Economía

La intensificación del conflicto comercial entre EEUU y China afecta a la inversión, según el BCE

Autor: Reuters.

La perspectiva de una nueva intensificación del conflicto comercial entre Estados Unidos y China "ha acrecentado la incertidumbre global y está afectando a la inversión", según advierte el Banco Central Europeo (BCE) en su último boletín económico.

El BCE añade en el boletín, publicado este jueves, "que no puede descartarse la posibilidad de que la Administración de Estados Unidos imponga nuevos aranceles a las importaciones de otros países".

"Una nueva escalada del conflicto comercial puede plantear un riesgo"

"Una nueva escalada del conflicto comercial puede plantear un riesgo para el comercio y el crecimiento globales", apostilla el BCE.

A mediados de mayo se anunció que la aplicación de nuevos aranceles del 25% a las importaciones de automóviles y de componentes de automóviles (principalmente a las procedentes de la UE y de Japón) se aplazaría hasta seis meses, lo que deja tiempo para las negociaciones comerciales bilaterales entre Estados Unidos y estos socios comerciales.

Desaceleración

El BCE prevé que el crecimiento mundial se reducirá en 2019, pero se estabilizará a medio plazo, y el comercio global se debilitará de forma más acusada este año y crecerá en línea con la actividad económica a medio plazo.

Espera también que "las presiones inflacionistas globales se mantengan contenidas, al tiempo que los riesgos a la baja para la actividad económica mundial han aumentado".

El presidente del BCE, Mario Draghi, se mostró esta semana en Sintra (Portugal) dispuesto a bajar más los tipos de interés y a comprar más deuda de la zona del euro si la inflación no sube hasta su objetivo, que es una tasa algo por debajo pero cercana al 2% a medio plazo. En mayo se situó en el 1,2%

El BCE mantuvo a comienzos de junio los tipos de interés para la zona del euro y espera que permanezcan en los niveles actuales al menos hasta el primer semestre de 2020.

Los últimos datos económicos y los resultados de las encuestas apuntan a un crecimiento ligeramente más bajo en el segundo y tercer trimestre en la zona del euro.

"Refleja la actual debilidad del comercio internacional en un entorno de prolongadas incertidumbres a escala mundial, que está afectando, en particular, al sector manufacturero de la zona del euro", según el BCE.

Los sectores de servicios y de construcción de la zona muestran su capacidad de resistencia y el mercado de trabajo continúa mejorando.

El BCE espera también que la inflación general se reduzca en los próximos meses y vuelva a aumentar hacia finales de año.

Y prevé que la orientación general de la política fiscal de la zona del euro "siga siendo ligeramente expansiva y respalde la actividad económica".

"Este perfil está determinado, principalmente, por los recortes de los impuestos directos y de las cotizaciones sociales en Alemania y en Francia, aunque también obedece a un crecimiento del gasto relativamente dinámico en otros países", añade el BCE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0