Salvo transacciones que estaban ya muy maduras y que ha costado cerrar en estas circunstancias, la mayoría de las operaciones están en ahora standby. Con todo, en las conversaciones con los clientes salen siempre las ganas de retomar la actividad en cuanto sea posible. Es muy difícil hacer estimaciones temporales en este contexto donde la incertidumbre reina, pero estamos convencidos de que en cuanto se aclare un poco el panorama, la voluntad y las ganas que tenemos todos de relanzar la actividad van a ser un empuje tremendamente positivo para la economía".

Ligado al coronavirus también ha influido el blindaje del Gobierno a las compañías de "sectores estratégicos", que obliga ahora y mientras dure esta situación a todos los inversores extranjeros que quieran tomar el control de una de estas empresas españolas a pedir autorización al Gobierno para poder llevar a cabo la transacción. Esto es especialmente relevante para las cotizadas españolas, ya que el Ejecutivo ha blindado a casi todo el Ibex para que ningún inversor extranjero pueda aprovechar la caída de la cotización para tomar el control.

Fuera del mundo cotizado, los expertos también alertan de una caída en las valoraciones de muchas compañías españolas, ya que muchas de ellas han tenido que cerrar sus negocios por el estado de alarma y paralizar su actividad. Sin embargo, no todo es negativo, ya que esto también se traducirá en un ajuste de precios entre la oferta y la demanda, algo que beneficiará también al sector del capital privado, que sigue teniendo una ingente cantidad de liquidez para invertir.

Para Jorge Riopérez, socio responsable de Corporate Finance y M&A de KPMG en EMEA, "el efecto del coronavirus va a ser notable en la actividad de M&A. La incertidumbre es uno de los peores condicionantes para esta industria, y la verdad es que ahora no sabemos nada de lo que puede pasar: duración del confinamiento, reacciones de los países, financiación, respuesta europea, velocidad de la recuperación, etc. Afecta a operaciones en marcha, afecta a nuevas operaciones (actualmente paradas), crecen las dudas sobre la cuestión de la financiación, hay precios a la baja y hay dudas sobre las expectativas de los vendedores. La noticia positiva es que hay muchos inversores deseosos de invertir y aprovechar el momento actual".

Frenazo del capital riesgo

Frente a los datos del M&A, es llamativa la caída en el volumen de la inversión de los fondos de capital riesgo que ha caído el 87,23% hasta el 30 de marzo, hasta 1.273 millones de euros. En número, se han registrado 32 transacciones, el 48,4% menos que en el mismo periodo del año anterior.  Los expertos consultados por elEconomista explican que no confían en que la situación vuelva a la normalidad hasta después de verano previsiblemente, lo que hará que muchas de las operaciones que se planteaban para este año, se retrasen hasta el que viene, especialmente en aquellos casos en los que los vendedores no tienen una gran necesidad de vender. "Incluso en el caso de los fondos de capital riesgo que deben rotar su cartera, es posible que algunos lleguen a pedir prórrogas a sus inversores que les aseguren unas plusvalías mayores en el momento de la venta", explica uno de los asesores consultados.

Por sectores, el negocio inmobiliario sigue canalizando buena parte de la inversión hasta el 30 de marzo (como lleva haciendo los últimos años) con 31 transacciones cerradas solo este mes. Le sigue el sector tecnológico (19 operaciones) y financiero y seguros (19 operaciones).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin