Empresas y finanzas

Santander se guarda el 'as' de retomar el dividendo en acciones para sortear el golpe del 'Brexit'

  • El grupo tenía previsto pagar en efectivo a los accionistas a cargo de 2019
  • El segundo reparto del año podría ser un híbrido entre efectivo y títulos

El Banco Santander reconoció ayer que la incertidumbre económica por el Brexit y un cambio regulatorio en Reino Unido que obliga a separar la actividad minorista de la de banca de inversión asestarán un golpe a las cuentas del grupo de este año de 1.500 millones de euros. La entidad ha reconocido que este impacto se trasladará al beneficio atribuido del grupo, pero no a la línea del beneficio ordinario (antes de saneamientos) que es la que se tiene en cuenta para realizar el pago a los accionistas y por lo tanto mantendrá el payout (porcentaje del beneficio que se reparte a los accionistas) prometido para el ejercicio 2019, que oscila entre el 40-50%. No obstante, el grupo que encabeza Ana Botín se verá obligado a realizar ajustes para compensar los menores beneficios en el resultado. Para ello, el Banco Santander se guarda un as en la manga: la vuelta al reparto del dividendo en acciones (scrip en la jerga del mercado).

La entidad anunció ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el consejo de administración había aprobado el pago del primer dividendo en efectivo, de 0,10 céntimos por acción, a cargo de los resultados de 2019. No obstante, el banco aún debe dar a los accionistas un segundo reparto a cargo de las cuentas de este año que, según fuentes cercanas a la entidad, podría ser un híbrido entre un reparto en efectivo y en acciones. Este cambio de modalidad (el reparto de dividendo en títulos en vez de en efectivo) supone un alivio para las cuentas porque el banco mantendría a resguardo el importe a abonar a los accionistas, una práctica que el sector financiero ha efectuado durante toda la crisis. Además, al retener ese capital y a la par ampliarlo para poder repartir esas acciones entre los inversores, refuerza sus niveles de solvencia.

El grupo anunció el año pasado que volvía al reparto íntegro del dividendo en efectivo de cara a los resultados de este año, asimismo, elevó el payout al 40-50% desde el 30-40% y redujo, por cuestiones regulatorias, de cuatro a dos el número de repartos del año.

Ahora, y ante el golpe aflorado en Reino Unido por la incertidumbre económica, la posibilidad de volver a compensar a los accionistas con acciones está más cerca que nunca. No obstante, cabe destacar que el segundo dividendo aún no está anunciado y será el consejo de administración del banco quien apruebe la modalidad de reparto en los próximos meses.

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ya abrió la puerta en febrero de 2019 a la posibilidad de guardarse la opción de retomar el scrip. No obstante, en sus últimas participaciones en público, había defendido que mantenían la retribución a los accionistas anunciada. De hecho, Álvarez, ha sido en los últimos meses uno de los ejecutivos bancarios más contundentes contra las recomendaciones del Banco de España a las entidades de volver al dividendo en efectivo para tener capacidad para reforzar su solvencia.

Efecto arrastre

La posibilidad de que el Santander recupere el scrip abriría la puerta a que otras entidades españolas, como el Sabadell, se sumen a esta modalidad de retribución, tal y como señalaron en su día los analistas a este periódico. "Es una posibilidad que podrían empezar a plantearse algunas entidades bancarias", apuntó Victoria Torre, de Self Bank. "En el caso del Santander, una de las partes más complejas de su plan estratégico es la que se refiere a los objetivos de capital y margen de intereses. Tras haber gritado a los cuatro vientos que en 2019 solo habría dividendos en efectivo, la realidad les podría obligar a retomarlo [el scrip] si quieren mantener o elevar el payout", considera la experta, quien cree que "la situación podría repetirse en el caso del Sabadell".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6

Usuario validado en elEconomista.es
adan
A Favor
En Contra

Y todo ese embrollo por un discurso populista de derechas...

Puntuación -4
#1
Gervasio
A Favor
En Contra

Buaaaaah h h. Paparruchas!! En poco tiempo adquisición baratilla (1€+/-) de ruina en quiebra, ampliación de capital porque la creación de valor de la adquisición para el accionista es mucha y debe pagarla y venta masiva de activos de la ruina en quiebra a mitad de su valor (todo el mundo gana (sobre todo quien se lleva los activos calentitos a mitad de su valor (por hacer un favor y no cargar al sistema con tanta ruina(no vaya a quebrar también que sería una lástima (unos santos son))))). Y dice uno (un cualquiera que ha comentado antes (no sé quien será)) que el accionista es el dueño ji ji ji ji, ji ji ji ji, etc.

Puntuación -3
#2
Inés
A Favor
En Contra

CIUDADANOS en Catalunya:

de tonta en tonta y tiro porque me toca... Diós... no han encontrado nada mejor? A dónde se han ido los políticos inteligentes? ya no quedan? todos van a chupar del bote??? qué vergúenza

Puntuación 1
#3
Javi
A Favor
En Contra

Santander es el proximo Popular....quiebra fijo,la presidenta no tiene ni idea

Puntuación -1
#4
Incrédulo
A Favor
En Contra

La economía no pinta nada bien. Independientemente de quien gobierne este país. Y lo peor es que desde la política, todos los partidos en el poder han engañado a la gente diciendo que España crecía, y que la crisis había pasado.

TODO MENTIRAS DE POLÍTICOS.

Puntuación 10
#5
Usuario validado en elEconomista.es
TumTumx
A Favor
En Contra

No tiene un rumbo ni criterio la política del banco para beneficiar al accionista, depreciación constante para el accionista, para evitar perder capital el banco. Todos los que cojan acciones benefician al banco, ya que actualmente es muy difícil que se gane con la acción, y en vez de soltar dinero, da papeles que al cabo de unos años valen menos.

Lleva diciendo que se va a pagar en metálico omitiendo la opción de script dividendo, desde hace tres años, y siempre recurre a lo mismo para evitar soltar el dinero y disminuir el beneficio, ampliaciones constante de capital, ganando más dinero el banco y perdiendo el accionista.

Para captar pasivo de los ahorradores y nóminas, no tiene otra ocurrencia que regalar acciones, perjudicando al accionista, en vez de beneficiar al cliente con eliminación de comisiones o crear otra estrategia que no perjudiquen a los que le apoyan.

Luego hará un contrasplit perjudicando aún más a los accionistas, para volver a realizar ampliaciones y script.

Está claro, que le importa una castaña los accionistas... cualquier error de la dirección, lo pagarán lo accionistas con nuevas ampliaciones. El Brexit ya tenía que estar preparado son muchos años desde la votación, y el caso Orcel mejor no hablar, pero no beneficia en nada, porque un banco de ese volumen tiene que dejar claro las cosas antes de contratar a alguien, y tiene abogados suficientes para la letra pequeña y todas las claúsulas que tenga el directivo o empleado.

Hay banco actualmente más comprometidos con el accionista, y más estables en la cotización de la acción.

Puntuación 4
#6