Empresas y finanzas

El Banco de España: "Las entidades están preparadas para que la economía se recupere pronto"

  • El gobernador pide medidas coordinadas en la UE para mitigar los efectos
  • Advierte de que el entorno será complejo en los próximos meses
Sede del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha destacado que el sector financiero español está preparado para contribuir a la pronta recuperación de la economía tras el bache provocado por el coronavirus. Las entidades tendrán que canalizar los créditos a las empresas afectadas para evitar despidos y cierres masivos.

En la memoria de supervisión de 2019, De Cos sostiene la contribución de la banca "debe ser esencial" en las medidas necesarias para evitar el impacto profundo en la sociedad y la economía. Pero también destaca el papel de las instituciones europeas que, a su juicio, deben coordinar y unificar los planes para combatir las consecuencias del COVID-19.

En este escenario, indica que las entidades "están mejor capitalizadas y han llevado a cabo un importante proceso de saneamiento de sus balances, lo que las sitúa en una buena posición de partida para desempeñar su papel de propiciar una pronta recuperación de la economía española una vez que finalice la emergencia sanitaria".

Las entidades tendrán que movilizar los recursos de liquidez anunciados por el Gobierno en su plan de avales públicos de hasta 100.000 milllones. El Consejo de Ministros aprobará hoy las condiciones de estos préstamos que se destinarán a las empresas castigadas por la pandemia.

No obstante, el gobernador llama atención para que los bancos no bajen la guardia, ya que "todavía existe margen de mejora para aumentar su fortaleza y su capacidad para competir y prestar servicios a los clientes en un entorno cambiante y muy competitivo".

En sentido, resalta que "el entorno económico al que se enfrenten en los próximos meses será un desafío para unas entidades que, desde hace unos años, se están viendo obligadas a cambiar su modelo de negocio tradicional, enfrentándose a nuevos competidores y desafíos".

Prudencia en los dividendos

El Banco de España recuerda en el informe a las entidades que deben fijar la distribución de dividendos durante 2020 basándose en criterios conservadores. Este mensaje se produce horas después de que el Santander anunciara que pone en revisión la remuneración al accionistas, con la cancelación del pago a cuenta de noviembre. "La política de distribución de beneficios debe ajustarse al principio de cautela y ha de estar orientada a mantener en todo momento un adecuado nivel de capitalización", señala el organismo nacional .

Entre las prioridades supervisoras de 2020, además del impacto de la crisis actual, se encuentran la evaluación del modelo de negocio y su sostenibilidad en el tiempo -con particular atención a la evolución de márgenes, ratios de eficiencia y potencial impacto de las reclamaciones de clientes referidas al índice de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH) y a los gastos de hipoteca-; el seguimiento de las estrategias de reducción de los impagos y de adjudicados, así como el análisis de las condiciones de concesión de operaciones "para detectar posibles relajaciones".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud