Economía

Miedo a la próxima crisis: "No vamos a poder recortar tipos como lo hemos hecho siempre"

  • "Ahora es el momento de abastecernos de papel para el próximo resfriado"
  • "Hay que examinar las alternativas a la política monetaria convencional"
Foto de Dreamstime

La economía de EEUU suma ya cerca de ocho años de crecimiento económico sin descanso, mientras que la tasa de paro está en el 4,1%, mínimos de diecisiete años. Sin embargo, la Reserva Federal mantiene los tipos en un rango del 1 y el 1,25%. En la Eurozona y Japón, aunque el crecimiento económico no ha sido igual de robusto, la situación es parecida, y los tipos nominales a corto plazo están en el 0% o incluso en negativo. Esta situación podría dejar a la política monetaria convencional fuera de combate antes de que comience la próxima crisis. Y los 'señores del dinero' que dirigen los principales bancos centrales temen no tener herramientas suficientes para afrontarla.

John C. Williams, presidente de la Reserva Federal de San Francisco, reconocía en un discurso la semana pasada que "la historia nos enseña que la recesión llegará en algún momento... la realidad económica para las economías desarrolladas ha cambiado y tratar con los retos del futuro va a ser mucho más complejo que en el pasado".

El tipo de interés natural

La caída del tipo de interés natural o de equilibrio, que es el coherente con el pleno empleo y una inflación constante y razonable, impide que la Fed, el BCE o el Banco de Japón (BoJ) eleven el objetivo de los tipos de interés. Si la inflación se encuentra en el 2% y el tipo de interés natural está en el 0,5% (en el 0% para la Eurozona), el rango objetivo de los bancos centrales será de alrededor del 2%, unos dos puntos porcentuales inferior a los tipos vistos en las últimas décadas.

Williams señalaba en su discurso que "si los tipos de interés están en el 2 o el 3% cuando llegue la próxima recesión, la política monetaria convencional habrá perdido gran parte de su fuerza".

Normalmente, en las últimas recesiones los bancos centrales ponían en marcha grandes recortes de tipos y fuertes inyecciones de liquidez. A día de hoy, y tras varios años de crecimiento, los tipos ya están históricamente bajos y los mercados están inundados en liquidez. Los bancos centrales tendrán que dejar en un segundo plano estas políticas.

"No podremos recortar los típicos cinco puntos porcentuales en los tipos para estimular la economía, porque antes de que nos demos cuenta ya habremos alcanzado el límite del cero o zero lower bound", reconoce el máximo mandatario de la Fed de San Francisco.

Nuevas formas de política monetaria

"La Fed, junto con otros bancos centrales, tendrá que considerar la política monetaria no convencional para estimular la economía: tanto el forward guidance (la orientación de la dirección que tomará la política monetaria), los tipos de interés negativos y los programas de estímulos, para volver a poner la economía en marcha", asegura Williams.

Aún teniendo en cuenta todas estas herramientas, los bancos centrales deberían rezar para que la próxima recesión tarde en llegar. En la actualidad, los balances de los mayores bancos centrales del mundo acumulan billones de dólares, euros, yenes o libras en activos, producto de los últimos programas de estímulo. Además, tanto el Banco Central Europeo como el Banco de Japón tienen algunos de sus tipos clave en negativo, por lo que el espacio incluso para usar las políticas no convencionales sería limitado.

Williams cree que ante esta situación existen algunas alternativas como "elevar el objetivo de inflación o cambiar el objetivo de inflación fijo por uno que sea flexible". Esta última herramienta fue tema de discusión durante la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés), y quedó reflejada en las actas de la Fed.

Dicha idea, que ha sido defendido por el ex presidente de la Fed Ben Bernanke, propone un objetivo de inflación flexible que vaya cambiando en función de la inflación presente, pero siempre teniendo como objetivo alcanzar unos precios que crezcan cerca del 2% de media.

Es decir, en épocas como la actual en la que la inflación no alcanza el 2%, los bancos centrales deberían proponer objetivos superiores (temporales) de precios para compensar la baja inflación actual. Si por el contrario la inflación acumula varios trimestres superando el 2%, los bancos centrales deberían establecer un objetivo por debajo del 2% de forma temporal para compensar el exceso de inflación y lograr una media cercana al 2% al final de un determinado periodo.

Williams concluyó su discurso con una analogía: "Sería prudente pasar este período examinando nuestro marco de política monetaria y considerando cómo hacernos más resistentes. Nadie ha encontrado una cura para el resfriado común, pero sí sabemos que un buen lavado de manos, vitamina C y descanso pueden reducir los síntomas y evitar que se propague. Ahora es el momento de abastecerse de pañuelos de papel y asegurarnos de que estamos tan bien preparados como podamos para la próxima recesión".

comentariosforum10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

?¿?¿?¿?¿
A Favor
En Contra

¿lunes 27, viernes 1, entre semana para coger pardillos en Bolsa? Llega la primera tanda de arruinados.

Puntuación 16
#1
1
A Favor
En Contra

Mejor poner el dinero en remojo ésta semana, cuando el río suena...y oye, si luego es mentira, mejor todavía.

Puntuación 16
#2
Box
A Favor
En Contra

Y los alemanes comprando oro como cab.ones!!!

Que grandes😂😂😂😂no se por que!!

Puntuación 22
#3
JMT
A Favor
En Contra

La próxima crisis, como la actual, será una crisis creada y deliberadamente mantenida. ¿ Pero qué clase de crisis es la que se puede superar de un día para otro y de la noche a la mañana ? Todo está fundamentado en evitar el crecimiento de la población a partir de matrimonios homosexuales, abortos, eliminación de las mujeres fuente de la vida y demás maquinaciones tendentes al fin perseguido. Todo un vil montaje, ya descubierto.

Puntuación -5
#4
nicaso
A Favor
En Contra

Evidentemente ninguna. Inundaron el mercado de dinero barato, generaron servidumbres de años y años con endeudamientos infinitos y ahora les falta combustible. Dado el precio infimo del dinero era mejor gastar que ahorrar y las consecuencias estas son. Al final nos dirán que la deuda es impagable y que hay que hacer quitas. Seguramente un tendero de los de antes llevaría las cuentas mejor y no se metería en tinglados de este tipo.

Puntuación 27
#5
dsfds
A Favor
En Contra

Los señores del dinero no sufren crisis como los de abajo...

amos...

Puntuación 17
#6
charliepoison
A Favor
En Contra

Ya estan los agoreros del foro de el economista agurando que esto se va a la ruina y asi llevan desde que se inicio el rally que ha dado 250% de subida, no teneis ni idea compañeros.

Puntuación -1
#7
A Favor
En Contra

Trampa de liquidez si no puedes hacer que la gente gaste o invierta como le quitas el dinero?.? Pues con inflación jajajaj en eso están, la economía regulada fue un desastre pero la economía capitalista de mercado también, ahora todos los agentes endeudados y los otros acojinados y en trampa de liquidez, pues de burbuja en burbuja hasta el colapso final jajajajaj

Puntuación 11
#8
Juan
A Favor
En Contra

La unica solucion es crear dinero con patrón basado en Bitcoin.

Puntuación -4
#9
Ví­ctor
A Favor
En Contra

Los bancos centrales crean burbujas de crédito y pretenden salir de ellas creando nuevas burbujas de crédito y abaratando artificialmente el tipo de interés. Pero llega un momento en que la gente no puede o no quiere endeudarse más y cargar toda su vida con la losa de la deuda.

A ver si vamos saliendo poco a poco del dinero fiar manipulado por los bancos centrales y nos dirigimos a otras alternativas como el bitcoin.

Puntuación -2
#10