Empresas y finanzas

easyJet cancela vuelos en Europa y anuncia recortes por la crisis del coronavirus

  • Frena las contrataciones y las inversiones y ofrece vacaciones sin sueldo
  • Alerta de un descenso de la demanda y concentra el ajuste en Italia
Avión de easyJet

El temor al coronavirus golpea de lleno al sector de la aviación. Después de que Lufthansa y Air France reconocieran un impacto en su actividad ante la proliferación del virus por Europa, ahora le ha llegado el turno a easyJet.

La compañía británica ha alertado así de un descenso de la demanda en gran parte de Europa y ha puesto en marcha un plan de contingencia para minimizar el impacto de la crisis en sus resultados de 2020. En concreto, la aerolínea de bajo coste tiene previsto cancelar vuelos en todo el Viejo Continente, frenar las contrataciones, dar vacaciones sin sueldo y ajustar gastos y retrasar inversiones.

El desplome de la demanda se está concentrando en el norte de Italia, declarada zona de riesgo por el número de casos y fallecidos registrados en la última semana, por lo que la firma ha decidido concentrar la cancelación de vuelos en sus bases de la región. No en vano, gobiernos como el español ya han recomendado a su población limitar los viajes al país (hay en Valencia un periodista infectado que fue a Milán a cubrir un partido de fútbol).

Italia supone el 21% del tráfico de pasajeros de la compañía británica por lo que reducir su operativa en la zona pone en riesgo los beneficios de este año y los planes de crecimiento, que ya había reducido hasta el 3% ante la subida de los costes del combustible, los bajos precios y una leve ralentización de las reservas. En los últimos años, la aerolínea ha registrado alzas de más del 8% de media.

"Estamos viendo un descenso de la demanda en otros de nuestros mercados europeos. Como resultado, tomaremos la decisión de cancelar algunos vuelos"

"Tras el aumento de la incidencia de casos de COVID-19 en el norte de Italia, hemos visto una disminución significativa de la demanda y los factores de ocupación desde y hacia nuestras bases del norte de Italia. Además, también estamos viendo un descenso de la demanda en otros de nuestros mercados europeos. Como resultado, tomaremos la decisión de cancelar algunos vuelos, particularmente los que entran y salen de Italia", informa easyJet en un comunicado.

La compañía británica de corto y medio radio ha reconocido que todavía es demasiado pronto para cuantificar el impacto de crisis tanto en la aerolínea como de su touroperador, easyJet Holidays, que espera alcanzar el equilibrio este año, ya que no hay visibilidad sobre cuánto puede durar, pero están "monitorizando la situación cuidadosamente y actualizaremos al mercado a su debido tiempo". A finales de año, cuando presentó sus resultados del ejercicio, easyJet anunció que las reservas anticipadas para su semestre de 2020 estaban por encima de las registradas en 2019 y que espera crecimientos de sus ingresos unitarios a un dígito, expectativas que ahora se pueden truncar por la proliferación del virus que está dejando una oleada de cancelaciones en España, sobre todo en Canarias, uno de los principales destinos de los europeos en invierno.

Para compensar el freno en la actividad por el coronavirus, easyJet ha anunciando que implantará medidas de "eficiencia operacional y ahorro de costes". Así, va a ejecutar recortes presupuestarios en áreas administrativas y gastos discrecionales; va a congelar las contratación, las promociones y los salarios en toda la red; aplazará proyectos no críticos y gastos de capital; ofrecerá vacaciones no remuneradas y paralizará la formación no obligatoria.

También tiene previsto renegociar las tarifas con los proveedores externos para reducir los costes y reasignará aviones para el verano de 2020, en busca de mayores oportunidades de ingresos en la recuperación del mercado.

Impacta a todo el sector

La aerolínea más grande de Europa, Lufthansa, ya anunció un freno en sus contrataciones y vacaciones sin sueldo para parte de sus empleados ante el desplome de la actividad. La compañía ya canceló todas sus rutas con China por el coronavirus, que implica un descenso de la demanda, y ya ha empezado a suspender frecuencias con Hong Kong, que en principio quedaba fuera de cualquier medida de ajuste por su fuerte actividad.

Air France, que tampoco vuela al gigante asiático por el virus, ya alertó de un desplome de las reservas y de un impacto en sus resultados del primer trimestre. IAG ha reconocido hoy que el coronavirus impactará en sus ingresos de 2020 y todavía queda Ryanair, que no se ha pronunciado, aunque el 20% de sus ingresos dependen de Italia. En este punto, British Airways e Iberia han cancelado sus vuelos a China aunque la compañía española explicó que seguía volando con normalidad a Italia y el resto de Europa. Además de lastrar sus resultados y actividad, el virus también lleva días hundiendo en bolsa a las compañías aéreas y a los gestores aeroportuarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin