Empresas y finanzas

Las asociaciones de consumidores piden al Gobierno suspender el pago de hipotecas a autónomos y pymes por el coronavirus

  • Exigen secundar la medida tomada ya hoy por el ejecutivo Italiano
  • Pretende aliviar el impacto económico que dejará la epidemia
Varias oficinas bancarias en una calle.

La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) pide al Gobierno de Pedro Sánchez que suspenda el pago de las hipotecas a autónomos y pymes por el coronavirus. "El Gobierno de nuestro país debe abordar la iniciativa extraordinaria de suspender el pago de las hipotecas, así como de determinados impuestos en el caso de los autónomos y pequeñas empresas que minimice el impacto de la parálisis de la actividad" que traerán las medidas tomadas por la extensión de la epidemia en España, según señala el comunicado.

Asufin apunta a que el Ejecutivo respondería de este modo a lo que ya ha acometido desde este martes el Gobierno italiano, que para implementar esa medida ha trabajado con los bancos del país. "Abordar una medida de este calado desde lo público evitaría que las entidades financieras de carácter privado pusieran en marcha iniciativas de alivio económico que generarían el cobro de intereses a los afectados, como préstamos o refinanciaciones", concluye la asociación.

Concretamente, Laura Castelli, secretaria de Estado de Finanzas de Italia, ha anunciado en la mañana de este martes que el Gobierno suspenderá el pago de hipotecas y otras facturas para aliviar las cargas financieras de los hogares afectados por el coronavirus. La medida también se extenderá para las pequeñas y medianas empresas que tengan dificultades de liquidez para pagar facturas y los intereses de su deuda. No obstante, Ausfin, de momento solo ha solicitado aplicar la medida en España para autónomos y empresas, no para hogares.

La decisión tomada por Italia está sobre todo dirigida a las familias que están sufriendo de forma directa el impacto del coronavirus en sus bolsillos, aquellas con pequeños negocios en sectores como el turismo y el retail.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin