Empresas y finanzas

Las aerolíneas extienden la suspensión de las rutas a China por el coronavirus

  • Iberia volverá en abril y las firmas chinas ya cancelan vuelos
Avión de Iberia

Las principales aerolíneas europeas están prolongando la cancelación de todos sus vuelos a China ante la proliferación de coronavirus en el gigante asiático.

British Airways ha sido la última en anunciar que no reactivará su conexiones con la china continental hasta finales de marzo, un mes después de lo previsto, "siguiendo el consejo del Ministerio de Relaciones Exteriores", explica IAG. Así, seguirá sin volar a Pekin y Shanghai mientras que las rutas con Hong Kong operan con normalidad.

La semana pasada, Iberia extendió la cancelación de sus vuelos entre Madrid y Shanghai hasta finales de abril, dos meses más de lo anunciado, "como medida de prevención ante el brote del coronavirus". Air France y Lufthansa también han aumentado el periodo que sus rutas con China estarán en cuarentena por el virus. Los vuelos de la alemana a Pekin y Shanghai no se reactivarán hasta el 29 de febrero mientras que las rutas con Nanjing, Shenyang y Quingdao no funcionarán hasta el 28 de marzo. La francesa prevé operar a mediados de marzo.

Por su parte, las aerolíneas asiáticas Air China y Hainan han cancelado frecuencias y rutas con Madrid y Barcelona por el descenso de la demanda y el virus.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.