Empresas y finanzas

IAG gana un 40% menos en 2019 y alerta de caídas en la demanda por el coronavirus

  • La disputa legal sobre pensiones de British Airways lastra el resultado
  • El grupo cancela vuelos en Italia y reconoce que el virus lastrará sus cuentas
  • La compañía repartirá un dividendo complementario de 17 céntimos de euros

IAG (IBERIA)

17:38:00
1,93
+0,60%
+0,01pts

International Airlines Group (IAG), formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, ganó el pasado año 1.715 millones de euros, lo que supone una caída del 40% respecto a 2018, debido al cargo extraordinario relacionado con pensiones. En concreto, la compañía ha reconocido un gasto operativo neto de 672 millones para zanjar la disputa legal sobre pensiones en British Airways.

El conglomerado aéreo vuelve a sufrir hoy en bolsa, dejándose un 8,78% al cierre, por la crisis del coronavirus, de la que desconoce todavía el verdadero impacto. "Hasta el lunes pasado, con la situación en China estabilizada, podíamos dar una previsión de resultados para el año, pero desde que el fenómeno se ha extendido a Italia y está en evolución no podemos dar estimaciones. El coronavirus va a afectar a nuestros resultados pero todavía no sabemos cuánto", explicó Luis Gallego, presidente de Iberia y futuro consejero delegado de IAG, en un encuentro con periodistas.

"Desde que el fenómeno se ha extendido a Italia y está en evolución no podemos dar estimaciones. El coronavirus va a afectar a nuestros resultados pero todavía no sabemos cuánto"

En este punto, el alto directivo reconoció que las aerolíneas del holding están llevando a cabo ajustes de capacidad en casi todos los destinos, con especial hincapié en Italia, donde se han cancelado frecuencias y se están poniendo aviones más pequeños ante el descenso de las reservas y la ocupación. "En los últimos días hemos registrado una fuerte caída de la demanda y un gran incremento de los no show (pasajeros que no acuden al vuelo), lo que nos obliga a ajustar nuestra operativa", explicó en este sentido Javier Sánchez-Prieto, presidente de Vueling y futuro primer espada de Iberia. 

"Estamos ante unos buenos resultados en un año marcado por incidencias y el incremento de los precios del combustible", ha destacado su consejero delegado, Willie Walsh, quien ha afirmado que debido al coronavirus "en este momento no es posible proporcionar una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para 2020".

En este sentido, las cancelaciones de vuelos debido a la caída de la demanda de viajes limitaría el crecimiento de la capacidad este año, dijo la empresa, añadiendo que prevé recortar más vuelos en su red europea de corta distancia en los próximos días, en respuesta al brote del virus en Italia.

"Se puede estudiar cerrar más rutas. Si vemos que la necesidad de actuar en otro tipo de rutas también lo haremos. Lo principal es la seguridad de nuestros clientes y trabajadores", aseguró Gallego. De momento, Iberia sólo ha cancelado las conexiones con Shanghai, capacidad que ha utilizado para incrementar su oferta en EEUU, y está estudiando el futuro de los vuelos a Japón, donde tenía previsto aumentar la oferta a una conexión diaria. La operativa de la ruta dependerá de la evolución de la demanda y de la celebración de los Juegos Olímpicos, que se ha puesto en duda. 

"La situación es desigual y cambiante día a día. Hay que esperar para tener una visión más clara"

El holding de aerolínea ha advertido así de que el coronavirus afectará a los ingresos de este año aunque no sabe en qué medida. "Las caídas ahora se concentran en el norte de Italia, pero la situación es desigual y cambiante día a día. Hay que esperar para tener una visión más clara", explicó Gallego. Así, las aerolíneas están volando a ciegas en una crisis de gravedad y de duración desconocidas, lo que ha llevado a Iberia a ofrecer cambiar los billetes a los pasajeros que vuelen desde o hacia Italia y Japón hasta el 15 de marzo debido a la extensión del coronavirus en ambos países. 

"No es el momento para fijar cuál va a ser el crecimiento de capacidad del año porque se están realizando ajustes en función de la demanda y el avance del coronavirus", aseveró Gallego. El holding ya había frenado sus previsiones de incremento de la oferta hasta el 2% de cara a 2020 por el enfriamiento de las reservas y el alza de los costes. Una cifra que previsiblemente se reducirá a la baja por la crisis del coronavirus, aunque esperan mantenerse en positivo ya que está moviendo la capacidad a otros destinos. 

El futuro consejero delegado e IAG señala que la crisis generada por el virus proveniente de China tiene un perfil similar al de otras emergencias como la gripe A o el ébola. "Está en plena expansión pero la experiencia que la recuperación de la demanda es muy rápida cuando se disipa el problema", sentenció. En este punto, parece que los mayores impactos los está sufriendo British Airways.

La compañía asegura estaba recortando costes e implementando iniciativas de ingresos para capear la tormenta, en consonancia con las medidas de aerolíneas rivales como la alemana Lufthansa y la holandesa KLM, que han recortado costes en los últimos días.

Coronavirus aparte, IAG ha mostrado fortaleza en un año marcado por la huelga de los pilotos, el conflicto con las pensiones de BA y el alza del coste del combustible. Los ingresos han subido un 5,1% hasta los 24.258 millones de euros, gracias al aumento en pasajeros, que ha compensado con creces la caída del 4,8% registrada en el negocio de carga. Los gastos de personal antes de partidas extraordinarias han subido el 3,1%. Con el impacto de las pensiones, estos se elevan a los 5.634 millones, un 29,4% más que en 2018. Los gastos de combustible, la partida más alta del holding aéreo, se han incrementado el 14% a los 6.021 millones.

El beneficio después de impuestos y antes de partidas excepcionales por las pensiones se situó en 2.387 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,4%, que recoge la caída del beneficio de las operaciones.

A nivel unitario, los ingresos por pasajero transportado cayeron el 0,6% debido a que la fuerte competencia y el descenso de la demanda obligó a la firma a bajar precios para llenar los aviones, que han registrado una ocupación media del 84,6% frente al 83,3% del año anterior. Los costes unitarios suben el 2,9% por el alza del combustible, principalmente.

Iberia lidera el crecimiento

Por aerolíneas, Iberia ha sido la compañía del grupo que más ha crecido, tanto en ingresos como en beneficio de las operaciones. La firma que todavía preside Luis Gallego ha cerrado 2019 con un alza de los ingresos del 9,2% hasta los 5.645 millones tras subir la oferta un 7,6% y registrar una ocupación de media del 87,2%, 1,7 puntos más que en 2018. Pese a que los gastos han subido en líneas general por el aumento del precio del combustible (+17,6%) y de los costes de personal (+6,7%) el ebitda registrado por la aerolínea de bandera apenas ha retrocedido un 0,9% a los 887 millones (datos estatutarios) mientras que el beneficio antes de las partidas excepcionales ha subido el 13,8% a los 497 millones de euros y el margen operativo se ha situado en el 8,8%. 

Iberia cierra 2019 con un alza de los ingresos del 9,2% hasta los 5.645 millones

Por su parte, British Airways, el principal negocio de IAG, ha elevado sus ingresos el 2,5% a los 13.290 millones de euros tras aumentar su oferta de asientos el 0,9% y mejorar su ocupación en 1,1 puntos hasta el 83,6%. El ebitda ha mejorado el 1,8% a los 3.027 millones mientras que el beneficio antes de partidas excepcionales (las pensiones) ha caído el 1,6%.  En este punto, cabe remarcar que los ingresos unitarios por pasajero British Airways han mejorado un 0,6% mientras que los de Iberia retroceden el 2,3%. 

Javier Sánchez Prieto deja la presidencia de Vueling con una mejora sustancial de sus ingresos de su beneficio (datos estatutarios). Las ventas han mejorado el 5% a los 2.455 millones de euros tras registrar un alza de la oferta del 2,7%, un incremento del 0,7% de los ingresos por pasajero transportado y una mejora de la ocupación media, que ha cerrado en el 86,9%. Pese al alza del 12,1% de los costes de combustible, el ebitda de la aerolínea catalana mejora el 4% a los 490 millones y el beneficio antes de partidas excepcionales sube el 19,7% a los 240 millones. Si se cogen los datos proforma, las ganancias de Vueling caen el 9,3%, las de Iberia el 6,7% y las British Airways el 5,1%.  Paralelamente, la compañía repartirá un dividendo complementario de 17 céntimos de euros.

Los resultados proforma de 2018 son los resultados estatutarios del Grupo con un ajuste para reflejar el efecto estimado de la NIIF 16 desde el 1 de enero de 2018 y se han elaborado usando los mismos supuestos aplicados en el ajuste de transición a la NIIF 16 a 1 de enero de 2019.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin