Economía

El Banco de Japon (BoJ) mantiene su política ultraflexible para apuntalar la economía en un momento de incertidumbre

Reflejo de la dede del Banco de Japón (BoJ), en Tokio. Autor: EFE.

El Banco de Japón (BoJ) decidió este jueves mantener su política monetaria ultraflexible para apuntalar la economía en un momento de creciente incertidumbre sobre el panorama mundial por la disputa comercial entre Estados Unidos y China y el Brexit (proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea).

La junta de política monetaria del BoJ decidió al término de su reunión mensual de dos días, por mayoría de 7 votos a favor y 2 en contra, mantener los tipos a corto plazo al -0,1% y su cuantioso programa de compra de bonos estatales "de una manera flexible" para mantener su rendimiento a largo plazo en torno al 0%.

La entidad seguirá así con la adquisición de bonos a 10 años por valor de unos 80 billones de yenes anuales (660.000 millones de euros), y con la compra de fondos cotizados e inmobiliarios para que su cartera engorde a un ritmo anual de 6 billones y 90.000 millones de yenes (55.800 y 836 millones de euros), respectivamente.

Manteniendo su política de ultraflexiblización monetaria, el BoJ aspira a lograr su esquivo objetivo de situar la inflación en el 2% lo antes posible, aunque ya ha reconocido que lograrlo llevará tiempo, ante la situación económica global y nacional, con la subida del IVA del 8% al 10% prevista para el 1 de octubre.

Pese a ello, el BoJ considera que la economía japonesa "seguirá la tendencia de expansión moderada" y que el crecimiento del índice de precios al consumo (IPC), que fue del 0,8% en 2018, "se incrementará gradualmente" hacia su esquiva meta del 2%.

La entidad volvió a señalar a la tensión comercial entre EEUU y China, las políticas proteccionistas de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, y las negociaciones sobre el Brexit como los principales riesgos globales vigentes.

"Se prevé que el riesgo a la baja relativo a las economías extranjeras sea significativo, y también es necesario estar atentos a su impacto sobre el sentimiento de las empresas y los hogares de Japón", señaló la entidad en el informe publicado tras la reunión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.