Economía

EEUU y China, a punto de entrar en la "ronda final" en sus negociaciones

Madrid

Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China han estado en boca de todos en el último año y medio, y ahora parecen estar cerca de resolverse de una vez por todas. Son una de las principales preocupaciones para los mercados y también para muchos economistas, que han avisado durante los últimos meses del impacto negativo que el proteccionismo puede tener en la economía global. El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ha avisado esta semana del peligro que suponen las tensiones comerciales para la economía global, y lo ha avisado mientras publicaba unas previsiones de crecimiento que no eran tan bajas desde la crisis financiera.

Ahora, después de decenas de titulares sobre la evolución de las conversaciones entre Estados Unidos y China, Steve Mnuchin, secretario de Tesoro estadounidense, ha dejado uno que apunta a que el culebrón comercial está llegando a su fin: el estadounidense declaró el sábado, en el marco de las asambleas que ha llevado a cabo el Fondo Monetario Internacional (FMI), que Estados Unidos y China "están acercándose a la ronda final de cuestiones por concluir".

El dirigente estadounidense señaló que esta semana mantendrá dos conversaciones con sus homólogos chinos, para ir cerrando los flecos que queden en las negociaciones, pero se negó a entrar en detalle sobre cualquier acuerdo que se esté cerrando en cuanto a los aranceles.

El estadounidense reconoció que los dos países han acordado que ambos creen una oficina a la que dotarán de "recursos significativos", para gestionar el cumplimiento del acuerdo al que puedan llegar. Ambos países "han asumido compromisos", explicó Mnuchin, quien, además, señaló que Estados Unidos está dispuesta a "aceptar repercusiones" por sus actos si no cumple con los compromisos a los que llegue con el gigante asiático, y que, eso sí, también espera que China esté dispuesta a aceptarlas, en caso de que incumpliese lo prometido.

Después de China, ¿Europa?

No es una novedad que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China no son las únicas que tiene entre manos Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y que, después de hacerlo con el gigante asiático, al estadounidense le tocará el turno de negociar con Europa.

La semana pasada Washington amenazó con imponer aranceles a las importaciones de productos de la Unión Europea por valor de más de 11.000 millones de dólares, y la respuesta de Bruselas no se ha hecho esperar: según publica The Wall Street Journal, la Unión Europea prepara aranceles a las importaciones de 12.000 millones de dólares de bienes estadounidenses, según fuentes del diario conocedoras de las discusiones que están teniendo los reguladores europeos.

Bruselas habría identificado el pasado viernes una lista inicial de bienes que la Unión Europea importa de Estados Unidos, de cerca de 20.000 millones de dólares, entre los que se podrían escoger los que finalmente serán objeto de aranceles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0