Empresas y finanzas

Renfe se prepara para recortar un 85% las plazas de AVE y Larga Distancia

  • Sólo venderán un 15% de la oferta actual de plazas y Cercanías mantiene el 100% de los servicios
  • Las circulaciones de servicios comerciales se reducen a la mitad igual que la media distancia
Estación del AVE de Barcelona

Renfe se prepara para reducir drásticamente su operativa durante al menos quince días como respuesta a la aprobación del estado de alarma que va a restringir la movilidad de los ciudadanos de toda España para contener la propagación del coronavirus.

El operador ferroviario, que la semana pasada ya empezó a devolver el dinero de todos los billetes de tren, ultima medidas para recortar hasta un 85% su oferta de plazas en los servicios comerciales (AVE, Larga Distancia). La firma limitará al 50% la circulación de los servicios comerciales pero, en principio, sólo podrá vender el 30% de los asientos disponibles para mantener la distancia de un metro entre los viajeros y seguir al pie de la letra las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y la OMS. Es decir, sólo estará disponible un 15% de la oferta actual de AVE y Larga Distancia.

"Las operadoras de transporte otorgarán plaza procurando la máxima distancia entre los pasajeros"

"En los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreo y marítimo que no están sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público (OSP), los operadores de transporte reducirán la oferta total de operaciones en, al menos, un 50%", recoge el BOE publicado el sábado antes de las 00.00 horas. "Las operadoras de transporte otorgarán plaza procurando la máxima distancia entre los pasajeros", informan en este sentido desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Sólo estará disponible un 15% de la oferta de plazas actual de AVE o Alvia 

El año pasado los servicios comerciales de Renfe transportaron a 34,54 millones de pasajeros. La alta velocidad cerró con un nuevo récord de viajeros de 22,3 millones con una ocupación del 76,6%, 1,4 puntos más que en 2018. En este punto, Renfe ya ha eliminado los servicios de cafetería y venta a bordo en los trenes para limitar los contactos y los contagios.

En cuanto a los servicios sometidos a Obligación de Servicio Público (OSM), Renfe tenía previsto reducir un 50% la circulación de los Cercanías, informan fuentes cercanas al grupo, pero finalmente Pedro Sánchez ha dicho que se mantendrá el cien por cien de los servicios. De todas formas se han cerrado todos los comercios menos los imprescindibles (supermercados, estancos) para limitar la circulación de las personas y se recomienda a la población de riesgo evitar este tipo de transportes. El pasado jueves y viernes, después de que se cerraran colegios, universidades y guarderías y las empresas enviaran a sus empleados a teletrabajar, el tráfico de viajeros de Renfe-Cercanías cayó un 48%. 

Por su parte, los servicios (circulaciones) de media distancia y media distancia-AVANT se reducirán a la mitad. 

Por su parte, también se reducirán un 50% los servicios regulares de transporte de viajeros por carretera, serrvicios de transporte aéreo sometidos a OSP, como los son los vuelos a las islas, Ceuta y Melilla, y los servicios de transporte marítimo sometidos a contrato de navegación. 

Restringir la movilidad por Ley

Según el Real Decreto publicado el sábado 14 de marzo por la noche, durante la vigencia del estado de alarma los ciudadanos únicamente podrán circular por las calles de toda España para "adquirir alimentos y productos farmacéuticos o de primera necesidad", "asistir a centros sanitarios", "desplazarse al lugar de trabajo", "retornar a la vivienda habitual", "prestar asistencia a personas mayores o niños", ir al banco o causas de fuerza mayor. Así, parece que se van a restringir mucho las salidas de los ciudadanos de las Comunidades Autónomas.

Fuentes de Renfe aseguran que se trabaja en un escenario de reducción de la movilidad de 15 días pero que se puede alargar en función de la evolución del brote que, según los expertos, puede registrar su pico el 15 de abril, lo que pondría en peligro la inauguración del AVLO, del que en febrero ya había vendido unos 147.000 billetes para antes de verano.

Renfe registró el año pasado un beneficio de 86 millones de euros antes de impuestos, habiendo registrado un crecimiento de los ingresos sobre el ejercicio anterior del 1,1%. Las ganancias vinieron, principalmente, por el negocio de transporte de pasajeros ya que mercancías está en pérdidas y tienen problemas para conseguir un socio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin