Empresas y finanzas

Desaparecen los desplazamientos largos: el tráfico por carretera se hunde un 89%

  • Los trenes de larga distancia han operado al 2% de capacidad
  • La demanda eléctrica baja un 7%; la de queroseno, un 80%
  • El Gobierno sigue estudiando una moratoria para los alquileres

Las restricciones a la movilidad de los españoles están dando "muy buenos resultados" en palabras de José Luis Ábalos, quien se ha apoyado en datos: el tráfico por carretera sufre una caída "drástica" del 89% y los trenes de larga distancia sólo han circulado al 2% de su capacidad; los consumos de energía no registran unos desplomes tan relevantes: la demanda eléctrica ha bajado de un 5% a un 7%; el combustible de aviación, en cambio, se ha reducido hasta un 80%, según Teresa Ribera.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el ministro de Movilidad y Agenda Urbana han comparecido esta tarde en rueda de prensa telemática para explicar algunas de las medidas adoptadas como resultado del estado de alarma y exponer el balance de su aplicación en el ámbito de sus competencias.

En cuanto a la movilidad, Ábalos ha señalado que en los servicios de tren de cercanías de Madrid y Barcelona se están registrando descensos del 15% y que los ciudadanos están escalonando mucho más su afluencia a ellos, incrementando los viajes a las seis de la mañana para reducirlos hacia las ocho y las nueve. En cambio, en los trenes de larga distancia la parálisis es muy relevante; ayer únicamente hubo 2.514 viajeros, es decir, una ocupación del 2%; Renfe ya ha devuelto 135.000 billetes.

En carretera, la reducción es "drástica", con un descenso del 89% de los desplazamientos. El transporte aéreo, por su parte, se ha reducido un 56%. En el aeropuerto de Barajas, por ejemplo, únicamente ha habido 355 vuelos, frente a los 1.151 del mismo día del año anterior. En El Prat, han sido 270 vuelos, frente a los 900 del año anterior.

El ministro se ha mostrado "preocupado" por la reclamación de protección de los transportistas y el riesgo de que se rompa la cadena de suministro. Ha indicado que los temores de este colectivo son similares a la de los trabajadores de Correos, o de los ferrocarriles y ha señalado que buscan una solución: "estamos en ello", ha dicho, "trataremos de ser sensibles con esta petición".

Ábalos también ha confirmado que el Gobierno "sigue estudiando" algún tipo de moratoria para el pago de los alquileres y que "seremos sensibles con los que más tienen que perder".

Garantizados los suministros para todos

Ribera ha recordado la prohibición de cortar los suministros básicos de agua, electricidad y gas natural, la prórroga para los receptores del bono social hasta el 15 de septiembre y la congelación de los precios del butano y del gas natural durante seis meses, puntualizando que esto únicamente sucederá en el caso de que las fórmulas de revisión arrojen un incremento; si resultan en una rebaja, se aplicará: "se activará si baja el precio", ha dicho.

También ha indicado que "ningún español va a sufrir ningún tipo de corte", en alusión a que la medida aprobada sólo afecta a los consumidores por debajo de cierto umbral de renta, señalando que las empresas "son conscientes" y anunciando que prepara una "medida adicional" para explicitarlo en la normativa.

La vicepresidenta ha desgranado datos de consumo energético: la demanda eléctrica se ha reducido esta semana entre un 5% y un 7%, dependiendo de los territorios, con bajadas más acusadas en Madrid, el País Vasco y Cataluña y leves subidas en Asturias. La bajada en la industria es más significativa, del 8,7%, por la parada de fábricas como las de los automóviles, y sobre todo es relevante en el sector de los servicios, aunque no ha facilitado los datos.

En el ámbito de la industria, la ministra ha anunciado que, al igual que en los hogares, no se va a producir ninguna interrupción del suministro, ni siquiera aplicando las reglas de la interrumpibilidad.

La demanda de gas natural es similar a la de semanas anteriores.

En cuanto a la demanda de carburantes de automoción, se ha producido un leve incremento hasta el pasado fin de semana porque los consumidores han decidido hacer acopio, aunque luego se ha registrado una reducción, que no ha cuantificado, señalando que era más pronunciada en la gasolina que en el gasóleo, porque este combustible es el principal en el transporte de mercancías.

La ministra ha descartado tajantemente intervenir el sector eléctrico –"no prevemos ningún tipo de intervención; no en absoluto"- y ha subrayado el buen comportamiento de los precios eléctrico, con 30,43 euros por MWh, una rebaja del 19% sobre las estimaciones previas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin